Glándulas anales perros: Síntomas de infección

Infección glándulas anales perros

Uno de los problemas más habituales relacionados con estas estructuras tiene que ver con el desarrollo de infecciones e inflamaciones de las glándulas anales. Esta dolencia suele estar relacionada con trastornos que puedan modificar la textura de las heces. Unas heces excesivamente blandas o duras puede propiciar la impactación del contenido y el desarrollo de infección en las glándulas.

Síntomas

Los síntomas relacionados con la infección de glándulas anales van a estar relacionados con el dolor presente en la zona.

Por ejemplo, podremos observar

  • Signo del trineo: el perro arrastra el tercio posterior por el suelo. Realizan este movimiento para rascarse y calmar las molestias en la zona.
  • Mal olor: cuando estas estructuras se infectan, suelen desprender un olor muy penetrante.
  • Fiebre: en ocasiones, pueden presentar fiebre y malestar a consecuencia de la infección.

Tratamiento de los abscesos de sacos anales

En general, el tratamiento va encaminado a solucionar la infección. Por lo tanto, el uso de fármacos antibióticos está altamente recomendado. Con su uso se consigue la remisión de la infección y de los síntomas asociados.

Por otra parte, la asociación con tratamiento anti inflamatorio y analgésico resulta de interés en casos donde haya signos clínicos relevantes.

Por último, el drenaje y vaciado del contenido de las mismas también puede ayudar a la resolución del problema. Cabe mencionar que el vaciado conviene que sea realizado con frecuencia en perros propensos a desarrollar infección de los sacos anales.

Pronóstico

Este proceso suele tener un carácter benigno y de fácil resolución con el tratamiento adecuado. A los pocos días de la terapia antibiótica, la infección suele remitir.

Realmente, la infección de las glándulas anales podría ser comparable a la infección de un folículo piloso o un grano., por lo que no conlleva trastornos de gravedad. Por lo tanto, no deberíamos de preocuparnos si nuestro perro padece este problema.

No obstante, en animales en los cuales la infección ocurra de forma recurrente y presente un problema de salud importante por su carácter insidioso, puede ser necesaria la resección quirúrgica de estas estructuras. Con su eliminación, se solucionan los problemas de raíz, evitando la reaparición de nuevos casos.

Juan Vázquez

Médico veterinario

 

Perros albinos: características y cuidados

¿Qué son los perros albinos?

Al igual que sucede en otras especies, en los perros pueden darse casos de albinismo, que consiste en una alteración genética que da lugar a una déficit de melanina, es decir, el pigmento que produce color en la piel, ojos y pelo. En estos perros el pelo es de color blanco, pero no debemos confundirnos ya que no todos los perros de pelo blanco son albinos, sino que presentan otras características.

Principales características de un perro albino

Ojos claros: azules o verdes, principalmente.

Nariz de color rosado.

Labios y párpados sin pigmento, que se ven de color rosa también.

Piel rosada

Razas frecuentes con perros albinos

Existen algunas razas en las que esta alteración es más frecuente que en otras. En ninguna raza está aceptada dentro del estándar de la raza.

  • Bóxer
  • Pit bull
  • Siberian Husky
  • Labrador
  • Shih Tzu

Diagnóstico del perro albino

Para determinar si un perro es albino, no basta con fijarnos en las características físicas, que si las cumple todas hay una alta probabilidad de que lo sea, pero para saber si posee el gen que provoca la ausencia de melanina, es necesario realizar un análisis genético por parte de un veterinario y un laboratorio especializado en este tipo de análisis genéticos.

Como es una característica hereditaria, es decir, que se transmite a la descendencia, no es conveniente la reproducción de animales que sean albinos, con el fin de no transmitirlo.

Problemas físicos de los albinos

Con frecuencia se observan alteraciones de la vista, como consecuencia de la ausencia de pigmento en el iris, que hace que el ojo sea más sensible a la luz. En ocasiones, para compensar esta hipersensibilidad, desarrollan estrabismo o incluso nistagmo (movimientos oculares hacia los lados).

También podemos observar con relativa frecuencia problemas dermatológicos, como dermatitis o incluso algunos tumores de piel, como el melanoma.

En algunos casos se ha relacionado la ausencia de pigmento con sordera, por lo que muchos animales albinos son sordos.

Cuidados generales para una mejor calidad de vida

La piel es el órgano encargado del sentido del tacto y de la protección del cuerpo, ya que constituye la primera barrera de defensa del mismo mediante, entre otros mecanismos, la pigmentación de la piel por la melanina. Al no haber este pigmento, la piel queda menos protegida, por lo que los cuidados principales irán enfocados a proteger la piel. Para ello podemos evitar la exposición prolongada al sol, ya que se pueden producir quemaduras en zonas desprovistas de pelo, como el abdomen. Pero además, agentes como el polvo o algunas sustancias químicas, podrían ocasionar daños en la piel también.

Otro factor a tener en cuenta es la calidad del pelo. Si el pelo está bien nutrido y fuerte, proporcionará mayor protección a la piel, por lo que debemos procurar que la alimentación sea de calidad para evitar que el pelo se debilite y se caiga y la piel se reseque.

 También puedes encontrar información en este artículo

 

Ojos rojos en perros: causas y cuidados

¿Qué son los ojos rojos?

Los ojos rojos o epiescleritis es la hipervascularización de la esclerótica del ojo, es decir, de la parte blanca del ojo. Se ven tan enrojecidos porque se han engrosado los capilares de esa zona y puede acompañarse de la inflamación y enrojecimiento del tercer párpado también.

Este enrojecimiento puede deberse a muchos factores como la raza, edad, algunas conductas o enfermedades.

¿Qué causas son las más comunes?

Hay muchas causas de aparición de epiescleritis, la gran mayoría de veces va unida a conjuntivitis, que también puede aparecer por muchas causas:

  • Raza: algunas razas, por la conformación de su párpado u órbita, tienen cierta predisposición a tener problemas oculares, por ejemplo los perros braquicéfalos como Pugs o Bulldogs, que tienen los ojos saltones y tienen problemas de sequedad ocular. También razas como el Chow Chow o Mastín suelen tener enrojecimiento y conjuntivitis debido a sus párpados caídos.
  • Contaminación medioambiental: es muy frecuente el enrojecimiento de los ojos en perros de propietarios fumadores o en animales que viven en ciudades grandes con alta contaminación.
  • Alergia: sobre todo frecuente en alergias ambientales por polen o ácaros, muy típicas de perros atópicos.
  • Cuerpo extraño: los cuerpos extraños en los ojos, como las espigas, son bastante frecuentes y pueden acompañarse de úlceras corneales, agravando el problema. También es habitual en verano el enrojecimiento de los ojos tras un día de playa, ya que queda en el ojo arena y salitre.
  • Infección: el enrojecimiento de los ojos también aparece en casos de conjuntivitis víricas o bacterianas y necesitan de un tratamiento antibiótico adecuado para eliminarla.
  • Hemorragias: golpes en el ojo y algunas enfermedades sistémicas pueden hacer que aparezca una hemorragia en el interior del ojo.

¿Que cuidados debemos tener?

La mayoría de veces solo se trata de un enrojecimiento puntual leve y no es necesario ningún tratamiento específico, pero podemos tener algunos cuidados si vemos que los ojos de nuestro peludo están enrojecidos:

  • Observar el ojo: podemos hacer una revisión en casa para ver si hay alguna erosión en la cornea, si vemos cuerpos extraños como arenilla o espigas o cualquier otro síntoma.
  • Limpiarlos: existen gotas o toallitas específicas para la limpieza ocular de nuestros perros pero, con una gasa y suero podemos limpiarlos también e hidratar el ojo.
  • No automedicar: el ojo es muy delicado y los tratamientos son muy diferentes según la patología, por eso se recomienda no medicar sin antes acudir a consulta.
  • Acudir al veterinario: si el enrojecimiento persiste, aparece infección, edema o sangrado ocular, es necesario acudir cuanto antes a consulta.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Qué son perros braquicéfalos?

 

Perros braquicéfalos, dolicocéfalos y mesocéfalos

Esta clasificación se lleva a cabo por la medida del ancho de la cabeza en relación a la mitad de la longitud de la cabeza. De esta manera, podemos diferenciar:

Perros dolicocéfalos, en los que el ancho es menor que la mitad de la longitud de la cabeza. Ejemplos de estas razas son: galgo, Collies.

Perros braquicéfalos, en  los que el ancho de la cabeza es mayor a la mitad de la longitud de la cabeza. Ejemplos: Bulldog inglés o francés

Perros mesocéfalos, en los que el ancho y la mitad de la longitud de la cabeza son iguales. Ejemplo: pastor alemán o Beagle

Razas de perros braquicéfalos

Bulldog inglés: es un perro robusto, de unos 35 cm de altura y aproximadamente 25 kg de peso. Tiene las orejas de pequeño tamaño y caídas.

Bulldog francés: También es un perro de potente musculatura, aunque de menor tamaño y peso que el bulldog inglés, ya que suelen pesar alrededor de 8-10 kg. Posee unas orejas características, de forma triangular y erguidas.

Boxer: este perro de tamaño grande, puede alcanzar los 25-30 kg. Tiene un cuerpo atlético, musculoso y es una raza muy activa.

Carlino o Pug: Poseen un cuerpo de aspecto rectangular, ya que tienen la cintura poco marcada, orejas caídas de pequeño tamaño y un peso aproximado de 7-9 kg.

Pequinés: de pelo largo y orejas caídas, esta antigua raza es robusta también, aunque por su pequeño tamaño no suelen superar los 5-6 kg.

Lhasa Apso: También tiene pelo largo y orejas caídas. Su peso aproximado es de unos 8 kg. La cola se enrolla sobre el lomo

Boston Terrier: De morfología ligeramente similar al Bulldogg francés, aunque el Boston Terrier es algo más alto y menos compacto. También es un perro robusto y ágil, con orejas erguidas y de mayor longitud que el bulldog francés.

¿Los perros braquicéfalos pueden viajar en avión?

Actualmente, debido a los desgraciados accidentes que se han producido en algunos ejemplares que viajaron en bodega, muchas compañías aéreas han restringido el acceso a los perros braquicéfalos de más de 8 kg, que no podrán viajar en avión, ya que no pueden viajar en cabina con sus propietarios, sino que tendrían que hacerlo en el espacio reservado al equipaje.

¿Los perros braquicéfalos pueden nadar?

Son muchos los perros braquicéfalos que no saben nadar. Se dice que el instinto para nadar en los perros hace que, cuando un perro cae al agua, aunque nunca haya nadado anteriormente, nade de esa forma característica. Pero en el caso de los perros braquicéfalos, no siempre sucede así.  Como sus extremidades suelen ser cortas, no pueden realizar correctamente el movimiento para nadar, lo que hace que muchos directamente se hundan. Por lo tanto, ten mucho cuidado si tu perro braquicéfalo se acerca a una piscina, ya que puede necesitar que tengas que auxiliarle si se cae al agua.

Enfermedades más comunes

Las patologías más conocidas en braquicéfalos son las respiratorias, debido a su anatomía, pero existen algunas otras patologías que suelen padecer con relativa frecuencia, como problemas oculares, ya que tienen ojos grandes, que si no lubrican adecuadamente, pueden dar lugar a ojo seco o incluso úlceras corneales. También suelen presentar patologías de piel, en muchas ocasiones como consecuencia de alergias o intolerancias alimentarias. Algunos ejemplares nacen con malformaciones óseas, como vértebras fusionadas o hemivértebras.

Síndrome respiratorio del braquicéfalo 

Debido a la conformación del cráneo, sucede que el mismo tejido que poseen otros perros en un espacio mayor, los braquicéfalos deben contener en un espacio mucho más reducido. Esto da lugar a que con gran frecuencia,  el paladar blando llegue a una zona de la garganta más profunda que en otros perros, lo que ocasiona dificultades respiratorias. Además, suelen tener los orificios nasales estrechos y la lengua corta, que se repliega en vez de sacarla “estirada” para poder transpirar de forma correcta.

En este link podrás ampliar información sobre este síndrome tan frecuente en braquicéfalos.

 

Alergias en perros

Alergias más frecuentes en perros

Las alergias más frecuentes que pueden padecer los perros son las siguientes

  • Alergia alimentaria
  • Alergia ambiental
  • Alergia a la picadura de pulga

Síntomas de las alergias en perros

Los síntomas de las alergias van a ser variados. No obstante, todos ellos van a tener que ver con reacciones inflamatorias ya que la alergia es una respuesta inflamatoria exagerada ante un elemento contra el que no se tendría que desencadenar.

El síntoma general de las alergias va a ser el prurito, es decir, el picor. Un perro que presente cualquier alergia va a rascarse. La zona de rascado dependerá del tipo de alergia. Por ejemplo en alergia a las pulgas es característico el rascado en la zona del nacimiento de la cola. En ocasiones, si el picor es exagerado puede producir lesiones en la zona, como heridas o dermatitis

En otras ocasiones, dependiendo del tipo de alergia, pueden ocasionar:

  • Irritación ocular
  • Secreción nasal
  • Tos
  • Estornudos
  • Diarrea

Diagnóstico de una alergia en perros

El diagnóstico de la alergia va a depender del tipo de la misma

  • Alergia a las pulgas: con los síntomas y la prueba de presencia los parásitos suele ser suficiente.
  • Alergia alimentaria: En base a los síntomas y con la realización de una dieta de eliminación que evidencie la respuesta alergia a un alimento determinado. También existen pruebas analíticas que determinan la reacción alérgica ante ciertos alimentos.
  • Alergia ambiental: este tipo de alergia se suele diagnosticar con la realización de análisis de sangre que ponen de manifiesto el agente causante de la alergia. También existen pruebas de reacción intradérmica, como en medicina humana. 

Tratamiento para la alergia en perros

Como en el diagnóstico, dependerá de la alergia

Para las picaduras de pulgas, basta con eliminar a los parásitos y complementos para tratar el picor.

La alergia alimentaria, una vez localizado el alimento causante de la reacción, bastará con eliminarlo de la dieta completamente para evitar la aparición de los síntomas.

En cuanto a la alergia ambiental, el tratamiento suele ser más complejo. En muchas ocasiones resulta imposible eliminar el agente causante, por lo que el tratamiento de sostén para evitar la aparición de los síntomas suele ser necesario de por vida. También existe un tratamiento basado en la desestabilización al alérgeno.

Prevenir la alergia en perros

La forma de prevención de la alergia está encaminada a impedir el contacto del animal con la sustancia alérgica. 

Tratamiento anti pulgas en perros alérgicos a la picadura del parásito.

Administración de piensos hipoalergenicos o piensos sin el alimento causante de la reacción en las alergias alimentarias.

En las alergias ambientales, en caso de ser posible, limitar el contacto con el elemento causante siempre que sea posible. Por ejemplo, ciertos productos químicos, humos o limpieza exhaustiva en caso de alergia a los ácaros del polvo. 

Juan Vázquez

Médico Veterinario

Heces amarillas en perros ¿qué significa?

¿Cómo deben ser las heces de mi perro?

Las heces deben tener color marrón, aunque el tono depende también de la coloración del pienso o el alimento que tome. Además:

¿Por qué las heces de mi perro son amarillas?

El color en las heces puede variar por distintas causar y tomar un tono amarillento. Esto sucede cuando hay algún problema intestinal donde se produce una irritación del intestino, consecuencia de diferentes patologías.

Las causas más frecuentes de aparición de heces amarillas son:

  • Enfermedades víricas: muchas enfermedades causas por virus o bacterias pueden cursar con ese síntoma. Por ejemplo, Parvovirus, Moquillo, Coronavirus, etc pueden cursar con diarrea y heces amarillas, siendo especialmente graves en cachorros.
  • Problemas alimentarios: problemas como alergias alimentarias o cambios bruscos de alimentación pueden hacer que el digestivo sufra daños y aparezca diarrea y heces amarillentas. Por esta razón es tan importante hacer una correcta transición, así podemos evitar cualquier problema digestivo o vigilar mejor cómo le está sentando el nuevo alimento. Aquí también podemos incluir casos de hipersensibilidad alimentaria como IBD y otras.
  • Parásitos digestivos: los parásitos intestinales son la causa más frecuente de heces amarillas y diarrea. No suelen ser graves y evolucionan bien con un correcto tratamiento antiparasitario.
  • Patologías hepáticas y pancreáticas: los problemas en el hígado o páncreas pueden ser la causa de la aparición de heces amarillas, pero también de heces verdosas o blanquecinas. Estas patologías pueden acompañarse de otros síntomas como pérdida de peso, pérdida de apetito, apatía, fiebre, etc.
  • Enfermedades sistémicas: muchas enefermedades sistémicas pueden hacer que la consistencia y color de las heces del perro varíe.

Conocer la causa es muy importante para elegir el tratamiento adecuado, por tanto, cuando vuestro perro presente una coloración amarillenta en heces de forma repentina, acudir a consulta para saber qué pudo desencadenar este síntoma.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

 

Ojos rojos en perro

Causas de los ojos rojos en perros

  • Conjuntivitis: Procesos que cursen con inflamación en la conjuntiva ocular, van a producir un enrojecimiento y una vascularización en la zona.
  • Úlceras corneales: Las heridas o lesiones sufridas en los ojos, van a desencadenar un enrojecimiento del ojo.
  • Thelaziosis: Esta enfermedad parasitaria producida por unos gusanos que se alojan en los globos oculares. Por supuesto, si bien no suele ser una enfermedad con graves consecuencias, causa problemas de enrojecimiento en los ojos.
  • Problemas de alergia: Determinadas alergias, sobre todo ambientales, pueden causar enrojecimientos en los ojos como consecuencia de la reacción autoinmune.
  • Condiciones climáticas, como frío o calor, rayos del sol directos, calima.

Que puedes hacer si tu perro tiene los ojos rojos

Si de pronto y sin motivo aparente, observamos que nuestro perro sufre un enrojecimiento en los ojos. Podemos aplicar estos consejos.

Siempre como solución temporal y momentánea, puede ser útil hidratar y limpiar la superficie ocular. En este sentido, realizar lavados con suero fisiológico salino, nunca resultará contraproducente. Esta acción ayuda a :

  • Mantener hidratado el globo ocular
  • Limpiar impurezas y particular nocivas
  • Eliminar cuerpos extraños

Tras la aplicación del suero, procederemos a limpiar con una gasa o un paño, nunca algodón. Este ultimo, debido a su naturaleza, puede dejar fibras en el ojo, lo que empeoraría el cuadro.

Cuando acudir al veterinario

Como son muchas y variadas las causas que producen enrojecimiento ocular, no existe una solución única. Siempre será el veterinario el que mediante una correcta anamnesis o una exploración adecuada, nos paute un tratamiento especifico.

Por este motivo, si nuestro animal sufre un enrojecimiento de mas de 12 horas de duración, debemos de contactar con un veterinario para que nos ayude o aconseje.

Por otra parte, si el enrojecimiento de los ojos cursa con otro tipo de anomalías, como secreción extraña en los ojos, decaimiento general del animal, incapacidad del perro para abrir el ojo…. acudiremos al veterinario inmediatamente.

Durante el traslado, ante el desconocimiento de la posible causa o enfermedad origen de esta patología, debemos evitar que el perro se frote o se rasque el ojo, tanto con las propias patas como contra cualquier otra superficie.

El animal, ante el dolor producido, de forma instintiva intentará frotarse. Debemos evitar a toda costa esta acción, ya que el rascado puede agravar considerablemente el problema.

Esperamos que estos consejos os hayan sido de utilidad, y sirvan para arrojar información sobre que hacer en caso de que vuestro perro sufra un episodio de ojos rojos.

Juan Vázquez

Médico veterinario

Pancreatitis en perros como causa de trastorno gastrointestinal

Etiología de la pancreatitis en perros

En general, los mecanismos implicados en el desarrollo de este proceso patológico, no son demasiado conocidos. No obstante, se pueden tener en cuenta ciertos factores, como:

  • Factores nutricionales
  • Traumatismos o trastornos en la circulación sanguínea pancreática
  • Ciertos fármacos y medicamentos, como atropina o tetraciclina.
  • Enfermedad renal crónica
  • Hipercalcemia

Síntomas del pancreatitis en perros

Los síntomas observados en este proceso patológico tienen que ver, generalmente, con las alteraciones producidas en el aparato gastrointestinal. Por otra parte, la pancreatitis presenta una sintomatología muy poco especifica.  En este sentido, suele ser frecuente la aparición de vómitos y diarrea. Asimismo, la letargia y anorexia  se pueden observar en muchos perros enfermos de esta enfermedad. A la palpación abdominal, es habitual la existencia de un dolor agudo, especialmente en la zona de proyección del páncreas.

Tratamiento de la pancreatitis en perros

El tratamiento de la enfermedad debe de ser estricto y agresivo. La terapia nutricional resulta imprescindible para el éxito terapéutico.

Tras el diagnostico de pancreatitis, el perro no debe de ingerir absolutamente nada por la boca. El incumplimiento de esta medida puede poner en peligro la eficacia del tratamiento. Normalmente, el periodo de ayuno total es de entre 3 a 6 días. Superado este periodo y restablecida la función gastrointestinal, se puede ofrecer agua.

En caso de tolerancia, se deben incluir raciones pequeñas de alimentos ricos en carbohidratos, como el arroz. Posteriormente, si el animal tolera este alimento, se puede proceder a la introducción de proteínas de alta calidad , las cuales debe añadirse en muy pequeñas cantidades a la ración diaria.

Nunca se deben administrar dietas ricas en grasas o con una gran cantidad de proteínas.

Durante este periodo, resulta esencial mantener el equilibro electrolítico del animal, con la infusión intravenosa de sueros balanceados.

Pronóstico del pancreatitis en perros

El pronóstico siempre va a depender de la causa primaria de pancreatitis, y de la efectividad y cumplimiento del ayuno terapéutico. Las recaídas en los animales que son suspendidos del ayuno de forma prematura ocurren con asiduidad.

En general, con el adecuado tratamiento y en ausencia de complicaciones derivadas, el pronostico es bueno.

Juan Vázquez

Médico veterinario

Moquillo en perros: qué es, síntomas y cómo se trata.

¿Qué es el moquillo en perros?

El moquillo es una grave enfermedad vírica, ocasionada por el virus del moquillo canino. Suele afectar con más frecuencia a cachorros antes de que se inicie el proceso de vacunación o durante el mismo, si no se ha alcanzado una determinada inmunidad. En adultos es mucho menos frecuente, ya que la mayoría de perros se vacunan frente a esta enfermedad.

¿Cómo se contagia el moquillo canino?

Es un virus altamente contagioso, ya que se libera en secreciones respiratorias y oculares, como las partículas de moco al estornudar o lágrimas del ojo. También se libera por vómito y heces e incluso en la orina. Esto facilita la propagación del virus con gran facilidad, ya que un perro infectado puede acercarse a uno sano y simplemente por olerse, puede haber transferencia de partículas víricas entre ambos.

El virus puede permanecer horas en el ambiente y un perro, tras superar la enfermedad, puede liberarlo hasta 4 meses después.

¿Una persona puede contagiar a un perro del moquillo? La respuesta es no, ya que es un virus exclusivamente canino, que no puede transmitirse a las personas ni de las personas a los perros.

¿Cuáles son los síntomas del moquillo en los perros?

Los primeros síntomas pueden aparecer entre el día 3 y el 6 desde que se produce la infección.  Por lo general, como primer síntoma suele aparecer fiebre, que puede ser de moderada a alta. Posteriormente, aparecen otros síntomas, que pueden ser de varios tipos, aunque los más habituales son:

  • Respiratorios: tos, descarga nasal, esfuerzo al respirar, secreción mucopurulenta en ojos (legañas).
  • Digestivos: vómitos, diarrea e inapetencia.
  • Neurológicos: nistagmo, inclinación de la cabeza, convulsiones e incluso parálisis.
  • Cutáneos: dermatitis, pústulas y engrosamiento de las almohadillas.

¿Cómo se cura el moquillo de los perros?

El tratamiento está enfocado a tratar los síntomas, ya que no hay un tratamiento específico contra el virus. Por eso es tan importante el rápido diagnóstico (o la sospecha del mismo), para poder instaurar un tratamiento lo antes posible.

Consiste en tratar los síntomas que haya en el momento, por ejemplo, tratar los vómitos y la diarrea para que no se produzca deshidratación o tratarla, en caso de que ya esté deshidratado. Si hay síntomas respiratorios, el tratamiento irá enfocado a evitar, además de los problemas asociados, las infecciones secundarias, por lo que el uso de antibióticos está recomendado. Si existen síntomas neurológicos, como convulsiones, el tratamiento debe incluir, además, fármacos para controlar dichas convulsiones.

¿Cómo puedo prevenir el moquillo en perros?

La manera más efectiva de prevenir esta enfermedad es seguir una correcta vacunación, tanto en cachorros como en la etapa adulta.

Además, en colectividades de perros, tales como criaderos, residencias y protectoras, extremar la higiene, ya que en estos sitios es muy rápida la propagación entre perros vulnerables, por la cercanía entre ellos y el contacto continuo que se produce entre los perros que habitan en ellos. La higiene es fundamental en estos casos, no sólo de superficies, comederos, bebederos, etc. en las que hayan estado los perros infectados, sino también de la ropa, las manos e incluso los zapatos de las personas que estén en contacto con los perros.

La vacuna contra el moquillo canino

Esta es una de las vacunas incluidas en cualquier protocolo de vacunación de cachorros y revacunación en adultos. Existen varias maneras de vacunar a los perros, estableciendo distintos períodos de tiempo entre vacunas, eso es una elección del profesional veterinario, por lo que aquí no vamos a dar fechas ni pautas fijas, pero sí se suele empezar la vacunación con una primera dosis que protege frente al virus del moquillo canino y parvovirus, otro virus que provoca una enfermedad grave también en cachorros. Habitualmente se revacuna a los adultos cada año, aunque se están viendo en diversos estudios, niveles de anticuerpos que se consideran protectores frente a esta enfermedad incluso 3 años tras la vacunación.

¿El perro se cura del moquillo?

Por desgracia, no todos los casos se resuelven con éxito y algunos animales fallecen. Otros presentan secuelas, habitualmente neurológicas, aunque también de otro tipo, como por ejemplo, daños en el esmalte dental.

Así que recuerda la importancia de vacunar a tu cachorro, especialmente, y de seguir las recomendaciones que te dé tu veterinario acerca de cuándo puede tener contacto con perros desconocidos y salir a la calle.

Alergia alimentaria en perros- como detectarla y combatirla. 

Opciones diagnósticas

Los veterinarios contamos, fundamentalmente, con dos opciones para poder diagnosticar las alergias alimentarias en los perros.

Por un lado, existen unos test que, por medio de sangre o saliva, consiguen detectar los alimentos que causan la reacción alérgica en el perro. No obstante, estos test en ocasiones arrojan datos falsos, por lo que deben interpretarse con cautela.

Por otro lado, la otra herramienta diagnostica consiste en la llamada dieta de eliminación. Debido a su eficacia y versatilidad será en la que nos centraremos para abordar la materia.

Dieta de eliminación

La dieta de eliminación, como su nombre indica, consiste en un método de alimentación en el que se van eliminando los nutrientes que causen la reacción alérgica. Para explicarlo mejor, vamos a poner un ejemplo práctico.

Thor llega a la clínica porque se rasca mucho. Tras la exploración y una correcta anamnesis, establecemos un diagnóstico presuntivo de intolerancia alimentaria. El animal se alimenta de un pienso comercial a base de pollo y arroz, además de otras sustancias presentes en el pienso.

Pues para comenzar la dieta, vamos a elaborar un menú casero ” nuevo “. Y con nuevo queremos decir, con alimento que a ser posible nunca haya consumido. En nuestro ejemplo práctico podríamos empezar con:

  • Merluza: Fuente de proteína animal de calidad.
  • Patata: Hidratos de carbono de origen vegetal.
  • Zanahoria: Vitaminas vegetales de calidad.

Ya tenemos el delicioso menú para Thor. Y esperemos que le guste ya que deberá de comer SOLO esta dieta durante al menos 6 semanas. Y remarco lo de solo, ya que durante este tiempo no podrá comer nada más, ni gominolas, ni pasta de dientes ni nada.

Pasadas estas 6 semanas evaluamos los síntomas de Thor, y observamos que ya no se rasca, así que genial!. Pero tenemos que comprobar que no ha sido casualidad, por lo que introducimos de nuevo la dieta anterior completa, solamente carne de pollo si sospechamos de que este alimento es el causante de la alergia… Eso ya queda sujeto a criterio del veterinario.

Si de nuevo Thor comienza a rascarse… Tachán! Ya tenemos el diagnóstico listo.

Tratamiento

En cuanto el tratamiento, lo mas importante consiste en eliminar de la alimentación del perro el componente que está causando la reacción alergia

Podemos optar por un pienso o alimentación comercial que no cuente la sustancia causante de la alergia, opción más práctica y cómoda. Por ejemplo para nuestro caso concreto podríamos optar por un pienso a base de salmón, cordero…

O bien podemos elaborar una dieta casera, para la cual deberemos de contar con un correcto asesoramiento veterinario para formular una propuesta alimentaría completa y balanceada desde el punto de vista nutricional.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario