Mi perro tiene mal aliento, ¿por qué?

Para poder conseguir esta higiene se necesita un cuidado diario, si no se realiza nuestro perro puede sufrir diferentes problemas dentales como gingivitis y periodontitis, caída de dientes, mal aliento y otros problemas más graves como endocarditis.

 

¿Qué problemas dentales podemos encontrar y cómo ocurren?

Entre los problemas dentales más característicos de una deficiente higiene oral encontramos los mismo que afectan a personas:

  • Proliferación de bacterias en la boca, conocida como placa dental.
  • Sarro, consecuencia de la continua acumulación de placa dental que llega a cristalizar y endurecerse sobre los dientes.
  • Gingivitis, debida a la retracción de las encías provocada por el sarro, pudiendo quedar la raíz dental al descubierto.
  • Periodontitis, que es la evolución de la gingivitis, afectando al hueso cercano y otras estructuras más internas.

 

¿Qué síntomas podemos observar?

Al principio, puede ser visible en la línea gingival (unión de la encía y el diente) una pequeña inflamación. Si no se pone solución la placa seguirá acumulándose dando lugar a:

  • Mal aliento (halitosis).
  • Enrojecimiento de encías.
  • Sangrado de encías.
  • Formación de sarro (placa marrón).
  • Úlceras gingivales.
  • Caída de dientes.
  • Dolor y, por tanto, pérdida de apetito.
  • Pus.
  • Hipersalivación.
  • Infecciones en otras localizaciones: endocarditis (dando lugar a problemas cardíacos).
  • Problemas digestivos.

 

Causas más comunes de la aparición de sarro:

Hay algunas razas más propensas a que formen sarro. Por lo general, los perros de raza pequeña tienen más tendencia a padecer problemas dentales. Esto puede ser debido a una mayor alimentación con comida húmeda o tamaño de croqueta menor, por lo que mastican menos el alimento.

Otras de las causas posibles es la acidez de la saliva y el tamaño y conformación de los dientes, que hacen que se acumule comida y bacterias con mayor facilidad en perros de menor tamaño.

 

Prevención y tratamiento:

Si el animal presenta ya gran cantidad de sarro y gingivitis la única solución es someterlo a una limpieza dental con anestesia general. En estos casos será conveniente dar, antes de la limpieza, varios días de antibiótico para reducir al máximo la carga bacteriana.

Una vez eliminado este sarro y las piezas dentales que sean necesarias, se puede empezar con la higiene dental desde cero para prevenir que se repita el problema.

El mejor método para prevenir la formación de sarro es el cepillado diario. Existen en el mercado una gran gama de pastas dentríficas especiales para nuestras mascotas. Estas pastas contienen enzimas para ayudar a la eliminación de la placa dental y las pueden ingerir sin problema. Algunos perros son más reacios al cepillado, por lo que existen otros productos que se pueden usar para mantener la salud dental, por ejemplo:

  • Algas: se trata de un pulverizado de algas que se añaden al alimento y reducen el mal aliento y formación de placa.
  • Spray dental: es un líquido antiséptico que se pulveriza sobre la encía del animal sin necesidad de cepillado.
  • Colutorio: líquido antiséptico (similar al spray) que se mezcla con el agua de bebida y favorece la eliminación de bacterias y el buen aliento.
  • Sticks dentales: palos dentales que favorecen la masticación y ayudan a la eliminación de la placa dental. Existe una gran variedad en el mercado.
  • Huesos recreativos: huesos de gran tamaño que necesitan masticar y ayudan a eliminar la placa y el sarro.
  • Juguetes especiales para favorecer la masticación.
  • Piensos especiales: algunas marcas de pienso tienen gamas específicas para ayudar a la salud dental. El punto más importante es el tamaño de la croqueta, deberá ser lo más grande que al animal acepte para que así tenga que masticarla.

Mantener una correcta higiene dental es importante para que nuestro perro tenga una buena salud.

 

Irene Martínez

Médica veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *