Causas del reflujo gastroesofagico en perros

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Como indica su nombre, consiste en un reflujo el contenido estomacal hacia el esófago. El esófago desemboca directamente al estómago, y está conectado por este a través de un esfínter. Normalmente este esfínter esta ocluido e impide que el contenido vuelva al esófago. Pero en determinadas condiciones puede ocurrir que el cierre no se produzca correctamente y exista cierto reflujo.

Causas del reflujo

  • Esofagitis: Inflamación de la mucosa del esófago. En caso de que se produzca una esofagitis, es relativamente frecuente que se vea acompañada de reflujo gastroesofágico. Al inflamarse la pared esofágica se produce una dificultad en el cierre del esfínter que antes mencionábamos, por lo que el contenido estomacal puede refluir. Esto a su vez produce más inflamación en el esófago, por lo que es un cuadro que se retroalimenta.
  • Hernia de hiato: Alteración provocada cuando una porción del estomago atraviesa el diafragma e invade la cavidad toracica. En este caso, el estómago esta sometido a un estrangulamiento que provoca una disfunción del esfínter, provocando el reflujo.
  • Anestesia: Se ha comprobado que ciertos fármacos anestésicos producen una relajación del esfínter que puede provocar reflujo esofágico.
  • Perros con obesidad: La obesidad es un factor de riesgo en el desarrollo del reflujo gastroesofágico. Por esta y tantas razones es fundamental mantener a tu mascota en la mejor condición corporal posible.
  • Fármacos: De igual modo, existen ciertos fármacos que producen una relajación del tono del esfínter y pueden provocar reflujo. Por ejemplo, acepromacina o atropina.
  • Vómitos: La presencia de vómitos, especialmente de carácter crónico, puede desencadenar la aparición de reflujo gastroesofágico.
  • Dieta: La alimentación, como para muchas otras enfermedades, es determinante en la dolencia de la que hoy hablamos. La dieta rica en grasas es un factor agravante ya que el contenido graso excesivo produce una relajación del esfínter.

Como veis son muchas y variadas las causas de esta insidiosa enfermedad. Como siempre pedimos, en caso de que notéis cualquier anormalidad en vuestro perro, acudir o contactar con un veterinario que os pueda asesorar como es debido.

Juan Vázquez

Médico veterinario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *