Alergia alimentaria en perros- como detectarla y combatirla. 

Opciones diagnósticas

Los veterinarios contamos, fundamentalmente, con dos opciones para poder diagnosticar las alergias alimentarias en los perros.

Por un lado, existen unos test que, por medio de sangre o saliva, consiguen detectar los alimentos que causan la reacción alérgica en el perro. No obstante, estos test en ocasiones arrojan datos falsos, por lo que deben interpretarse con cautela.

Por otro lado, la otra herramienta diagnostica consiste en la llamada dieta de eliminación. Debido a su eficacia y versatilidad será en la que nos centraremos para abordar la materia.

Dieta de eliminación

La dieta de eliminación, como su nombre indica, consiste en un método de alimentación en el que se van eliminando los nutrientes que causen la reacción alérgica. Para explicarlo mejor, vamos a poner un ejemplo práctico.

Thor llega a la clínica porque se rasca mucho. Tras la exploración y una correcta anamnesis, establecemos un diagnóstico presuntivo de intolerancia alimentaria. El animal se alimenta de un pienso comercial a base de pollo y arroz, además de otras sustancias presentes en el pienso.

Pues para comenzar la dieta, vamos a elaborar un menú casero ” nuevo “. Y con nuevo queremos decir, con alimento que a ser posible nunca haya consumido. En nuestro ejemplo práctico podríamos empezar con:

  • Merluza: Fuente de proteína animal de calidad.
  • Patata: Hidratos de carbono de origen vegetal.
  • Zanahoria: Vitaminas vegetales de calidad.

Ya tenemos el delicioso menú para Thor. Y esperemos que le guste ya que deberá de comer SOLO esta dieta durante al menos 6 semanas. Y remarco lo de solo, ya que durante este tiempo no podrá comer nada más, ni gominolas, ni pasta de dientes ni nada.

Pasadas estas 6 semanas evaluamos los síntomas de Thor, y observamos que ya no se rasca, así que genial!. Pero tenemos que comprobar que no ha sido casualidad, por lo que introducimos de nuevo la dieta anterior completa, solamente carne de pollo si sospechamos de que este alimento es el causante de la alergia… Eso ya queda sujeto a criterio del veterinario.

Si de nuevo Thor comienza a rascarse… Tachán! Ya tenemos el diagnóstico listo.

Tratamiento

En cuanto el tratamiento, lo mas importante consiste en eliminar de la alimentación del perro el componente que está causando la reacción alergia

Podemos optar por un pienso o alimentación comercial que no cuente la sustancia causante de la alergia, opción más práctica y cómoda. Por ejemplo para nuestro caso concreto podríamos optar por un pienso a base de salmón, cordero…

O bien podemos elaborar una dieta casera, para la cual deberemos de contar con un correcto asesoramiento veterinario para formular una propuesta alimentaría completa y balanceada desde el punto de vista nutricional.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

¿Por qué mi perro tiene la nariz pelada?

Afecciones más comunes que causan problemas en la nariz

Los problemas de piel en la zona de la trufa son más comunes en perros de color claro que tienen esta zona de color rosado, pero puede erosionarle por otras enfermedades sistémicas que veremos a continuación:

  • Quemadura solar: los perros de pelo corto y color claro tienen la piel de esta zona muy expuesta a la luz solar y, si pasan demasiado tiempo al sol sin protección, pueden quemarse. Si esto sucede veremos la piel muy enrojecida y pueden aparecer pequeñas ampollas que dan lugar a un pelado. En estos casos es importante usar un protector solar de alta protección, incluso los hay específicos para perros.
  • Roce: esto ocurre sobre todo en perros que están en el campo y les gusta escarbar y olfatear (perros con gran instinto cazador). Usan patas y hocico para escarbar y apartar la tierra y ese roce puede hacer que la piel de la nariz sufra erosiones y heridas. En estos casos es importante un buena hidratación y curas si se hacen alguna herida.
  • Edad: en perros mayores la piel de la nariz puede parecer más seca y engrosada, esto se conoce como hiperqueratosis nasal. También aparece en determinadas razas, muchas de ellas braquicéfalas.
  • Moquillo: esta enfermedad vírica tan grave cursa con diferentes síntomas, siendo la nariz seca y agrietada un síntoma bastante común. Esta enfermedad necesita de atención veterinaria inmediata.
  • Lupus eritematosos sistémico y otras enfermedades que afectan a las uniones seromucosas: muchas enfermedades que afectan a las uniones entre serosa y mucosa son autoinmune y pueden aparecer como una simple despigmentación de la nariz hasta una erosión de la piel bastante más extensa.
  • Alergias: como hemos comentado, el perro utiliza el hocico para percibir olores y, al rozar algunos materiales o plantas, puede sufrir una reacción alérgica, presentando granitos y costras.
  • Parásitos externos (sarna): la hiperqueratosis de trufa y la pérdida de pelo en la zona de la cara es muy común en casos de sarna (sarcoptes). Esto también produce mucho picor al animal.
  • Leishmania: la enfermedad más conocida que provoca la aparición de costras y erosión de la piel de la nariz es la leishmaniosis. Este es uno de los síntomas más comunes de la enfermedad, junto con el crecimiento excesivo de las uñas y la hiperqueratosis y pérdida de pelo de los párpados.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Acné canino: causas y tratamientos

¿Qué provoca la aparición de acné en el perro?

Esta aparición de granos y puntos negros sucede por la inflamación de los folículos pilosos de la piel, debido simplemente al roce de la piel con algunas superficies, lo que se une a los cambios hormonales que hay en los primeros meses de vida del animal. Los perros de pelo corto son los que más suelen padecer este problema.

Estas lesiones pueden infectarse y empeorar el cuadro de acné, produciendo mucho picor e irritación. Las zonas del cuerpo canino más afectadas son el hocico, la cabeza, las extremidades, el lomo e ingles.

¿Cuál es el tratamiento indicado?

Este problema puede desaparecer por sí solo una vez que el animal alcanza la edad adulta, pero es importante seguir un tratamiento para evitar que se extienda la infección.

Lo más básico en estos perros es mantener una correcta higiene, sobre todo de las zonas afectadas, de esta forma reducimos la cantidad de grasa de la piel y evitamos posibles infecciones. Se debe usar champús específicos para perros y, en casos más graves, de tratamiento para reducir la infección y el picor de la piel.

En casos graves puede ser necesario el uso de antibióticos y antiinflamatorios para reducir las molestias de la piel y la infección. Se pueden usar algunos remedios caseros que sean astringentes y seguros, como el aloe vera extraído directamente de la hoja de la planta.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Principales alergias en perros

Síntomas principales

La variedad de síntomas que producen los procesos alérgicos son variados, dependiendo, entre otras cosas, de si son alergias puntuales, por ejemplo por picadura de una abeja, o si la exposición es continua, como una alergia alimentaria.

En el primer caso, la alergia por exposición puntual, suelen ser síntomas evidentes, como hinchazón repentina (por edema) de una parte del cuerpo, principalmente cara o extremidades, en casos leves, dolor, picor, e incluso hipotensión o shock en casos graves.

Cuando la exposición al agente que produce la alergia es continua, como en el caso de las alergias alimentarias, solemos ver síntomas dermatológicos, principalmente otitis y dermatitis, que pueden variar de leves a severas y muy extendidas, y síntomas digestivos, como diarreas y vómitos.

Principales alergias

Cuando tenemos sospecha de que un perro padezca alergia, podemos realizar análisis de sangre para ver cuál es el agente o los agentes que la causan.

Como hemos visto, las alergias pueden ser a una gran cantidad de agentes, que solemos englobar en alergias ambientales y alimentarias:

  • Ambientales: las más comunes suelen ser las arizónicas y las gramíneas. Pero también puede haber a ciertas hierbas o árboles, como el olivo. Fuera del grupo vegetal, encontramos también alergias a ácaros del ambiente, como los que suele haber en alfombras o muebles o alergias a picaduras de pulgas, por ejemplo, aunque también puede haber a otros insectos, como cucarachas o incluso epitelio humano, que es poco frecuente.
  • Alimentarias: en este grupo se engloban todos los alimentos, pero los que más alergias suelen ser los alimentos más habituales en los piensos, ya que ha habido mayor exposición a ellos. Estos alimentos pueden ser cereales, como trigo, arroz o maíz, legumbres, como soja o guisantes, pero también carnes, como pollo, ternera o cerdo o pescados.

Esta lista engloba los agentes más habituales, pero no son los únicos.

Es recomendable realizar estos análisis de cara al diagnóstico, pero también al tratamiento, ya que nos orientan del tipo de dieta que puede tomar un perro con cuadros alérgicos. No todos los perros con alergia tienen que comer necesariamente pienso hipoalergénico. En muchas ocasiones, con saber qué alimento le produce alergia y evitarlo con piensos que no lo tengan en su composición, es una medida válida. Pero siempre hay que adaptarlo a cada caso.

 

Verrugas en perros.

 

¿Que es una verruga?

Todos sabemos lo que es una verruga, pero desde un punto de vista médico, una verruga se podría definir como sobrecrecimiento anómalo de tejido epitelial.  Pueden aparecer sobre cualquier tipo de tejido epitelial, sobre la propia piel, en la mucosa oral, mucosa genital…

Esta lesión está causada por un virus, el llamado virus del papiloma. Puede afectar a todos los animales independientemente de su edad, aunque los individuos jóvenes, ancianos o con problemas de inmunidad lo sufren con más facilidad.

Se puede contagiar de un animal a otro, incluso repetir el contagio en el mismo animal. Por eso es frecuente que cuando aparece una verruga en un animal, aparezcan verrugas ” hermanas “ en otras localizaciones de su cuerpo.

Pronostico

Desde el punto de vista médico, esta afección es asintomática, y no produce ningún problema salvo las cuestiones estéticas o las molestias derivadas de su presencia. Dependiendo de la localización de la verruga, por ejemplo si se sitúa en el párpado, las molestias pueden ser acusadas.

En este punto cabe señalar que, a pesar de ser benignas, deben de ser correctamente evaluadas. Estas verrugas pueden derivar en un proceso tumoral maligno, motivo más que suficiente para mantener estas verrugas bajo control y supervisión veterinaria.

Tratamiento

En cuanto al tratamiento, ya que en estos procesos está implicado el sistema inmune, el desarrollo de la enfermedad suele ser autolimitante. El tratamiento solo estaría indicado previa evaluación veterinaria.

En caso de verrugas en ubicaciones delicadas, por ejemplo cuando se produce una afectación masiva de verrugas en la cavidad bucal. O bien en aquellas que hayan resultado contar con cierto grado de malignidad, pueden eliminarse mediante técnicas quirúrgicas.  

Esta cirugía suele resultar relativamente sencilla ya el abordaje es superficial y no cuenta apenas con post operatorio.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

El tercer párpado en perros: todo lo que debes saber

¿Qué es el tercer párpado?

Los perros poseen 2 párpados externos, el párpado superior y el inferior, recubiertos de pelo, y el tercer párpado, que es una fina membrana que se encuentra en la zona del lagrimal del ojo del perro y protruye (o se extiende hacia el ojo) cuando el perro cierra el ojo, por ejemplo cuando está dormido, o cuando tiene alguna patología ocular.

Su función es la de proteger el ojo de agresiones externas, que podría tener la función de “barrer” el ojo cuando hay un agente externo dentro del ojo. Además, cuando hay úlceras o heridas en la córnea, protege esa herida al cubrirla.

Otra de sus funciones es la de hidratar el ojo, ya que posee glándulas lagrimales que segregan lágrima y mantienen el ojo hidratado, entre otras glándulas lagrimales que posee la estructura del ojo.

¿Qué significa que veamos el tercer párpado?

En un ojo sano, el tercer párpado no se ve, sino que permanece en la zona del lagrimal. Es frecuente que, cuando un perro se despierta, permanezca unos minutos con esta membrana algo visible, pero va despareciendo a medida que va despertando.

En cambio, cuando hay patologías en el ojo, hemos comentado que el tercer párpado puede tener una función protectora, por lo que sí lo vemos.

Es un motivo de consulta frecuente que los propietarios veis esta membrana y, además, el perro suele tener el ojo más cerrado de lo habitual y con una producción excesiva de lágrima.

Si esto sucede, puede significar varias cosas:

  • Cuando el tercer párpado protruye puede indicar la aparición de un problema ocular, lo más habitual suele ser un cuerpo extraño, una úlcera o una conjuntivitis, aunque también puede verse cuando el perro padece una enfermedad sistémica que, por ejemplo, puede producir fiebre o dolor.
  • Si el tercer párpado se evierte, es decir, se “da la vuelta”, podemos ver un pequeño abultamiento en la zona del lagrimal, que se corresponde con la glándula lagrimal del tercer párpado y esto es frecuente en alguna razas que tienen el párpado inferior caído. En este caso, el tratamiento suele ser quirúrgico.

Si ves que tu perro tiene el tercer párpado visible, lo mejor es que acudas a tu veterinario, ya que puede que no tenga nada, pero lo mejor es quedarse tranquilo y que lo valore un profesional.

 

¿Por qué mi perro come pero no engorda?

Causas más comunes que pueden impedir ganar peso a nuestro peludo

Si nuestro perro come su ración diario o incluso más pero está más delgado de lo que debería para su raza, es muy posible que tenga algún problema de salud que impida ganar peso, pero también puede ser debido a que la alimentación no es la adecuada. Los motivos más frecuentes son:

  • Alimentación descompensada: puede que el alimento o la cantidad que demos no sea la adecuada para el, ya que gasta más energía que la que consume. Si nuestro perro realiza ejercicio intenso y le resulta difícil ganar peso, lo mejor es optar por un alimento de alta energía que cubra sus necesidades, sin necesidad de darle grandes cantidades de pienso.
  • Parásitos intestinales: las infestaciones por parásitos intestinales hacen que no se absorban bien los nutrientes en el digestivo, lo que hace que empeoré la condición física de nuestro perro con el tiempo, incluso que sufra anemia en casos más graves.
  • Problemas digestivos: problemas digestivos como gastritis crónicas, alergias o intolerancias alimentarias o problemas crónicos como la inflamación intestinal, hacen que se pierdan grandes cantidades de nutrientes porque el intestino no los llega a absorber y que el animal esté excesivamente delgado.
  • Enfermedad sistémica: hay muchas enfermedades que afectan a diferentes órganos y que pueden cursar con adelgazamiento aunque el animal tenga buen apetito, por ejemplo la insuficiencia pancreática exocrina, la diabetes, insuficiencia renal hepática, insuficiencia cardíaca, parasitosis hemáticas como la filaria o leishmania, tumores…

Si este es el caso de vuestro perro, recomendamos acudir a consulta para descartar cualquiera de las causas que os hemos comentado.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Síntomas y tratamiento del colesterol alto en perros (hiperlipemia)

 

La hiperlipemia o hiperlipidemia se define como el aumento de la turbidez sérica por un aumento de lípidos circulantes. Es decir, cuando en la sangre hay más grasa de la normal y el suero sanguíneo se vuelve amarillento, para que nos entendamos. O lo que es lo mismo, la sangre de muchos de nosotros en época de cuarentena, comiendo todo el día y sin hacer ejercicio. En concreto, el aumento del colesterol se llama hipercolesterolemia, pero como el colesterol es una parte de los lípidos. Así que para no liarnos, hablaremos de hiperlipidemia y ya está.

Síntomas de la hiperlipemia

Los síntomas derivados de una hiperlipemia suelen ser los síntomas derivados de la afección primaria que produce esta alteración. Son diversas las patologías relacionadas con la aparición de una hiperlipemia, como por ejemplo hipotiroidismo, obesidad por un dieta rica en grasa, pancreatitis, diabetes… En estos casos la hiperlipemia será siempre secundaria y los síntomas serán los propios de la enfermedad primaria.

Existen casos de hiperlipemia primaria, que habitualmente son de origen genético. Este trastorno no está muy estudiado en perros, no obstante los casos reportados cuentan con dolor abdominal o convulsiones. Asimismo, muchos otros perros enfermos no presentan sintomatología ninguna.

Tratamiento

Debido a los riesgos potenciales de una hiperlipemia persistente. es necesario un pronto tratamiento

En general, en las hiperlipemias secundarias el tratamiento irá enfocado a tratar la causa de la enfermedad principal.

En cuanto a la hiperlipemia primaria, y como tratamiento coadyuvante a la hiperlimia secundaria, el manejo dietético ha resultado ser notablemente eficaz. 

  • Limitación del nivel de grasa en la alimentación. Comida baja en grasa o light, pero sin reducir el contenido proteico ya que sería contraproducente.
  • Aportes de ácidos grasos Omega 3: Aceite de pescado en cápsulas o en líquido. Este suplemento ha demostrado ser muy eficaz como parte del tratamiento.
  • Aporte de fibras fermentables: Por ejemplo pulpa de remolacha.
  • Aporte de antioxidantes: vitamina C, beta-carotenos, selenio…

Espero que este artículo os haya ayudado a comprender más a vuestro perro, y a entender la importancia de una correcta alimentación, la cual siempre debería de ser pautada por un profesional.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

¿Qué es el Coronavirus canino y cómo prevenirlo?

¿Qué es el Coronavirus canino y qué síntomas provoca?

El coronavirus canino es un virus altamente contagioso que afecta a perros, sobre todo cachorros y animales inmunodeprimidos, afectando sobre todo al sistema digestivo del animal. Los síntomas que provoca son similares al parvovirus canino, pero suele ser de menos gravedad:

Entre los síntomas que pueden aparecer encontramos:

  • Fiebre alta, incluso superior a los 40ºC.
  • Vómitos, pueden ser con sangre en casos graves.
  • Diarrea, incluso con sangre.
  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de apetito.
  • Decaimiento.
  • Temblores.

Esta enfermedad no tiene un tratamiento específico, por lo que el tratamiento estará encaminado a aliviar los síntomas que vayan apareciendo en el curso de la enfermedad, normalmente siendo necesario el uso de sueroterapia, antibióticos, sondaje, etc.

¿Cómo se puede prevenir?

El contagio se produce por el contacto con las heces de un animal enfermo, por eso es muy importante evitar el contacto con animales que manifiesten alguno de estos síntomas. Como los más susceptibles son los animales jóvenes, seguir de forma correcta el plan de primovacunaciones es
esencial para evitar el contagio.

Se recomienda que los cachorros, sobre todo de colectivos como perreras o residencias caninas, tomen una alimentación de calidad, estén correctamente desparasitados y que se mantenga una correcta higiene en el recinto. Usar dietas que incorporen prebióticos e inmunomoduladores puede ser interesante para fortalecer el sistema inmune y digestivo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Causas del reflujo gastroesofagico en perros

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Como indica su nombre, consiste en un reflujo el contenido estomacal hacia el esófago. El esófago desemboca directamente al estómago, y está conectado por este a través de un esfínter. Normalmente este esfínter esta ocluido e impide que el contenido vuelva al esófago. Pero en determinadas condiciones puede ocurrir que el cierre no se produzca correctamente y exista cierto reflujo.

Causas del reflujo

  • Esofagitis: Inflamación de la mucosa del esófago. En caso de que se produzca una esofagitis, es relativamente frecuente que se vea acompañada de reflujo gastroesofágico. Al inflamarse la pared esofágica se produce una dificultad en el cierre del esfínter que antes mencionábamos, por lo que el contenido estomacal puede refluir. Esto a su vez produce más inflamación en el esófago, por lo que es un cuadro que se retroalimenta.
  • Hernia de hiato: Alteración provocada cuando una porción del estomago atraviesa el diafragma e invade la cavidad toracica. En este caso, el estómago esta sometido a un estrangulamiento que provoca una disfunción del esfínter, provocando el reflujo.
  • Anestesia: Se ha comprobado que ciertos fármacos anestésicos producen una relajación del esfínter que puede provocar reflujo esofágico.
  • Perros con obesidad: La obesidad es un factor de riesgo en el desarrollo del reflujo gastroesofágico. Por esta y tantas razones es fundamental mantener a tu mascota en la mejor condición corporal posible.
  • Fármacos: De igual modo, existen ciertos fármacos que producen una relajación del tono del esfínter y pueden provocar reflujo. Por ejemplo, acepromacina o atropina.
  • Vómitos: La presencia de vómitos, especialmente de carácter crónico, puede desencadenar la aparición de reflujo gastroesofágico.
  • Dieta: La alimentación, como para muchas otras enfermedades, es determinante en la dolencia de la que hoy hablamos. La dieta rica en grasas es un factor agravante ya que el contenido graso excesivo produce una relajación del esfínter.

Como veis son muchas y variadas las causas de esta insidiosa enfermedad. Como siempre pedimos, en caso de que notéis cualquier anormalidad en vuestro perro, acudir o contactar con un veterinario que os pueda asesorar como es debido.

Juan Vázquez

Médico veterinario