Piedras urinarias en perros

¿Por qué se forman?

Existen varios factores que influyen en la formación del cálculo, pero están relacionados con la composición de la orina, en cuanto a densidad, acidez o infecciones frecuentes.

Cuando se dan esas condiciones, se van formando cristales microscópicos, que se van uniendo entre sí y van formando la piedra, o urolito.

Los cristales ya van dañando la pared de la vejiga y se puede producir incluso sangrado en la orina. Pero los cristales o piedras, además de ir erosionando y lesionando la pared de la vejiga, pueden salir de ésta y quedarse atrapados en la uretra, que es un conducto fino que transporta la orina desde la vejiga hasta la salida del pene o la vulva, para poder orinar. Si el cálculo se queda en la uretra y no puede avanzar, da lugar a una obstrucción urinaria, una situación que hay que resolver de manera urgente, mediante sondaje de la uretra para liberar la orina que se va formando en la vejiga, no sólo por la molestia que le produce al perro, sino por el riesgo de desarrollar una lesión en el riñón.

Tipos principales de cálculos urinarios

Existen varios tipos, pero los que se forman con más frecuencia son:

  • Estruvita
  • Oxalato cálcico
  • Cistina
  • Urato

Cálculos renales

Aunque es menos frecuente, también se pueden formar cálculos en los riñones, lo que puede llegar a ser muy grave, porque el cálculo puede obstruir la salida de la orina por el uréter, que es el conducto que lleva la orina desde el riñón hasta la vejiga, por lo que el daño renal se produce mucho antes.

Tratamiento

Dependiendo del tipo de cálculo, si no son de un gran tamaño, se puede intentar que se disuelvan y se eliminen en forma de arenilla con la orina. Pero hay algunos tipos que hay que extraerlos mediante cirugía, no sólo por el tipo de cálculo, sino por el tamaño y el riesgo de infección.

Prevención

Los perros que hayan sufrido alguna vez cálculos urinarios, deben tomar un pienso especial, e incluso específico para cada tipo de cálculo, ya que la tendencia a formarlos será siempre alta y puede que, incluso, haya que volver a operarle si no se lleva a cabo esta alimentación específica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *