Como volver a la rutina con tu perro después de la cuarentena

Llevamos semanas con paseos perrunos limitados a 10 o 15 minutos, y sin alejarnos demasiado de nuestra casa. Es cierto que hemos desarrollado divertidas actividades en casa con nuestros perros, pero estas restricciones de movilidad han teniendo consecuencias en ellos, como también en nosotros. En nuestro servicio veterinario, por ejemplo, hemos atendido varias consultas de los propietarios sobre el aumento de peso en sus animales. También han sido frecuentes los trastornos de comportamiento, consecuencia de la reducción del ejercicio.

Ahora que de nuevo podemos salir con libertad, tendremos que tener en cuenta ciertas consideraciones para volver a la rutina con naturalidad y sin poner en riesgo la salud de nuestras mascotas.

Una de las medidas lógicas va encaminada a realizar la adaptación a los nuevos paseos de forma paulatina. Después de semanas con cortos paseos, cabe la posibilidad de que nuestros animales hayan ganado peso o perdido agilidad. Es importante aumentar gradualmente la duración e intensidad del paseo para evitar trastornos musculares o articulares consecuencia del esfuerzo.

Por otra parte, la desescalada ha coincidido con tiempo especialmente caluroso. En animales geriátricos o con problemas cardíacos, esta transición paulatina resulta imprescindible. En un animal de estas características, un esfuerzo intenso, expuesto a altas temperaturas, puede resultar fatal. Por eso recomendamos que el aumento del ejercicio sea gradual y moderado hasta alcanzar la actividad desarrollada antes de la cuarentena.

En este sentido, en relación al tiempo cálido de esta época, no podemos olvidar la importancia de una correcta desparasitación, tanto de parásitos internos como externos. Es bien sabido por todos los propietarios que, es durante la primavera, cuando las pulgas, garrapatas y demás indeseables compañeros de paseo, comienzan a hacer de las suyas.

Durante los cortos paseos durante la cuarentena no existía tanto riesgo, especialmente si estos paseos se desarrollaban por entornos urbanos. Pero con la llegada del buen tiempo y las nuevas normativas de movimiento y paseos, todos estamos deseando escapar al monte con nuestros compañeros. Por lo que es imprescindible una correcta desparasitación. Cabe recordar que muchas enfermedades transmitidas por estos parásitos tienen carácter zoonótico y potencial para infectar al ser humano, como por ejemplo, la enfermedad de Lyme.

Esperamos que estos consejos os hayan resultado útiles, y que la vuelta a la tan deseada normalidad se desarrolle con alegría y normalidad, ¡Que nos lo merecemos!

Juan Vázquez

Médico veterinario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *