¿Es peligroso que mi perro beba agua de mar?

¿Por qué es mala el agua de la playa para los perros?

El agua marina contiene altas cantidades de cloruro de sodio (sal común) que, al ser ingerida, puede aumentar excesivamente la concentración sanguínea de sodio, provocando una intoxicación en la mayoría de animales.

Además del problema que causa el alto contenido en sal, el agua de la playa también tiene altas concentraciones de toxinas, microorganismos y algas, lo que puede ser también perjudicial en caso de beber en exceso.

¿Qué hacer si mi perro ha bebido agua de mar y se ha intoxicado?

Con el ejercicio y el calor es posible que el perro tenga la necesidad de beber agua y lo haga directamente del mar. No pasa nada si pega un pequeño trago, el problema aparece si bebe continuamente.

La intoxicación puede ser más o menos graves según los síntomas que observemos pero, en algunos casos, puede ser necesario acudir a consulta para evitar que se agrave.

Síntomas que muestran los perros intoxicados por beber agua de la playa

Los síntomas más comunes de este intoxicación son:

  • Diarrea acuosa y explosiva.
  • Deshidratación por el alto contenido en sodio.
  • Mareo.
  • Vómitos.
  • Decaimiento.
  • Inquietud.

Por tanto, el perro al tener sed intentará hidratarse bebiendo agua de mar pero este tipo de agua deshidrata más al animal, lo que puede ser muy peligroso, sobre todo en los días calurosos del verano, pudiendo llegar a sufrir un golpe de calor y deshidratación extrema.

¿Qué hacer si mi perro ha bebido agua de mar y se ha intoxicado?

Si el perro ha bebido un poco de agua y tiene diarrea pero su estado de ánimo es normal no hay por qué preocuparse, lo ideal es llevarlo a un lugar tranquilo, con sombra y ofrecerle agua potable para que se hidrata correctamente.

Puede que sufra diarrea durante unos días ya que la flora bacteriana se ha dañado mucho con los altos niveles de sodio, pero con dieta blanda y astringente (arroz hervido o patata con pollo hervido) durante unos días hasta que las heces sean normales, será más que suficiente. También puede ayudar más darle probióticos durante unos días.

Por el contrario, si vemos que el perro está decaído y las diarreas son muy frecuentes o, en el caso de perros mayores o cachorros, es necesario acudir a consulta para un tratamiento de soporte con suero, antidiarreicos y análisis sanguíneos para controlar niveles de sodio y descartar posibles problemas renales, hipertensión, etc.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *