Miasis en perros, ¿de qué se trata?

¿Qué es la miasis?

La miasis es una enfermedad parasitaria que consiste en el depósito de larvas de varias especies de moscas, sobre los tejidos orgánicos.  Normalmente, esto suele ocurrir como consecuencia de una primera lesión, ya que no es habitual que las larvas colonicen tejidos sanos. Por lo tanto, podemos hablar de la miasis como una consecuencia a una lesión primaria.

¿Cómo detectamos que nuestro animal tiene miasis?

Básicamente, el diagnóstico se realiza de forma visual. Suele ser evidente a simple vista la presencia de estas larvas. No obstante, suele ser frecuente, en razas de pelo largo y denso, que los gusanos se encuentran bajo la capa de pelo y no son evidentes a simple vista.
Por otra parte, suelen cursar con dermatitis u otras lesiones asociadas, así que los síntomas serán los asociados a este proceso. En este sentido, podremos observar :
  • Piel enrojecida y eritematosa
  • Dolor y escozor en la zona
  • Piel húmeda
  • Mal olor

Tratamiento

El tratamiento consiste básicamente en remover los parásitos de la piel, todos los que sean posibles. Asimismo, pueden utilizarse tratamientos tópicos antiparasitarios y preventivos, que van a impedir que nuevas moscas depositen sus larvas en la zona.  Esta parte del tratamiento es fundamental puesto que son frecuentes las recaídas en estos casos.
Por otra parte,  será necesaria la administración de tratamiento para controlar la infección y el dolor. Está recomendado el uso de antibióticos tópicos y sistémicos, así como analgésicos.

Como prevenir la aparición de miasis en perros

Las miasis no son demasiados frecuentes, y suelen estar asociadas a animales muy descuidados o con dificultad para el movimiento.
La mejor forma de prevenir esta enfermedad es :
  • Controlar a los animales de forma frecuente, en caso de que el perro se encuentre en una finca ajena al domicilio, es conveniente acudir a ver al animal al menos una vez al día. Esto es especialmente importante en los meses cálidos, cuando más riesgo de infección existe.
  • Usar repelentes antiparasitarios, tanto artificiales como naturales. El uso de ciertas plantas como la citronela han demostrado tener actividad para repeler ciertos insectos, por lo que puede ser interesante cultivar alguna planta alrededor de la caseta donde duerma el perro.

Juan Vázquez 

Médico Veterinario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *