¿Cómo reducir la velocidad de tu perro al comer?

A casi todos los perros les gusta comer. Pero no todos devoran el pienso con apetito voraz. ¿A que se deben estas diferencias de comportamiento entre un perro y otro?

Diferente carácter: Como las personas, cada perro tiene su personalidad. Hay algunos que son más zampones que otros. Y los zampones, ven bajar la comida por las paredes.

Problemas de salud: Ciertas patologías conducen a un aumento del apetito de forma exacerbada. Por lo que si nuestro animal de pronto comienza a desarrollar un apetito de dinosaurio, lo mejor será acudir al veterinario para que descarte cualquier patología sistémica.

Ansiedad: Aquí es donde está el meollo, en esos perros que comen muy rápido y de forma ansiosa. Son estos los más frecuentes y en los que vamos a enfocar los siguientes consejos.

  • Procurar que las horas de las comidas sean lo más regulares posibles, y evitar comer entre horas. Esto ayudara a nuestro perro a crear unas rutinas de comidas de forma que suavizara esa ansiedad. Los perros deben de comer dos veces al día, una vez sobre el 70 % de su ración diaria, y en la otra toma el 30% restante. No obstante se puede dividir la ración diaria en 3 o 4 tomas si el perro es muy ansioso.
  • Realizar ejercicio con el perro, ya que de esta forma conseguiremos relajar esa ansiedad y cuando llegue la hora de la comida estará más tranquilo. El ejercicio puede ser físico (paseos, carreras) o mental (juegos de olfato). El ejercicio físico no se recomienda ni antes ni después de los paseos, sobre todo para las razas con riesgo de torsión de estomago.
  • Intentar, en la medida de lo posible, que cuando vayamos a darle de comer a nuestro perro, este esté lo más relajado posible. De esta forma potenciamos el estado de tranquilidad.
  • Cambiar el comedero a uno antiglotones. Existen comederos especiales para estos perros, que cuentan con obstáculos que dificultan la aprehensión del alimento y enlentecen la ingesta. No obstante esto es un remedio provisional ya que el problema de la ansiedad sigue subyaciendo.

Deseo que estos consejos sean de ayuda si vuestra mascota es medio perro medio cocodrilo. Intentad ponerlos en práctica , veréis que da buenos resultados.

Juan Vázquez

1Médico veterinario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *