¿Cómo reducir la velocidad de tu perro al comer?

A casi todos los perros les gusta comer. Pero no todos devoran el pienso con apetito voraz. ¿A que se deben estas diferencias de comportamiento entre un perro y otro?

Diferente carácter: Como las personas, cada perro tiene su personalidad. Hay algunos que son más zampones que otros. Y los zampones, ven bajar la comida por las paredes.

Problemas de salud: Ciertas patologías conducen a un aumento del apetito de forma exacerbada. Por lo que si nuestro animal de pronto comienza a desarrollar un apetito de dinosaurio, lo mejor será acudir al veterinario para que descarte cualquier patología sistémica.

Ansiedad: Aquí es donde está el meollo, en esos perros que comen muy rápido y de forma ansiosa. Son estos los más frecuentes y en los que vamos a enfocar los siguientes consejos.

  • Procurar que las horas de las comidas sean lo más regulares posibles, y evitar comer entre horas. Esto ayudara a nuestro perro a crear unas rutinas de comidas de forma que suavizara esa ansiedad. Los perros deben de comer dos veces al día, una vez sobre el 70 % de su ración diaria, y en la otra toma el 30% restante. No obstante se puede dividir la ración diaria en 3 o 4 tomas si el perro es muy ansioso.
  • Realizar ejercicio con el perro, ya que de esta forma conseguiremos relajar esa ansiedad y cuando llegue la hora de la comida estará más tranquilo. El ejercicio puede ser físico (paseos, carreras) o mental (juegos de olfato). El ejercicio físico no se recomienda ni antes ni después de los paseos, sobre todo para las razas con riesgo de torsión de estomago.
  • Intentar, en la medida de lo posible, que cuando vayamos a darle de comer a nuestro perro, este esté lo más relajado posible. De esta forma potenciamos el estado de tranquilidad.
  • Cambiar el comedero a uno antiglotones. Existen comederos especiales para estos perros, que cuentan con obstáculos que dificultan la aprehensión del alimento y enlentecen la ingesta. No obstante esto es un remedio provisional ya que el problema de la ansiedad sigue subyaciendo.

Deseo que estos consejos sean de ayuda si vuestra mascota es medio perro medio cocodrilo. Intentad ponerlos en práctica , veréis que da buenos resultados.

Juan Vázquez

1Médico veterinario

¿Cómo programar un plan de entrenamiento para mi perro?

¿Por qué debería entrenar a mi perro?

El entrenamiento es importante para que el perro sea mentalmente equilibrado y social. Tales comportamientos se enseñan a través de señales-adiestramiento que pueden ser proporcionados por el dueño o por profesionales.

¿Deben entrenarse todos los perros?

Sí, el tipo de adiestramiento varía según el nivel de aprendizaje deseado por el dueño. Por ejemplo, un perro de la familia debe tener un entrenamiento básico de obediencia para tener autocontrol y conocimiento de las reglas básicas de la casa.

¿Qué tipos de entrenamiento hay?

  • Entrenamiento individualizado/resolución de problemas de comportamiento;
  • Entrenamiento básico de obediencia/socialización;
  • Entrenamiento avanzado de obediencia;
    Dependiendo del tipo de entrenamiento que estés buscando, puedes necesitar la ayuda de un profesional.

 

 

¿Cómo programar un plan de entrenamiento para mi perro?

El entrenamiento de un perro debe basarse en recompensas: refuerzo positivo y nunca en castigos. Todos los días debes reforzar el comportamiento pretendido hasta que aprenda.
Algunas señales básicas que debes enseñar a tu patudo:

  • Sentar:

  • Quieto:

  • Acostar;
  • Caminar con correa;
  • Regresar cuando el dueño lo llama;

 

Filipa Calejo

Veterinaria de Mascotas

¿Cómo alejar a mi perro de la basura?

¿Por qué intenta comer de la basura?

Para nosotros un cubo de basura es un lugar donde tiramos los residuos y desperdicios, sin embargo, para nuestro perro, la basura es un sin fin de olores interesantes y una barra libre de comida de humanos disponible para él.

Los perros también tienen instinto carroñero y cazador, por lo que el olor de comida que tiene ese cubo les resulta apetecible.

Muchas veces el perro solo hurga en la basura cuando no estamos en casa, puede ser síntoma de ansiedad por separación, como ocurre cuando rompen muebles, ladran y destrozan diferentes objetos de la casa.

¿Cómo podemos evitarlo?

Evitar que el perro coja comida de la basura, no solo para que no manche la casa, si no por su salud. Algunas medidas que podemos seguir para evitar esta conducta son:

  • Colocar el cubo en un lugar inalcanzable para el perro: podemos meter la basura en un armario cerrado o dejarlo en un lugar alto donde el animal no pueda llegar.
  • Sacar la basura antes de irnos: si cuando salimos de casa es el momento en el que el perro aprovecha para hacer trastadas, podemos aprovechar para sacar la basura y así evitar riesgos.
  • Pimienta o cayena molida en la tapa: podemos añadir algunos de estas especias picantes para que el perro no tenga la necesidad de acercarse.
  • Juguetes interactivos: si nos vamos de casa podemos dejar al perro entretenido con uno de estos juguetes rellenables de snacks.
  • Educación: la mejor opción es enseñar a nuestro perro a no tener este comportamiento desde pequeño, para que aprenda que la basura es algo que no puede tocar.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Mi perro tiene miedo a los fuegos artificiales, ¿qué hago?

Es muy común que los perros sean sensibles a los ruidos fuertes, incluidos los fuegos artificiales. Un cierto grado de miedo durante los ruidos fuertes o explosiones es normal ya que los alertas en caso de peligro, pero en caso de miedo extremo se puede convertir en un momento muy estresante para ti y para tu perro. Continue reading “Mi perro tiene miedo a los fuegos artificiales, ¿qué hago?”

A mi perro no le gustan los otros perros

¿Cuál es el problema?

Un perro no siempre tiene porqué ser sociable con todo tipo de perros y es que, al igual que sucede en las personas, no todos los perros tienen que caerle bien. Hay perros grandes que no se llevan bien con otros animales de su tamaño, o perros pequeños que solo toleran a perros pequeños. Todos estos casos están relacionado con la socialización que hayan tenido en su etapa de cachorro. Sin embargo, si nuestro perro es incapaz de acercarse a ningún perro sin atacarlo, estamos ante un grave problema de socialización.

La socialización es la herramienta más importante para conseguir que nuestro can se lleve bien con otros animales. Esta socialización debe producirse en la etapa más joven del cachorro que, lamentablemente, coincide con la época de vacunación y es cuando más susceptible de infectarse de
diferentes enfermedades es el animal.

¿Cómo solucionar este problema?

Si nuestro perro es un cachorro, conseguir que este problema desaparezca o no se llegue a dar, es muy sencillo, solo hay que acostumbrarlo a diferentes ruidos, perros y otros animales. No discriminar por el tamaño del animal, debe acostumbrarse a estar con perros de diferentes razas. Si no está aun vacunado es suficiente con llevarlo en brazos y acercarlos a perros que estén correctamente vacunados, no se debe tener miedo de preguntarle al propietario y estar bien seguros.

Pero, si nuestro perro ya es adulto y presenta estos problemas de comportamiento, necesitaremos más paciencia para tener éxito y, muchas veces, ayuda de un profesional. Algunos pasos que podemos seguir son:

  • El paseo: importante en estos casos es llevar al perro con correa corta para tener un buen control del animal y, si muerde, llevarlo siempre con bozal.
  • Acercamiento: permite que se acerquen otros animales y tranquiliza a tu perro con suavidad, evitando el castigo e intentando corregir los malos gestos antes de que se produzcan.
  • Adiestramiento: se debe trabajar con el animal también es casa, enseñando órdenes básicas.
  • Ejercicio: haz ejercicio con tu perro, es necesario que toda esa energía de sobra desaparezca para tener un mejor control del animal.
  • Profesional: acudir a un etólogo canino o adiestrador puede ser muy útil si no disponemos del tiempo o las herramientas necesarias para ayudar a nuestro compañero.

Irene Martinez

Médica Veterinaria