Primperan en perros

 Qué es el Primperan

El Primperan es el nombre comercial del fármaco Metoclopramida. Éste se usa para tratar síntomas digestivos, principalmente el vómito. Hace unos años no existían alternativas para uso exclusivo en animales, por lo que se empleaba el Primperan, pero ahora disponemos de medicamentos de veterinarias elaborados con este principio activo.

Siempre que haya que administrar un medicamento, debemos consultar con un veterinario para que evalúe cuál es la mejor opción de tratamiento para nuestro perro, ya que puede haber otras opciones. Igual que sucede con las dosis, ya que tendemos a pensar que las dosis se calculan en proporción a lo que tomamos nosotros por lo que pesamos y que a partir de ahí, con lo que pesa nuestro perro, podremos calcularlo, pero en general las dosis varían mucho entre perros y personas, por lo que siempre consulta a tu veterinario la dosis antes de administrar ningún medicamento.

Causas de vómito en perros

Las causas de vómitos pueden ser varias:

  • Gastritis
  • Pancreatitis
  • Obstrucción intestinal
  • Intoxicación
  • Anestésicos
  • Efecto secundario de otros medicamentos
  • Problemas renales
  • Enfermedades neurológicas

En general, el vómito sigue una progresión, que es más o menos rápida, ya que primero aparecen las náuseas, que son esa sensación de estar “revuelto”, con ganas de vomitar. Después aparecen las arcadas, esos movimientos bastante bruscos que se hacen con el abdomen y finalmente el vómito, que es la expulsión del contenido por la boca.


¿Siempre se tratan?

En ocasiones, los vómitos son muy severos, ya que se producen muchos vómitos con poca frecuencia o no remiten con el tratamiento.

Debemos siempre vigilar la frecuencia con la que se producen, ya que si es una vez al día durante 2 días, pero el perro está animado, tiene apetito y retiene el líquido que bebe sin vomitarlo, no sería un episodio grave. En cambio, si el perro vomita cada media hora, está decaído, no tiene interés por la comida y cada vez que bebe agua la vomita, debemos acudir lo antes posible al veterinario para que instaure el tratamiento que considere o que realice las pruebas diagnósticas necesarias. Los vómitos, como he comentado, pueden dar lugar a deshidratación y alteraciones de algunos electrolitos, como el potasio. Por este motivo es tan importante tratar el vómito correctamente.


Si tengo que tratar con Primperan

La dosis de Primperan debe ajustarla el veterinario en función de la severidad de los vómitos y el peso del perro. En la clínica, se puede inyectar para que haga efecto más rápido, pero en casa lo habitual es administrarlo por vía oral. Se puede dar un jarabe por vía oral. Lo interesante de esta vía es que el perro ya tolere líquidos, ya que si no, corremos el riesgo de que vomite antes de que le haga efecto. Por este motivo, la administración mediante inyección es preferible cuando hay muchos vómitos.


¿Cuándo puede beber y comer?

El manejo dietético y de la ingesta de agua es muy importante. Tendemos a pensar que, después del vómito, como el perro suele querer ir a beber agua, y además suelen beber bastante, es lo correcto. Pero es justo al contrario, si tenemos un estómago dañado y en él entra una cantidad de agua considerable, lo habitual es que se vuelva a producir el vómito. Por este motivo, es preferible que el perro vaya bebiendo muy poca cantidad, cada poco tiempo. De esta manera, veremos si es capaz de retener pequeñas cantidades de líquido en el estómago e ir dando tiempo a que se vaya recuperando.

De igual modo haremos con la comida. Una vez que nos hemos asegurado de que tolera el agua, intentaremos ver qué sucede con la comida. Siempre ofrecer primero y si no quiere, no forzar. Y dar en pequeñas cantidades de manera frecuente es mejor que ofrecer su ración habitual es una o dos veces al día.


Reacciones adversas.

Otro de los efectos del Primperan, además del antiemético (parar el vómito), es el procinético, es decir, aumentar el movimiento del intestino. Por este motivo, puede suceder que un perro que toma primperan, defeque con más frecuencia, incluso con algo menos de consistencia.

Existe además un efecto secundario neurológico por la administración de Primperan, que produce síntomas como descoordinación, temblores, inquietud, agresividad, etc. Si sucede, hay que comunicarlo inmediatamente al veterinario, que te dirá cómo proceder.


Alternativas al Primperan

Existe otro principio activo que se emplea con mucha frecuencia, el Maropitant. Este fármaco, de uso exclusivamente veterinario, se emplea con frecuencia, debido a que se aplica una vez al día y es bastante efectivo en el control de los vómitos.

 

Si tu perro comienza a vomitar, puedes valorar cada cuánto lo hace y si hay una causa que lo desencadene ( beber mucha agua, si vomita sólo cuando come pollo pero otros alimentos los tolera, etc.). Si el vómito es frecuente y el perro tiene cambios en su estado de ánimo, te recomiendo acudir a tu veterinario sin demora, para poder tratarlo cuanto antes.

No es recomendable administrar infusiones caseras ni fármacos sin pautar por un profesional veterinario.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *