Patología renal crónica

¿Qué es la insuficiencia renal?

En esta enfermedad los riñones se ven afectados y no pueden desarrollar su función correctamente. Este problema puede afectar a perros de cualquier edad, pero es más común en perros de avanzada edad.

Se puede diferencia entre:

  • Insuficiencia renal aguda: este tipo aparece de forma brusca y puede llegar a revertirse.
  • Insuficiencia renal crónica: el riñón suele estar dañado durante meses pero ha encontrado la forma de regular la descompensación, hasta que llega el momento que no puede hacerlo y aparecen los síntomas más evidentes. Irreversible.

Causas que pueden provocarla:

Las causas también dependen del tipo de insuficiencia renal, por tanto, la insuficiencia renal aguda puede aparecer por:

  • Intoxicación.
  • Infección.
  • Deshidratación grave.
  • Flujo sanguíneo anormal en los riñones: causado por problemas cardíacos en muchas ocasiones.
  • Parásitos: como leishmania o erhlichia.
  • Obstrucción urinaria: causada por cálculos o tumores.

Si estas causas de insuficiencia renal aguda perduran en el tiempo, el riñón puede dañarse de forma irreversible, dando lugar a una insuficiencia renal crónica. La insuficiencia renal crónica es más común en perros mayores pero puede aparecer en animales jóvenes por anomalías genéticas.

Síntomas comunes:

Los síntomas pueden no ser evidentes al principio y, en muchas ocasiones, cuando se llega al diagnóstico, el animal está bastante deteriorado. Entre los síntomas más frecuentes encontramos:

  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Apatía.
  • Polidipsia y poliuria (aumento de ingestión de agua y de la cantidad de orina).
  • Incoordinación.
  • Anemia.
  • Pérdida de peso rápida.
  • Aliento característico (amoniaco).

Diagnóstico y tratamiento:

Ante la aparición de cualquiera de los síntomas anteriores en importante acudir a consulta para realizar análisis sanguíneos principalmente. Si el problema se confirma será necesario identificar la causa que provoca el daño renal.

Si estamos ante una insuficiencia renal aguda será necesario un tratamiento intensivo para intentar recuperar la función renal y eliminar la causa primaria (parásito, bacteria, obstrucción…).

Si se trata de una insuficiencia renal crónica, además del tratamiento de fluidos, habrá que empezar un tratamiento a largo plazo que disminuya la presión sanguínea y vigilar la dieta, siendo necesario una alimentación con proteína de calidad.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *