Cirugía para eliminar el tumor de mama ¿en qué consiste?

Causas de la aparición de tumores de mama:

Se piensa que los factores hormonales o genéticos son los principales responsables de la aparición de tumores mamarios. Las hormonas que suelen ser responsables de este proceso son estrógenos y progestágenos, detectándose estrógenos en el 80% de los tumores de mama.

Por tanto, las hembras que han sido esterilizadas tienen un nivel muy bajo de estrógenos, por lo que la probabilidad de padecer tumores mamarios es mínima en hembras esterilizadas, sobre todo si la operación ha tenido lugar antes del primer o segundo celo del animal.

Diagnóstico de tumor de mama:

Las perras suelen tener 10 mamas, por lo que el tumor puede afectar a una o varias de éstas. Mediante palpación es posible notar cualquier bulto anormal en la zona. Ante cualquier anormalidad como nódulos, heridas o ulceraciones deberemos acudir a consulta, un diagnóstico precoz ayudará a tener una mejor recuperación.

Si se trata de nódulos pequeños y móviles es muy probable que sea un tumor benigno, pero para confirmar cualquier tipo de diagnóstico es importante hacer una punción del nódulo y ver el tipo celular al microscopio. Este método de diagnóstico puede no ser suficiente y será necesario extirpar el tumor y realizar una biopsia, que nos dará más datos sobre la malignidad, el tipo de células implicadas y la evolución del tumor.

Tratamiento quirúrgico de tumor mamario:

La cirugía, en este caso, resulta importante también como método diagnóstico, ya que a través de la biopsia de esa zona extirpada podremos averiguar el tipo de tumor y el pronóstico del animal, además de conocer si será necesario un tratamiento posterior a la cirugía.

Según el grado de afectación o las sospechas de malignidad, será necesario una mastectomía parcial, en la que se extirpará solo el nódulo o la mama afectada, o una mastectomía total, con la extirpación de toda la cadena mamaria.

En casos graves puede ser necesario extirpar ambas cadenas mamarias y los ganglios linfáticos de la zona, ya que pueden ser un medio de propagación de células malignas.

Esta cirugía es una intervención muy dolorosa para perra y necesitará de cuidados postquirúrgicos como curas y analgésicos para reducir el dolor y evitar complicaciones, pero resulta de mucha importancia para conocer el tipo de tumor y el pronóstico del animal, así como para conocer qué tipo de tratamiento debemos seguir a partir de entonces, siendo necesario en muchos casos de tumores malignos la administración de quimioterapia.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *