Frutos secos: ¿cuáles puede comer mi perro?

¿Los frutos secos pueden tener algún beneficio para mi mascota?

Los frutos secos contienen una gran cantidad de proteínas y grasas que son saludables y también son altos en ácidos grasos, hierro, calcio y vitaminas. También contienen un gran porcentaje de fibra que es beneficiosa para la digestión.

Sin embargo, lo que a nosotros nos puede resultar beneficioso puede provocar graves problemas de salud en nuestro perro, ya que no todos los frutos secos son adecuados para ellos y algunos son incluso tóxicos para ellos.

¿Qué riesgos tiene para mi perro?

Los riesgos principales para los perros son:

  • Obesidad: los frutos secos son altos en calorías y grasas, siendo más calóricos que otras golosinas específicas para los perros.
  • Pancreatitis: el alto contenido en grasa puede provocar problemas digestivos y pancreatitis.
  • Hipertensión: causado por el alto contenido en sal que tienen algunos frutos secos, contraindicados en caso de insuficiencia cardíaca o renal.
  • Recubrimientos tóxicos: algunos frutos secos están cubiertos de chocolate o caramelo, también inadecuados para los perros.
  • Atragantamiento u obstrucción: en perros pequeños o si ingieren frutos con cáscara, existe el riesgo de obstrucción intestinal.

¿Qué frutos secos puede comer?

Los frutos secos siempre deben darse en pequeñas cantidades, al natural y sin cáscara, de esta forma no suele haber ningún problema por su consumo.

Entre los frutos secos que pueden comer nuestros perros encontramos:

  • Cacahuete: se trata de una legumbre considerada fruto seco y no suele provocar problemas en el perro, salvo en algunos animales alérgicos (raro). Seguro que también le encanta la mantequilla de cacahuete (recordar que sea baja en sal).
  • Anacardos: este fruto es alto en grasa y se recomienda no ofrecerlo en crudo (contiene urushiol que puede ser tóxico).
  • Avellanas: no son tóxicas pero hay que tener precaución con la cáscara.

¿Qué frutos secos son tóxicos para mi perro?

Existen otros frutos secos que no son tóxicos pero es preferible no incluirlos en la dieta de nuestro peludo, ya que su contenido en grasa es muy alto (almendras y pistachos) y existen otros frutos secos que pueden ser tóxicos además, como es el caso de las nueces.

Las nueces son altas en grasa y, además, su cáscara hace que sean peligrosas en caso de ingestión ya que pueden provocar obstrucciones digestivas con facilidad.

La nuez de macadamia es el fruto seco más tóxico para nuestro perro, incluso si las ingiere en pequeñas cantidades. Esto es provocado por una toxina de origen desconocido que puede causar problemas neurológicos graves.

En resumen, aunque los frutos secos son una importante fuente de nutrientes y una deliciosa chuche para nuestro perro, es más recomendable optar por otras golosinas más sanas y específicas para ellos.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *