Descubre por qué no debes dejar que tu perro te bese en la cara

¿Por qué mi perro quiere lamerme la cara?

El perro no puede comunicarse con nosotros con palabras, pero si que lo hace con diferentes comportamientos y un lenguaje no verbal, entre el que destaca el lamido.

  • Lamido para mostrar afecto: este lamido es una forma de mostrarnos su afecto y es un comportamiento que lo hacen desde muy temprana edad y que lo aprenden de la madre.
  • Curiosidad: los perros no tienen manos como nosotros para tocar y reconocer objetos, en este caso su boca ejerce, en muchos casos, esta función. Por esta razón, comportamiento como el lamido o mordisquear objetos, es muy útil para conocer su entorno. Lamernos las manos o la boca le aporta mucha información, y si hemos comido hace poco, mucho mejor para ellos.
  • Limpieza: esto ocurre sobre todo en el caso de perras que lamen a sus cachorros para mantenerlos limpios, pero también puede extrapolarse este comportamiento hacia las personas.
  • Sumisión: los perros suelen lamer a los líderes de la manada para demostrar su sumisión.

Por esta razón, el lamido es muy importante para nuestra mascota y tampoco debemos de prohibirlo pero debemos tener cuidado de que no lama ciertas zonas como la cara o nuestra boca, ya que pueden ser vehículos de ciertas enfermedades, sobre todo en el caso de animales que no están correctamente desparasitados.

¿Por qué debo evitar que me lama la cara?

La creencia popular es que la saliva de los perros tiene ciertas proteínas en su saliva que pueden ayudar a curar ciertas heridas y esto es verídico, pero se debe tener en cuenta otros inconvenientes de que los perros nos laman cara y boca:

  • Bacterias en la boca: la mayoría de perros albergan en su boca una alta cantidad de bacterias y otros gérmenes, sobre todo en el caso de perros con una mala higiene oral. Aunque los perros sean resistentes a estas bacterias, para nosotros pueden suponer diferentes problemas digestivos.
  • Parásitos intestinales: algunos parásitos digestivos pueden transmitirse de perro a persona (zoonosis), sin olvidar que algunos animales tienen problemas de coprofagia, por lo que es más habitual estas parasitosis en ellos.
  • Otras enfermedades: otras enfermedades más raras, como la rabia, se transmiten a través de la saliva, aunque lo más habitual es que se transmita por mordeduras.

Si un perro está correctamente desparasitado y vacunado, se cuida su higiene oral y goza de buena salud, no tiene que haber ningún problema si nos lame, pero debemos evitar que lo haga en exceso y en zonas como la boca.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *