¿Qué es una dieta funcional?

¿Qué es la alimentación funcional?

Un alimento funcional se considera aquel que ha demostrado que aporta un beneficio a alguna función del organismo. Este beneficio puede conseguirse si le aportamos a nuestro perro una dieta variada y equilibrada, cosa que muchos piensos de calidad y otros tipos de alimentación canina pueden aportar.

Sin embargo, aunque los piensos de gama alta aportan todos los nutrientes necesarios apra nuestro peludo y en la cantidad recomendada, no todos incluyen determinados alimentos que pueden aportar algún beneficio extra para el organismo y es aquí donde entran los alimentos funcionales.

¿Cuáles son alimentos funcionales?

Entre los alimentos funcionales podemos encontrar varios, cada uno aportan una serie de nutrientes que tienen una serie de beneficios sobre 1 o varias funciones del organismo, por tanto resultan beneficiosos para la salud, llegando a mejorarla.

Por tanto, en estos alimentos se encuentran una serie de nutrientes o componentes, que resultan beneficiosos para la salud de nuestro perro. Estos alimentos funcionales serían ricos es:

  • Ácidos grasos: alimentos altos en ácidos grasos, como el aceite de salmón, son útiles para problemas dermatológicos y tienen un efecto antiinflamatorio también.
  • Probióticos: estos son útiles para mejorar la flora intestinal, por ejemplo la inulina o fructooligosacáridos. Previenen infecciones digestivas, estreñimiento y hasta obesidad.
  • Prebióticos: los prebióticos se encargan de aportar todo los necesario a la flora intestinal.
  • Vitaminas antioxidantes: vitaminas como la A, C y E tienen efectos antioxidantes y son útiles ante ciertas enfermedades, como el cáncer.
  • Fibra soluble: este tipo de fibra es útil para regular el tránsito intestinal, evitar el estreñimiento y regular los niveles de glucosa en sangre, entre otros beneficios.
  • Condroprotectores: protegen las articulaciones del desgaste, lubricando la articulación. Estos condroprotectores son ricos en glucosamina y condroitina.

Una alimentación completa y de calidad es importante para que nuestro perro mantenga una salud óptima pero, si esta dieta es rica en alguno de estos nutrientes, estaremos también previniendo la aparición de ciertas enfermedades.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Cómo elegir snacks para mi perro?

Tipos de snack para perros

Hay multitud de snacks para perros, siempre debemos fijarnos en que estos snacks sean de calidad, con ingredientes naturales y bien especificados en el etiquetado. Los más comunes son:

  • Galletas: son snacks horneados, normalmente con algún tipo de harina.
  • Naturales: los snacks naturales son los más de moda, normalmente no incluyen cereales y por supuesto son libres de conservantes, colorantes y cualquier aditivo artificial. Normalmente se componen de carne liofilizada o deshidratada o partes animales muy poco tratadas y que a los perros les vuelven locos.
  • De larga duración: son snacks naturales de gran tamaño o duros que son difíciles de masticar y que ayudan a que el perro esté entretenido un buen rato y a la limpieza dental.
  • Snacks comunes o chuches: son el snack más frecuente, de pequeño tamaño y no muy duro, perfectos para premiar al perro durante el adiestramiento.

¿Cómo escoger el mejor snack?

Aunque los snacks serán un complemento en la alimentación de nuestro perro, debemos elegir snacks de alta calidad y sanos, por eso hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Sin conservantes ni colorantes artificiales: los conservantes son necesarios para que el alimento tenga mayor duración, pero debemos elegir los que estén libres de aditivos artificiales y contengan otros naturales como los tocoferoles.
  • Proteína de calidad y bien especificada: como ocurre con el pienso, la fuente de proteína debe ser la principal en la composición. El snack debe especificar de qué parte del animal procede la carne.
  • Resto de ingredientes: debemos huir de snacks cuya composición sea mayoritariamente de cereales o ingredientes de relleno, también de los que contengan azúcares.
  • Complementos nutricionales: algunos snacks son ricos en ciertos nutrientes que pueden ser beneficiosos para la salud de nuestro can, por ejemplo hay snacks altos en ácidos grasos, en condroprotectores, etc.
  • Cuidado con las alergias: si nuestro perro tiene alergia a ciertos alimentos, debemos mirar muy bien la etiqueta, de nada sirve dar un pienso grain free porque tiene alergia si luego le damos chuches cargadas de trigo, maíz y arroz.

Irene Martinez

Médica Veterinario

Las 4 vitaminas más importantes para un perro sano

Las 4 vitaminas más importantes

Toda buena alimentación para nuestro perro debería incluir las siguientes vitaminas:

  • Vitamina A: vitamina esencial para que nuestro peludo tenga una piel perfecta y una visión de águila. Esta vitamina también es necesaria para la correcta reparación de tejidos, incluso interviene en la reproducción. Cuando los perros tienen déficit de vitamina A pueden aparecer problemas de crecimiento, por lo que es muy importante en cachorros, también puede aparecer hidrocefalia si no damos la cantidad adecuada. Pero como ocurre con todo en esta vida, tampoco el exceso es bueno, ya que puede propiciar la aparición de fracturas óseas.
  • Vitamina B: realmente se trata de un complejo vitamínico compuesto por varias vitaminas del grupo B como: B1, B2, B3, B6… Según exista déficit de una vitamina u otra, van a aparecer diferentes problemas de salud. Por ejemplo, la falta de B1 tiene repercusión sobre la movilidad y reflejos, el déficit de B2 va a tener consecuencias en el pelaje del animal, ya que se encarga al desarrollo del can y al mantenimiento de un pelo sano. Otras vitaminas del grupo B son responsables de la fabricación de proteínas y glóbulos rojos por ejemplo, así que tienen utilidad para muchas funciones del organismo.
  • Vitamina C: vitamina importante para el desarrollo óseo y para el desarrollo del sistema inmunitario.
  • Vitamina D: al igual que la anterior, la vitamina D se encarga del desarrollo óseo, ya que ambas absorben y controlan los niveles de calcio y fósforo del organismo. Cuando un perro tiene déficit de esta vitamina, puede aparecer osteoporosis y fracturas óseas, pero su exceso también es grave y puede provocar hipercalcemia.

¿Dónde podemos encontrar cada vitamina?

Aunque los piensos comerciales ya tienen la cantidad idónea de vitaminas según el peso y necesidades de cada perro, podemos encontrar algunos alimentos que son más ricos en algunas de estas vitaminas, por ejemplo:

  • Vitamina A: muchos vegetales son ricos en esta vitamina, como la zanahoria, espinacas y brócoli.
  • Vitamina B: según el tipo concreto de vitamina B, la encontraremos en un alimentos u otro, pero de forma general vamos a encontrar mayores concentraciones en vísceras como el hígado y en algunas verduras.
  • Vitamina C: la encontraremos sobre todo en frutas como fresa, naranja, manzana y verduras como el brócoli.
  • Vitamina D: la vitamina D se absorbe gracias a la luz solar, es muy importante que los perros tenga una pequeña dosis diaria de luz solar directa al día como mínimo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Muffins saludables para tu perro

Ingredientes sanos y naturales

Si queremos hacer una receta para nuestro peludo no podemos elegir cualquier ingredientes, no debemos olvidar que algunos alimentos son tóxicos para ellos y otros, simplemente, no son recomendables, como el azúcar.

Por esta razón, para hacer unos Muffins saludables pero deliciosos para nuestro perro, vamos a elegir ingredientes adecuados para ellos como:

  • Harina integral: la harina de trigo integral es más recomendable que la refinada pero, si el perro tiene alergia al trigo, podemos sustituirla por avena, patata o calabaza hervida.
  • Miel: edulcorante natural y rico en minerales y vitaminas, pero tampoco debemos abusar de ella.
  • Aceite de oliva: es rico en ácidos grasos y vitaminas, si se prefiere se puede añadir un poco de aceite de salmón.
  • Carne: la carne es la fuente de proteína principal para nuestros perros, podemos añadir a la receta carne de ternera, pollo, cerdo, sin olvidarnos del pescado, elegir la que más le guste.
  • Huevos: alimento rico en proteína, grasas saludables y vitaminas, no se recomienda superar la cantidad de 2 huevos semanales.
  • Frutas aptas: tenemos muchas opciones dentro de esta categoría de alimento, podemos elegir frutas de fácil digestión y bajas en calorías como la manzana u otras más calóricas como el plátano.
  • Mantequilla de cacahuete: siempre que añadimos crema de cacahuete debemos optar por las que sean sin sal y sin azúcares añadidos, si podéis hacerla en casa, mejor que mejor, así os aseguráis que no haya ningún aditivo dañino para el perro.
  • Verduras: son una buena opción como fuente de carbohidratos en sustitución de los cereales, ya que algunos perros pueden tener alergia al trigo, entre otros. Podemos usar calabaza, boniato, zanahoria y patata sin problema.
  • Yogur o queso en crema: a los perros les encanta el yogur y el queso en crema, siempre sin edulcorar, al natural.
  • Otros ingredientes: podemos añadir otros ingredientes a la receta, por ejemplo su lata favorita, unos snacks crujientes o quizás un poco de las salsas de Barkyn como topping…podéis dejar volar la imaginación.

2 recetas de Muffins para perros

Os dejamos 2 recetas caseras, una a base de harina y al horno y otro para hacer un Muffin grain free para los días más calurosos:

  • Muffin de pollo al horno:

Los ingredientes que necesitamos para esta receta son: 120 gr de harina integral (de trigo o de avena), pechuga de pollo (50 gr), aceite de oliva (50 ml), 2 huevos, crema de cacahuete.

Para empezar vamos a hervir la pechuga de pollo y cuando se enfríe la trituraremos. Después mezclaremos en un bol los huevos con el aceite, añadimos la pechuga triturada sin dejar de batir, para acabar se añade la harina poco a poco y se mezcla todo con movimientos envolventes hasta que sea un masa homogenea. Rellenaremos los moldes para Muffins o Cupcakes con la masa y los pondremos 15 minutos a 180ºC en el horno previamente precalentado. Para decorarlos usaremos la crema de cacahuete casera y las chuches favoritas de tu peludo si quieres completar la receta.

  • Muffins grain free:

Si tu perro es alérgico no te preocupes, tenemos una receta sin harina de cereal y que puedes poner en el congelado para que se refresque en verano. Como base usaremos 1 patata y 50 gr de calabaza, 1 huevo cocido, pollo (50 gr.), 5 ml de aceite de salmón y, como topping vamos a añadir queso en crema (200 gr), 1 cuchara de miel, 1 de esencia de vainilla y 1 de canela en polvo.

Vamos a hervir la patata, la calabaza y la pechuga de pollo, sacamos y trituramos todo, incluyendo el huevo cocido, añadimos el aceite de salmón y mezclamos todo. Rellenamos los moldes con la mezcla y reservamos en el congelador 20-30 minutos mientras preparamos la decoración de queso, simplemente tendremos que batir la crema, la miel, la vainilla y la canela hasta conseguir una crema suave que usaremos para decorar.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Una sopa para perros

¿En qué casos puedo dar sopa a mi perro?

Siempre nos han recomendado tomar un caldito cuando nos encontramos mal, si nuestro digestivo está delicado o cuando estamos resfriados, para nuestros perros resulta igual de útil en muchos casos:

  • Falta de apetito: una rica sopa sabrosa y caliente puede animar a tu peludo a comer.
  • Saborizante: si tu perro no es de los que comen fácilmente su pienso, es posible que añadiendo un poco de caldo templado lo devore.
  • Problemas para masticar: en perros mayores con problemas para masticar o muy jóvenes, añadir un poco de caldo al pienso y dejarlo reposar puede ayudar a que lo mastiquen sin problema.
  • Problemas digestivos: las sopas son de fácil digestión y muy suaves, siempre que sean bajas en grasa y baja en sal, por ejemplo la sopa de moro que se usa en casos de diarrea.
  • Hidratación: una ración de sopa fresca en verano va a ser perfecta para hidratar al animal y darle un aporte extra de nutrientes.
  • Recuperación: son un aporte de vitaminas, minerales y líquidos estupendos en casos de perros convalecientes de una operación o enfermedad.

Además, según los ingredientes que se utilicen para hacer esta sopa, vamos a dar un aporte extra de nutrientes al animal, por ejemplo la sopa de moro o la de huesos.

Receta de sopa casera para perros

Hacer una sopa casera es muy sencillo, podemos usar diferente ingredientes, incluyendo vegetales como calabaza, zanahorias o patatas y carne magra como pollo o ternera, incluso pescado, sus espinas o huesos.

  • Sopa o caldo de huesos: esta sopa es muy rica en minerales, condroitina y glucosamina. Su elaboración es muy sencilla, solo hay que hervir huesos como patas de pollo, ternera, cerdo o cordero, es muy importante que los huesos estén bien cubiertos de agua y añadir 2 cucharadas de vinagre para que los huesos se deshagan más fácilmente. Una vez hierva hay que mantenerlo a fuego lento durante 12-24h. Los huesos se van a deshacer pero, por precaución, debemos colar bien el líquido para que no hayan restos que puedan dañar a nuestro perro. Esta sopa podemos refrigerarla en porciones, tomará consistencia gelatinosa, pero también podemos congelarlo en una cubitera y hacer ricos precios refrescantes y nutritivos para el verano.
  • Sopa de moro: esta sopa es ideal para cortar la diarrea de una forma rápida y sana. Tan solo se necesita 500 gramos de zanahoria, 1 litro de agua y un poquito de sal. Solo hay que cortar la zanahoria y hervirlas en el litro de agua hasta que estén bien blandas, añadiremos más agua si es necesario y, para acabar, trituraremos todo bien, formando un puré.

Os animamos hacer estas ricas sopas a vuestro perro, seguro que les encantará.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Puede mi perro comer mantequilla de cacahuete?

¿Puedo darle a mi perro crema de cacahuete?

La crema de cacahuete está compuesta principalmente de cacahuete, un alimento rico en antioxidantes y ácidos grasos Omega 3 y 9. Además, el cacahuete es alto en vitaminas E y B, minerales y ácido fólico, lo que lo convierten en unos de los alimentos más nutritivos pero también en uno de los más grasos.

Todas estas características las tiene también la crema de cacahuete, una delicatessen para nuestros perros pero que debemos dar con precaución y sin excedernos. La crema de cacahuete es, por tanto, una gran fuente de carbohidratos y proteínas, lo que le va a proporcionar a nuestro can una gran dosis de energía y, además, le va a encantar su sabor pero no hay que olvidar que se trata de un alimento muy alergénico y muchos perros pueden presentar síntomas de alergia.

Tampoco es recomendable que demos crema de cacahuete a perros con problemas de sobrepeso y obesidad, ya que es alto en grasa y muy energético y va a hacer que coja peso, fatal para su salud.

Siempre debemos elegir una mantequilla de cacahuete que no contenga azúcares ni edulcorantes perjudiciales para la salud de nuestro perro como el xilitol.

¿Cuánta puedo darle?

Como hemos dicho, este alimento hay que darlo de forma ocasional o añadir una pequeña cantidad a alguna receta que hagamos para ellos. Con una vez a la semana es más que suficiente y, si nuestro perro es alérgico o tiene sobrepeso, debemos evitarla.

Por tanto, no existe una cantidad recomendada, pero con una cucharadita en el caso de los perros pequeños y una cucharada para perros grandes, será más que suficiente.

¿Cómo hacer crema de cacahuete casera para nuestro perro?

Existen opciones comerciales, pero si queremos elaborar una crema que realmente nuestro perro pueda comer sin peligro, es decir, que no contenga azúcares ni edulcorantes, tendremos que hacerla nosotros en casa, pero no os preocupéis, los pasos son muy sencillos:

Ingredientes:

  • Cacahuetes sin sal.
  • Cucharadita de aceite de oliva.
  • Cucharadita de miel.

Preparación:

  • Pelar los cachuetes, triturarlos y batirlos hasta que quede textura tipo crema.
  • Añadir el aceite y volver a batir a máxima potencia durante 5 minutos.
  • La miel es opcional y se puede añadir a la mezcla, luego echar en un bote, cerrar y guardar en el frigorífico, puede aguantar hasta 2 semanas.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Puede mi perro comer zanahorias? 5 beneficios de este alimento para perros

¿Pueden los perros comer zanahorias?

Los perros pueden comer zanahoria sin ningún problema y tiene muchos beneficios para ellos. El tipo de almidón (amilopectina) que esta verdura tiene es más fácil de digerir para el perro que los que tienen lo cereales, por tanto la zanahoria contiene carbohidratos de fácil asimilación.

La zanahoria tiene muchas propiedades beneficiosas para nuestros peludos, por ejemplo:

  • Fuente de energía: este alimento es alto en carbohidratos y proporciona una fuente de energía rápida.
  • Mejora la visión: la zanahoria es alta en betacarotenos, útiles para mejorar la salud ocular. Estos betacarotenos se transforman en Vitamina A.
  • Antidiarreico: ayuda a restaurar la flora intestinal en perros que tienen problemas digestivos como diarrea. La famosa Sopa de Moro se utiliza para cortar la diarrea en perros y está hecha a base de zanahoria hervida básicamente.
  • Alta en fibra: si damos la zanahoria entera, con la piel incluida, estaremos dando un alimento muy alto en fibra, pero en muchos casos puede provocar justo lo contrario que queremos evitar, es decir, puede provocar problemas digestivos como diarrea ya que la piel es muy indigesta para nuestro perro.
  • Cepillo dental: si le ofrecemos la zanahoria cruda o congelada a nuestro perro va a pasar un buen rato mordisqueando la verdura y limpiando sus dientes a la vez, por tanto va a ayudar a que se elimine el sarro y dejará un aliento fresco.
  • Snack para perros con sobrepeso: es un perfecto snack para perros con tendencia a coger peso o que padezcan obesidad ya que su contenido en grasa y calorías es muy bajo.

¿Cómo incluir zanahorias en la comida?

No debemos olvidar que los perros no tienen la encima amilasa en saliva, por lo que no puede sacar tanto rendimiento a la energía que los carbohidratos ofrecen. Por esta razón siempre es mucho mejor ofrecer estos alimentos altos en carbohidratos, cocinados, como es el caso de la zanahoria.

Al hervir la zanahoria eliminamos el almidón en crudo y será mucho más digestible para nuestro perro. De todas formas, la zanahoria sin piel suele ser bastante fácil de digerir para el perro pero si se la cocinamos será mucho mejor.

La zanahoria se puede incorporar sin problema a la dieta de nuestra mascota, sobre todo cocinada, muchas dietas caseras incluyen este vegetal como parte de la ración, por ejemplo la famosa dieta BARF.

Se aconseja ofrecer la zanahoria en pequeñas cantidades si nuestro perro nunca probó este alimento, luego podemos aumentar la cantidad diaria, incluso usarla como snack (a trozos pequeños), ideal para perros que están a dieta.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

¿Pueden los perros comer huevos?

Valor nutricional del huevo para mi perro

El huevo es sin duda uno de los alimentos más completos y nutritivos que existen y no solo para nosotros, si no también para nuestro perro. Tiene un porcentaje muy alto en proteínas y es completo tanto en micro como en macronutrientes.

La clara está formada por una proteína de alta calidad conocida como ovoalbúmina, aunque la yema también la tiene en menor proporción. Contiene todos los aminoácidos esenciales, lo que lo convierte en un alimento con alto valor biológico.

En la yema hay una buena proporción de grasas insaturadas altas en ácidos grasos esenciales como el linoleico y una gran variedad de vitaminas liposolubles.

Beneficio del huevo para los canes

Con todos los nutrientes que hemos comentado en el párrafo anterior, es normal que el huevo aporte a nuestro perro varios beneficios:

  • Recuperación: es un alimento ideal para perros que realizan actividades intensivas y para perras gestantes o en lactación.
  • Crecimiento: alimento alto en grasa y proteína ideal para el desarrollo del cachorro.
  • Pelaje: aporte brillo y suavidad al pelaje ya que contiene ácidos grasos esenciales.
  • Bajo en calorías (clara sobre todo).
  • Fácil asimilación.
  • Mejora la visión.

¿Huevo crudo o cocinado?

Seguidores de dieta BARF aseguran que el huevo crudo es la mejor forma de ofrecer huevo a nuestro perro, incluyendo la cáscara partida en la ración, para conseguir así una mayor cantidad de minerales, sin embargo, la clara contiene una proteína llamada avidina que absorbe biotina, aunque
debería comer mucho huevo crudo para llegar a tener problemas de déficit de biotina.

También se debe tener precaución con la presencia de Salmonella en el huevo y siempre debemos ofrecer huevos limpios (y limpiarlos bien),a una buena temperatura (<15ºC) y que no estén rotos.

Aunque el riesgo de infección por Salmonella es escaso, siempre es mejor ofrecer el huevo cocido (o revuelto, como tortilla o hervido) y que su asimilación es más sencilla y siempre sin sal.

¿Cuánto huevos puede comer a la semana?

El perro es un animal predominantemente carnívoro y su dieta está basada en proteínas y grasas de alta calidad, pero tampoco debemos pasarnos con la cantidad de huevo y, aunque no hay una dosis específica para este alimento, con 1-2 huevos a la semana es más que suficiente para nuestro
peludo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Snacks calmantes para perros ¿funcionan?

¿Qué son los snacks calmantes?

Estos snacks pertenecen al grupo de snacks funcionales, ya que tienen una función para el organismo, que en este caso es relajar a nuestra mascota.

Estos suplementos alimenticios sirven para mitigar algunos problemas relacionados son el estrés, sin afectar en ningún momento al carácter del animal y sin interferir en sus capacidades motoras, como ocurre con otros calmantes más potentes.

Tampoco hay ningún problema en administrarlos de forma diaria, además de encontrarse en forma de snack para que al perro le resulte apetecible.

¿En qué casos se utilizan?

Se pueden usar de forma diaria o en casos puntuales, para disminuir el nivel de estrés del animal antes diferentes situaciones como:

  • Petardos.
  • Ansiedad por separación.
  • Cambio de domicilio.
  • Viaje en coche.
  • Visita al veterinario.
  • Para machos cuando hay hembras en celo.
  • Presentación de un nuevo miembro en la familia.

En general, se usan para calmar a nuestro perro ante situaciones de estrés ambiental.

¿Qué ingredientes relajantes suelen contener?

Podemos encontrar tres tipos de snacks naturales, dependiendo de su composición, aunque muchos también utilizan una combinación de ingredientes para un mejor efecto calmante:

  • Hierbas relajantes: algunos de estos snacks están compuestos por una combinación de hierbas con efecto calmante, como la pasiflora o la valeriana. Estas plantas no tienen efectos secundarios y no resultan tóxicas para los perros. Otros snacks también incluyen otras hierbas como manzanilla o lavanda.
  • L-Triptófano: es un aminoácido que se encarga de la regulación de los niveles de serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad. Este aminoácido ayuda a dormir y a aumentar el bienestar.
  • L-Teanina: aminoácido que se encuentra en el té verde sobre todo y que sirve para sentir una sensación de relajación, regula el equilibrio químico del cerebro y tiene efecto calmante, sin producir somnolencia.

En la web de Barkyn podéis encontrar 2 snacks que cumplen estas funciones, como el Barkyn Calm Support con L-Teanina y L-Triptófano o los Zen Treats, compuesto por manzanilla y lavanda.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Frutos secos: ¿cuáles puede comer mi perro?

¿Los frutos secos pueden tener algún beneficio para mi mascota?

Los frutos secos contienen una gran cantidad de proteínas y grasas que son saludables y también son altos en ácidos grasos, hierro, calcio y vitaminas. También contienen un gran porcentaje de fibra que es beneficiosa para la digestión.

Sin embargo, lo que a nosotros nos puede resultar beneficioso puede provocar graves problemas de salud en nuestro perro, ya que no todos los frutos secos son adecuados para ellos y algunos son incluso tóxicos para ellos.

¿Qué riesgos tiene para mi perro?

Los riesgos principales para los perros son:

  • Obesidad: los frutos secos son altos en calorías y grasas, siendo más calóricos que otras golosinas específicas para los perros.
  • Pancreatitis: el alto contenido en grasa puede provocar problemas digestivos y pancreatitis.
  • Hipertensión: causado por el alto contenido en sal que tienen algunos frutos secos, contraindicados en caso de insuficiencia cardíaca o renal.
  • Recubrimientos tóxicos: algunos frutos secos están cubiertos de chocolate o caramelo, también inadecuados para los perros.
  • Atragantamiento u obstrucción: en perros pequeños o si ingieren frutos con cáscara, existe el riesgo de obstrucción intestinal.

¿Qué frutos secos puede comer?

Los frutos secos siempre deben darse en pequeñas cantidades, al natural y sin cáscara, de esta forma no suele haber ningún problema por su consumo.

Entre los frutos secos que pueden comer nuestros perros encontramos:

  • Cacahuete: se trata de una legumbre considerada fruto seco y no suele provocar problemas en el perro, salvo en algunos animales alérgicos (raro). Seguro que también le encanta la mantequilla de cacahuete (recordar que sea baja en sal).
  • Anacardos: este fruto es alto en grasa y se recomienda no ofrecerlo en crudo (contiene urushiol que puede ser tóxico).
  • Avellanas: no son tóxicas pero hay que tener precaución con la cáscara.

¿Qué frutos secos son tóxicos para mi perro?

Existen otros frutos secos que no son tóxicos pero es preferible no incluirlos en la dieta de nuestro peludo, ya que su contenido en grasa es muy alto (almendras y pistachos) y existen otros frutos secos que pueden ser tóxicos además, como es el caso de las nueces.

Las nueces son altas en grasa y, además, su cáscara hace que sean peligrosas en caso de ingestión ya que pueden provocar obstrucciones digestivas con facilidad.

La nuez de macadamia es el fruto seco más tóxico para nuestro perro, incluso si las ingiere en pequeñas cantidades. Esto es provocado por una toxina de origen desconocido que puede causar problemas neurológicos graves.

En resumen, aunque los frutos secos son una importante fuente de nutrientes y una deliciosa chuche para nuestro perro, es más recomendable optar por otras golosinas más sanas y específicas para ellos.

Irene Martinez

Médica Veterinaria