Principales alergias en perros

Síntomas principales

La variedad de síntomas que producen los procesos alérgicos son variados, dependiendo, entre otras cosas, de si son alergias puntuales, por ejemplo por picadura de una abeja, o si la exposición es continua, como una alergia alimentaria.

En el primer caso, la alergia por exposición puntual, suelen ser síntomas evidentes, como hinchazón repentina (por edema) de una parte del cuerpo, principalmente cara o extremidades, en casos leves, dolor, picor, e incluso hipotensión o shock en casos graves.

Cuando la exposición al agente que produce la alergia es continua, como en el caso de las alergias alimentarias, solemos ver síntomas dermatológicos, principalmente otitis y dermatitis, que pueden variar de leves a severas y muy extendidas, y síntomas digestivos, como diarreas y vómitos.

Principales alergias

Cuando tenemos sospecha de que un perro padezca alergia, podemos realizar análisis de sangre para ver cuál es el agente o los agentes que la causan.

Como hemos visto, las alergias pueden ser a una gran cantidad de agentes, que solemos englobar en alergias ambientales y alimentarias:

  • Ambientales: las más comunes suelen ser las arizónicas y las gramíneas. Pero también puede haber a ciertas hierbas o árboles, como el olivo. Fuera del grupo vegetal, encontramos también alergias a ácaros del ambiente, como los que suele haber en alfombras o muebles o alergias a picaduras de pulgas, por ejemplo, aunque también puede haber a otros insectos, como cucarachas o incluso epitelio humano, que es poco frecuente.
  • Alimentarias: en este grupo se engloban todos los alimentos, pero los que más alergias suelen ser los alimentos más habituales en los piensos, ya que ha habido mayor exposición a ellos. Estos alimentos pueden ser cereales, como trigo, arroz o maíz, legumbres, como soja o guisantes, pero también carnes, como pollo, ternera o cerdo o pescados.

Esta lista engloba los agentes más habituales, pero no son los únicos.

Es recomendable realizar estos análisis de cara al diagnóstico, pero también al tratamiento, ya que nos orientan del tipo de dieta que puede tomar un perro con cuadros alérgicos. No todos los perros con alergia tienen que comer necesariamente pienso hipoalergénico. En muchas ocasiones, con saber qué alimento le produce alergia y evitarlo con piensos que no lo tengan en su composición, es una medida válida. Pero siempre hay que adaptarlo a cada caso.