¿Debo llevar a mi perro a un entrenador en los primeros meses?

¿Cuándo debo empezar su educación?

La educación del cachorro puede empezar a partir de las 7 semanas, momento en el que puede empezar su separación de la madre. En este momento, el perro puede empezar a aprender las diferentes reglas de la casa y de su nueva familia.

No es necesario esperar a que tenga más edad, con 7 semanas podemos enseñarles órdenes básicas como ven y sienta, y puede aprender a hacer sus necesidades en un lugar determinado.

¿Es necesario acudir a un adiestrador?

Si se trata de nuestro primer perro y tenemos dudas de cómo proceder a su educación, siempre podemos ponernos en manos de un profesional que nos ayude a enseñarle las órdenes básicas. Una vez que el perro esté correctamente vacunado también puede ser útil acudir a un entrenador para
que nos de algunas recomendaciones de cómo hacer el paseo, evitar que estire, ayudar en diferentes miedos y problemas que puedan surgir durante la “adolescencia” del perro.

En caso de propietarios que ya tienen experiencia con perros puede no ser necesario acudir a un entrenador, pero cada perro es un mundo y pueden manifestar diferentes conductas que debemos corregir y no siempre tenemos los conocimientos suficientes para ayudar a nuestro peludo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Mi perro tiene miedo a los otros perros ¿Qué hago?

cane che ha paura

Perro con miedo ¿cómo puede reaccionar?

El miedo es un mecanismo de defensa hacia una situación que el animal percibe como negativa. El perro puede reaccionar de diferentes formas ante una situación de miedo:

  • Huida: lo más habitual es que el perro se sienta intimidado ante otro peludo y responda huyendo del lugar.
  • Chillidos: si el otro perro no respeta el espacio, es posible que el perro con miedo responda chillando y llorando para indicar que no está a gusto ante esa situación.
  • Gruñidos: en casos más tensos, el perro puede manifestar su miedo y malestar con gruñidos de aviso.
  • Ladridos: además de gruñidos puede ladrar para intentar que el otro perro se mantenga alejado.
  • Agresividad: en el caso de perros más reactivos, este miedo puede manifestarse con agresividad, pudiendo ser peligroso, tanto para el animal que se acerca como para él si éste responde mordiendo también.

Causas de este miedo a otros perros:

La causa principal de este miedo hacia otros perro es una incorrecta socialización en la etapa de cachorro. Otras causas pueden ser:

  • Malas experiencias: puede que nuestro perro fuera sociable, pero alguna mala experiencia con otros perros puede hacer que muestre miedo después.
  • Temores por una mala educación: en muchos casos somos nosotros los que agravamos el problema sobreprotegiéndolos en exceso.

¿Qué podemos hacer?

En casos más graves de agresividad por miedo puede ser necesario ponerse en manos de un profesional que nos ayude en el proceso de redirigir este comportamiento y mejorar la sociabilidad de nuestro perro. Nosotros podemos conseguir mejorar el comportamiento de diferentes formas:

  • Desensibilización: se trata de seguir enfrentando al animal a aquello que le produce temor. Acércalo a diferentes perros durante el paseo, bajo control y con bozal si creemos que nuestro perro va a tener una mala reacción. El acercamiento a otros debe ser paulatino, y premia a nuestro perro cuando muestre tranquilidad. Empezar a acercarlo solo a perros tranquilos y sociables.
  • Contra-condicionamiento: se trata de intentar que el perro asocie aquello que le da miedo como algo agradable. Por ejemplo, premiar o jugar con el perro cuando haya otro cerca, así poco a poco irá asociando a los perros con momentos agradables para él.

Sea cual sea la técnica utilizada es importante ser constante y tener paciencia, cada animal va a aprender a su ritmo. Si no nos vemos capaces de ayudar a nuestro perro, es importante acudir a un profesional en adiestramiento para mejorar el proceso.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

5 trucos para mantener a tu perro entretenido por más tiempo

Trucos para que nuestro perro esté entretenido:

Para conseguir que nuestro peludo pase más tiempo entretenido podemos recurrir a diferentes juguetes y trucos:

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Cómo educar a un cachorro de Labrador

Carácter del Labrador cachorro:

Se trata de un excelente perro de familia de adiestramiento sencillo, ya que aprende con facilidad órdenes básicas pero no debemos olvidar que se trata de un cachorro y, sin una correcta educación, este perro simpático de carácter amable puede convertirse en un perro ansioso y con conductas destructivas.

Por lo tanto, al ser un animal que al llegar a adulto va a tener un tamaño grande y alta energía, es necesario un adiestramiento desde cachorro y ofrecerle siempre el ejercicio adecuado para él. De no ser así, puede convertirse en un perro peligroso, no por su agresividad, si no porque puede causar algún accidente debido a su tamaño y ansia.

Además de estos problemas de conducta, pueden aparecer otros problemas como la ingesta descontrolada de objetos, muy típica en esta raza, lo que puede causarle obstrucciones digestivas, peligrando su salud.

Adiestramiento desde cachorro:

Las educación de nuestro cachorro de Labrador debe empezar desde el primer día que llegue a casa. Los primeros pasos para su educación serán:

  • Reconocimiento de su nombre: uno de los puntos más importantes a la hora de educar a cualquier perro es que atienda a su nombre. Deberemos repetir su nombre cada vez que se relacione con nosotros.
  • Órdenes básicas: una vez reconocido su nombre empezaremos a enseñar órdenes básicas como “ven” y “no”, entre otras. Una vez las aprenda podemos pasar a otras de mayor dificultad como “sienta” o “tumbado”.
  • Hacer sus necesidades: al principio hará sus necesidades en casa, ya que no podrá salir a la calle hasta que no esté correctamente vacunado, pero debemos enseñarle a que las haga en un lugar específico, de esta manera será más sencillo después enseñarle que haga sus necesidades fuera de casa.
  • Socialización: esta parte es muy necesaria para cualquier cachorro, de esta forma evitaremos problemas de interacción hacia otros animales y personas en la etapa adulta. Debemos pasear con nuestro cachorro, al principio en brazos, y solo dejar que se relacione con perros que estén vacunados, que se acostumbre a diferentes entornos y personas.

La educación del Labrador será la misma que cualquier otro perro, siempre basada en el refuerzo positivo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Cómo educar a un perro sordo?

¿Cosas a tener en cuenta?

A la hora de educar a nuestro perro echamos mano de la comunicación verbal con frecuencia, pero realmente los perros aprenden con mayor facilidad gestos y otras señales no verbales. Aunque puede ser, según el caso, más difícil de educar a un perro no oyente, no es muy diferente de educar a cualquier otro perro.

Debemos de tener en cuenta que un perro sordo tiene más desarrollado el sentido de olfato y vista, por lo que debemos usar esos sentidos para estimularlo y conseguir que atienda nuestras órdenes usando gestos o alguna otra ayuda. Debemos ser capaces de hacerle entender cuál es el comportamiento deseado, y eso será muy similar a cualquier otro perro. Para ello podemos ayudarnos de:

  • Chuches.
  • Juguetes.
  • Caricias o estimulación táctil.

¿Cómo podemos adiestrarlo?

Podemos usar diferentes trucos para adiestrar a nuestro perro sin usar la voz:

  • Utilizar señas en vez de palabras a la hora de enseñarles las órdenes básicas. Esta tiene que ser una señal simple pero clara.
  • Señuelo: intenta tener siempre un señuelo, como golosinas o un juguete para captar su atención y premiarlo.
  • La llamada: es importante que el animal aprenda a responder a su llamada. En este caso no vendrá al llamarlo por su nombre, pero podemos captar su atención con una vibración al dar un pisotón fuerte en el suelo, o ayudándonos de algún instrumento como el collar de vibración.
  • Collar de vibración: es un collar que emite una pequeña vibración y que puede servirnos para llamar y captar la atención de nuestro perro. No les causa ningún daño y es una herramienta útil para estos casos.
  • Paciencia: puede resultar complicado pero no es imposible, un perro no oyente puede hacer vida normal y aprender igual que los otros peludos.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Mi perro ladra todo el tiempo ¿qué hago?

¿Por qué ladra?

Los perros pueden ladrar por diferentes razones, pero las más comunes son:

  • Para atraer la atención del propietarios: algunos perros ladran para hacernos saber que quieren comer, tienen sed, etc.
  • Invitación al juego: ladran al ver a otro perro para invitarlo a jugar.
  • Guardia: los perros de guarda o perros territoriales ladran para avisar que ha entrado alguien desconocido a su territorio.
  • Estrés y fustración: en momentos de estrés o frustración los perros también suelen ladrar.
  • Ansiedad por separación: se trata de un problema de comportamiento en el que el perro emite vocalizaciones o tiene conductas destructivas cuando el propietario lo deja solo en casa.
  • Problemas de socialización: si durante la etapa de cachorro el animal no ha tenido una correcta socialización con su entorno u otros animales puede ladrar como manifestación de miedo.
  • Genética: existen razas con mayor tendencia a ladrar, por ejemplo Yorkshire terrier o Beagle.
  • Miedo: un perro asustado suele ladrar para manifestar que no le gusta esa situación.
  • Vejez: los perros ancianos suelen ladrar más para expresar diferentes estados de ánimo y necesidades.

Trucos para que deje de ladrar:

Para conseguir que nuestro perro disminuya la intensidad y cantidad de ladridos debemos conocer la causa de ese ladrido:

  • Ejercicio: es muy importante que el animal realice el ejercicio acorde con sus necesidades para que se encuentre más cansado y relajado una vez que esté en casa y no muestre su frustración con ladridos.
  • Bienestar: además de ejercicio, debemos atender a otras necesidades como la comida, agua, zona de descanso, etc.
  • Juguetes interactivos: es muy útil dejar diferentes juguetes interactivos como mordedores, Kongs, juegos de inteligencia, etc. El ejercicio mental es tan importante como el físico.
  • Otras distracciones: podemos dejarles otras distracciones como alguna prenda nuestra, dejar encendida tv o radio, una grabación de nuestra voz, etc. De esta manera engañaremos al perro ya que pensará que estamos en casa.
  • Tranquilizantes naturales: puede ser una opción en casos de ladridos por estrés como la ansiedad por separasción. Existen diferentes en el mercado en forma de sprays, collares o difusores.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Cuántas veces al día llevas a pasear a tu perro?

¿Cuántas veces pasear a un cachorro?

Una vez finalizado el plan vacunal los cachorros estarán listos para realizar sus primeros paseos. En esta etapa el momento del paseo es vital, tanto para que aprendan dónde hacer sus necesidades como para socializar con otros animales y entorno.

Es muy importante hacer paseos frecuentes, aunque sean de corta duración, para evitar que orine o defeque dentro de casa. Recordar siempre llevar chuches para premiar el comportamiento deseado.

Es habitual que quiera salir al poco de terminar de comer o cuando se despierta, es necesario estar atentos a cualquier comportamiento que indique que quiere hacer sus necesidades para aprovechar el momento y enseñarle dónde debe hacerlo.

Por tanto, de forma general, las veces que el cachorro deberá salir están entre 3 y 5 veces, aunque algunos pequeños pueden necesitar salir más a menudo.

¿Cuántas veces pasear a un perro adulto?

Una vez llegado a la etapa adulta, el perro necesitará el paseo sobre todo como forma de realizar una actividad o ejercitarse. Esta actividad debe mejorar el bienestar del animal y proporcionarle el ejercicio que necesita.

Este paseo será muy diferente según la raza y vitalidad del animal, ya que cada individuo tiene unas necesidades diferentes. Por tanto, dependiendo del nivel de energía del can será necesario sacarlo a pasear desde 2 veces hasta 4 e incluso 5.

Se recomienda realizar un paseo relajado a primera hora del día y varios de menor duración durante el resto del día, para finalizar la jornada con un paseo más largo en las horas de menos calor, sobre todo en verano.

Dependiendo del animal, este paseo deberá combinarse con algún ejercicio más intenso, por ejemplo practicando algún deporte como agility o canicross.

Y, por supuesto, no olvidar que el momento del paseo es una rutina muy importante de la que va a depender no solo el bienestar del perro, si no su salud y socialización.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Psicología canina ¿qué hay que saber sobre el tema?

¿Por qué es importante la Psicología canina?

Es importante tener en cuenta la importancia de la psicología canina, ya que a través de ella podremos conocer el lenguaje de nuestro perro, conocer su estado de ánimo y adelantarnos a comportamientos indeseados.

En caso de problemas de comportamientos más graves es importante que nos pongamos en manos de un veterinario especialista (etólogo) o un adiestrador canino, con la ayuda de ambos profesionales tendremos mucho éxito a la hora de corregir y educar a nuestro peludo.

¿Qué aspectos a tener en cuenta?

Es necesario informarse bien en diferentes fuentes de todo lo que implica el comportamiento canino y cómo interpretarlo. Para tener un perro sano, tanto física como psicológicamente debemos ofrecerle la posibilidad de tener contacto con otros animales y personas para que tenga una correcta relación en todos los aspectos. Para ello debemos tener en cuenta:

Es importante el estado físico del animal, pero también el mental, solo con esto podremos tener un compañero totalmente sano.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Qué son los concursos de Agility?

¿Qué es el Agility?

El Agility es una práctica deportiva en la que el perro y su propietario o guía completan un circuito de obstáculos. El propietario debe guiar al perro por una serie de obstáculos diferentes que deberá sortear de forma rápida y limpia.

Para que el perro realice correctamente el circuito es importante un buen entrenamiento y complicidad entre guía y can. Esta práctica intenta poner de manifiesto la agilidad, rapidez e inteligencia del perro y la compenetración con su propietario.

¿En qué pruebas consiste?

El circuito de Agility se compone de diferentes obstáculos que son colocado en diferente orden. Los obstáculos admitidos son:

  • Balancín.
  • Ruedas.
  • Vallas.
  • Muro.
  • Ría.
  • Salto de longitud.
  • Mesa (parada).
  • Túnel rígido y flexible.
  • Eslalon.
  • Pasarela.
  • Caballetes.

El propietario debe saber guiar a su compañero, siguiendo el correcto orden de obstáculos y hacerlo de la forma mas rápida y sin fallos posible.

¿Por qué practicar Agility?

Para poder practicarlo es necesario un entrenamiento constante, empezando desde niveles muy básicos y, sobre todo, primero es necesario que el perro obedezca a las órdenes más básicas. Es una actividad muy completa, tanto para el perro como para humano. Te aconsejamos la práctica de esta
actividad porque:

  • Es un buen método de adiestramiento canino.
  • Es una forma diferente y efectiva de practicar obediencia con tu can.
  • Es importante realizar ejercicio físico, tanto para el perro como para su humano.
  • Supone un ejercicio mental para el perro.
  • Refuerza el vínculo entre perro y propietario.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Cómo enseñar a mi perro a no morder?

¿Por qué muerden los cachorros?

El comportamiento de morder es muy habitual en cachorros y, además, pueden hacerlo por diferentes razones:

  • Conducta exploratoria: El animal empieza a relacionarse con el entorno y la boca es usada como parte del sentido del tacto.
  • Dolor de encías: con el cambio de los dientes de leche pueden tener molestias es la boca y encías, por lo que morder les aliviará.
  • Modo de relajación: los cachorros puedes gastar parte de su energía masticando o royendo objetos, de esta forma también se relajan.
  • Conducta cazadora: el movimiento de juguetes u objetos activa su conducta cazadora, pero lo mismo ocurre cuando movemos las manos, lo que incita a que nos muerdan, aunque lo vean como un juego.

Trucos para enseñar a no morder:

Para evitar que nuestro cachorro nos muerda debemos seguir una serie de pautas:

  • Aviso: podemos imitar lo que haría cualquier otro cachorro al ser mordido: chillar. De esta forma le mostraremos al perro que nos ha hecho daño.
  • Orden NO: si con el punto anterior no es suficiente deberemos empezar a introducir la orden NO y pararemos el juego con él en ese momento.
  • Progresión: poco a poco dejaremos de tolerar mordidas de baja intensidad hasta conseguir que entienda que debe controlar su mandíbula.
  • Las manos no son un juguete: evitar usar las manos para jugar con él para que no las interprete como un juguete que morder.

¿Qué no se debe hacer?

Uno de los puntos más importantes es no jugar con el cachorro a juegos que lo exciten en exceso y lo inciten a morder, por ejemplo:

  • Evitar peleas cuerpo a cuerpo.
  • Evitar castigo físico y refuerzo negativo.

El contacto con otros perros será muy importante para que el cachorro entienda hasta que nivel de mordida puede llegar y cuándo parar de hacerlo. Una vez el animal haya completado su plan vacunal es recomendable continuar con la socialización junto con otros perros.

Irene Martinez

Médica Veterinaria