Hongos en los perros: Síntomas y Tratamientos

Síntomas y diagnóstico de las infecciones fúngicas en los perros

Como adelantamos, las infecciones por hongos suelen darse de forma secundaria a algún proceso patológico que curse con una bajada de defensas o una alteración de la integridad de la epidermis. En este sentido, los síntomas, en muchas ocasiones, van a estar relacionados con la enfermedad primaria. No obstante, de forma general, podemos hablar de los siguientes síntomas:

  • Piel roja y enrojecida.
  • Mal olor y exudados.
  • Alopecias, a menudo circulares y distribuidas por todo el cuerpo del animal.
  • Descamación y cambios de color en la piel.
  • Picor, de intensidad variable.

El diagnóstico se puede llevar a cabo de varias formas. La más eficaz, es mediante un cultivo tras la recogida de una muestra de tejido.  Esta muestra se cultiva en un medio especifico, y tras un periodo de incubación, se obtiene el resultado que confirma o no la presencia del hongo, así como su variedad. No obstante, esta herramienta no es inmediata, y los resultados pueden demorarse varios días.

Otros métodos más rápidos, pero menos eficaces, son la observación directa mediante lampara de Wood, o el análisis de la muestra de tejido al microscopio. La elección de uno u otro estará sujeta al criterio del veterinario clínico.

Tratamientos para los hongos caninos

El tratamiento de los hongos en las mascotas, irá encaminado a tratar la causa primaria, cuando esta exista. Si, por ejemplo, los hongos están causados por una dermatitis atópica, habrá que tratar esa dermatitis en primer lugar para que el posterior tratamiento antifúngico sea eficaz.

En los casos en los que se haya tratado la causa primaria, o los hongos sean por si mismos los causantes de la enfermedad, está indicado el uso de tratamiento antifúngicos.

De forma variable y en función de la gravedad del cuadro clínico, este tratamiento se podrá instaurar de forma tópica, a base de cremas o pomadas, o bien vía sistémica, a través de comprimidos.

Carácter zoonótico de los hongos de los perros

Esta enfermedad tiene carácter contagioso para los humanos, es decir, es una zoonosis. Si bien es cierto que no suele ocurrir con frecuencia, puede afectar a niños, ancianos, o personas con algún tipo de trastorno inmunomediado.

En caso de que una persona conviva con un perro con hongos, conviene tener unos ciertos cuidados para prevenir el contagio.

Por ejemplo, debemos de limitar el contacto con el animal mientras que la infección por hongos esté activa. Esto no quiere decir que haya que mandar al perro al sótano, pero evitaremos restregarnos contra él. No hay problema en acariciarlo, pero si resultaría conveniente realizar un correcto lavado de manos tras el contacto.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *