Seborrea en perros: Causas y tratamiento

¿Qué es la seborrea?

La seborrea es un problema bastante común en muchos perros que afecta a su cuero cabelludo. Las glándulas sebáceas que hay en la piel producen más cantidad de sebo de lo normal, lo que da lugar a la formación de escamas y costras y, en general, un exceso de grasa en la piel.

Este exceso de grasa suele afectar más a determinadas zonas del cuerpo canino, como cara, torso y patas. Estas escamas y exceso de sebo hacen que el animal tenga un olor desagradable, prurito y una mayor predisposición a sufrir infecciones de piel.

¿Por qué se produce?

En la mayoría de casos la seborrea es un síntoma secundario a otras enfermedades, pero también puede aparecer de forma primaria, sin ninguna enfermedad que la provoque, lo que tiene un peor tratamiento y suele tener origen hereditario, siendo más frecuente en algunas razas.

Las enfermedades primarias que suelen cursar con seborrea son:

  • Alegias: alimentarias o ambientales.
  • Hongos y levaduras que afecta a la piel.
  • Enfermedades hormonales (Cushing, hipotiroidismo…).
  • Parásitos externos (pulgas, ácaros).
  • Trastornos metabólicos.
  • Alimentación de mala calidad.
  • Enfermedades pancreáticas.
  • Enfermedades autoinmunes.

Los tipos de seborrea que existen

Aunque la causa de seborrea puede ser primaria o secundaria, diferenciaremos 2 tipos de seborrea principalmente, aunque pueden aparecer a la vez ambos:

  • Seborrea seca: en este caso observaremos costras y escaras como caspa sobre la piel del animal. Puede apreciarse fácilmente a simple vista y suele aparecer en las etapas más iniciales, no causando otros síntomas de importancia.
  • Seborrea oleosa: este tipo de seborrea aparece en etapas más avanzadas y se puede observar falta de brillo en el pelaje, aspecto aceitoso o grasiento de la piel y el pelaje, mal olor y prurito intenso. Este exceso de sebo produce picor y el perro al rascarse se puede provocar heridas, que se infectarán fácilmente con bacterias, agravando los síntomas. También pueden aparecer otros microorganismo oportunistas como levaduras, que también van a empeorar el
    cuadro.

Diagnóstico

Podemos observar inmediatamente si existe seborrea al ver las escamaciones en la piel del animal pero es importante conocer la causa de este exceso de sebo, para ello será necesario acudir a consulta y hacer diferentes análisis en piel como raspados, cultivos o lo que sea necesario para
llegar al diagnóstico.

En el caso de que se trate de una seborrea primaria o hereditaria se llegará al diagnóstico tras descartar resto de causas, sobre todo en razas más predispuestas.

Tratamiento

Para tratar correctamente la seborrea canina debemos conocer la causa pero en las etapas iniciales y en seborreas hereditarias es muy importante el uso de champús antiseborreicos específicos y de calidad.

El uso de suplementos específicos como aceite de salmón alto en ácidos grasos es útil en casos de seborrea y pueden ayudar a reparar la piel dañada y mejor el aspecto del pelaje, sin olvidar de dar una alimentación de calidad.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *