Mi perro está llorando: 3 razones principales

¿Por qué llora mi perro?

Es normal que en la etapa de cachorro el perro llore en exceso, de esta manera llama la atención de su madre. Con la edad, este comportamiento se suele dar en determinadas situaciones como por ejemplo:

  • Ansiedad por separación y miedo: esta es una de las causas más probables. Sucede en animales que tienen pánico a quedarse solos en casa y, cuando el propietario se va, comienzan una serie de conductas indeseadas como ladridos, lloros, destrucción de muebles, etc. Es necesario eliminar este tipo de conducta, no solo por los problemas que suele ocasionar con los vecinos, si no para ayudar al bienestar del perro, que lo pasa realmente mal cuando está solo. Es recomendable acudir a un profesional que os ayude en el proceso. El llanto puede ser también una reacción hacia una situación de miedo.
  • Dolor y problemas cognitivos: es normal que en situaciones de dolor y malestar el perro llore. De esta forma llaman nuestra atención y nos hacen saber que no se encuentran bien. Si además de ésto, observas otros síntomas que indiquen dolor o enfermedad como fiebre, vómitos o diarrea, pasa más tiempo tumbado o pérdida de apetito, es importante que acudas a tu veterinario habitual para realizar una revisión e identificar la causa de ese dolor. También puede darse con más frecuencia en perros de edad avanzada.
  • Hambre o sed: no todos los perros recurren al llanto para pedirnos comida o agua, pero algunos sí lo hacen como forma de comunicar esta necesidad. Este comportamiento no debería ocurrir si se alimenta al animal con la cantidad de comida adecuada para él, pero puede aparecer en animales con mucha ansiedad por la comida.

¿Cómo lloran los perros?

Los perros no son capaces de llorar como lo hacemos nosotros, es decir, ellos no producen lágrimas pero si que emiten unos gemidos, similar al sonido de un llanto o un aullido.

¿Cómo hacer que un perro no llore?

Los perros pueden llorar en diferentes ocasiones, sobre todo de cachorros para llamar la atención de la madre pero, cuando están en la etapa adulta pueden llorar también en casos de ansiedad por separación, miedo o dolor. Para evitar que el perro llore en exceso podemos seguir varios pasos:

  • Si ese lloro es por miedo es importante tranquilizar al animal, hacerle entender que no hay motivo para tener miedo e intentar positivizar aquello que le causa miedo.
  • Si lloran cuando está solo en casa, es decir, por ansiedad por separación, es necesario empezar poco a poco con salidas cortas, no ser excesivamente efusivo al irte de casa o al volver. Es importante que antes de quedarse solo el animal haya satisfecho sus necesidades (físicas y fisiológicas). Prepara un circuito de chuches y juguetes interactivos en casa para que esté un buen rato distraído.
  • Siempre hay que descartar cualquier problema físico si nuestro perro empieza a llorar repentinamente, puede deberse a dolor articular.

Además de estas razones, existen otras que pueden explicar por qué nuestro perro llora, todas ellas van encaminadas a llamar nuestra atención, por lo que este comportamiento puede deberse a una conducta aprendida desde cachorro, cuando éste llamaba la atención de su madre.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *