El embarazo psicológico canino

También se le conoce como pseudogestación y por lo general inicia aproximadamente un mes y medio-dos meses después del celo de la perra, sin que necesariamente haya existido una monta. 

Causa:

El embarazo psicológico en perras no esterilizadas es en realidad un reflejo de su instinto de supervivencia: esta condición no es exclusiva de los perros, se da en más especies en estado salvaje, como por ejemplo los lobos. De esta manera, cuando una hembra de la manada tiene una camada y no puede o no quiere hacerse cargo de ella, el resto de hembras, si tienen embarazo psicológico pueden amamantar a los bebés para salvarlos.

Es un proceso normal y forma parte del ciclo de la perra, pero siempre hay que estar atentos pues si no se lleva a cabo de buena manera pueden aparecer problemas de salud y de comportamiento.

Síntomas

Durante el embarazo psicológico, el cuerpo de la perra sufre los cambios típicos de un embarazo real:

  • Hinchazón de las mamas
  • Producción de leche
  • Abdomen abultado
  • Aumento de peso
  • Flujo vaginal

Cambios psicológicos

Al tratarse de un cambio hormonal, las perras se verán:

  • Nerviosismo general, la perra no parece estar tranquila nunca
  • Problemas de alimentación muy variados, desde pérdida de apetito hasta anorexia y bulimia
  • Gemidos y lloros constantes
  • Preparación del lecho donde se ubicarán los cachorros
  • Instinto maternal desmesurado: suelen adoptar algún objeto, generalmente un juguete y lo cuidan como a un hijo.
  • Cambios de humor: inseguridad, agresividad, tristeza, miedo.

Vania García

Médica Veterinaria, especialista en comportamiento animal

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *