Mi perro siempre está ladrando ¿por qué?

¿Por qué razones pueden ladrar?

El ladrido es el lenguaje habitual del perro y puede usarlo en muchas ocasiones:

  • Para comunicarse: es una forma habitual de comunicarse entre ellos.
  • Para jugar: como el gruñido, el ladrido puede ser indicativo de juego.
  • Por miedo: acompañados de otros signos corporales.
  • Como defensa y guarda: típico en perros de guarda, como aviso.
  • Por ansiedad por separación: en estos casos sí deberemos ponernos en manos de un especialista que nos ayude a solucionar el problema.
  • Territorialidad: en caso de perros muy territoriales este ladrido puede significar los mismo que en el caso de los perros de guarda.
  • Frustración: cuando no consiguen lo que quieren es habitual que ladren y lloriqueen.
  • Para demandar atención: en muchos casos es un comportamiento reforzado por nosotros.
  • Dolor: puede ir acompañado de aullidos y lloros.

¿Cómo evitar ese ladrido?

El primer paso para reducir y evitar estos ladridos es saber la causa y solucionar los problemas, tantos conductuales como físicos o emocionales que los provoquen.

Esta solución va a depender de la razón del ladrido, pero en los casos que la causa sea un problema de comportamiento como la ansiedad por separación, el estrés o las conductas repetitivas, deberemos ponernos en manos de un etólogo o adiestrador canino para un mayor éxito.

Lo más importante es evitar el castigo y las situaciones que desencadenen en estrés y frustración. En muchos casos, un aumento de la duración de los paseos o mayor nivel de ejercicio puede ser suficiente para que el animal esté más tranquilo y relajado.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *