El tercer párpado en perros: todo lo que debes saber

¿Qué es el tercer párpado?

Los perros poseen 2 párpados externos, el párpado superior y el inferior, recubiertos de pelo, y el tercer párpado, que es una fina membrana que se encuentra en la zona del lagrimal del ojo del perro y protruye (o se extiende hacia el ojo) cuando el perro cierra el ojo, por ejemplo cuando está dormido, o cuando tiene alguna patología ocular.

Su función es la de proteger el ojo de agresiones externas, que podría tener la función de “barrer” el ojo cuando hay un agente externo dentro del ojo. Además, cuando hay úlceras o heridas en la córnea, protege esa herida al cubrirla.

Otra de sus funciones es la de hidratar el ojo, ya que posee glándulas lagrimales que segregan lágrima y mantienen el ojo hidratado, entre otras glándulas lagrimales que posee la estructura del ojo.

¿Qué significa que veamos el tercer párpado?

En un ojo sano, el tercer párpado no se ve, sino que permanece en la zona del lagrimal. Es frecuente que, cuando un perro se despierta, permanezca unos minutos con esta membrana algo visible, pero va despareciendo a medida que va despertando.

En cambio, cuando hay patologías en el ojo, hemos comentado que el tercer párpado puede tener una función protectora, por lo que sí lo vemos.

Es un motivo de consulta frecuente que los propietarios veis esta membrana y, además, el perro suele tener el ojo más cerrado de lo habitual y con una producción excesiva de lágrima.

Si esto sucede, puede significar varias cosas:

  • Cuando el tercer párpado protruye puede indicar la aparición de un problema ocular, lo más habitual suele ser un cuerpo extraño, una úlcera o una conjuntivitis, aunque también puede verse cuando el perro padece una enfermedad sistémica que, por ejemplo, puede producir fiebre o dolor.
  • Si el tercer párpado se evierte, es decir, se “da la vuelta”, podemos ver un pequeño abultamiento en la zona del lagrimal, que se corresponde con la glándula lagrimal del tercer párpado y esto es frecuente en alguna razas que tienen el párpado inferior caído. En este caso, el tratamiento suele ser quirúrgico.

Si ves que tu perro tiene el tercer párpado visible, lo mejor es que acudas a tu veterinario, ya que puede que no tenga nada, pero lo mejor es quedarse tranquilo y que lo valore un profesional.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *