¿Los perros pueden comer plátano?

¿Es bueno el plátano para los perros?

Hay muchas frutas y verduras que nuestro peludos pueden comer sin riesgo además, aunque el perro es un animal carnívoro, pueden beneficiarse de sus vitaminas y minerales, siendo importantes para su organismo también.

El plátano es una de las frutas que los perros pueden comer sin problema, pero siempre hay que tener en cuenta los gustos de nuestro perro, además de posibles alergias o intolerancias alimentarias que hagan que no lo digiera correctamente.

Beneficios del plátano para los perros

El plátano no solo tiene beneficios para las personas, si no también para las mascotas:

  • Fuente de potasio: ayuda a absorber mejor el calcio, fortaleciendo así los huesos.
  • Fibra: mejora el tránsito intestinal.
  • Vitaminas B6 y C: con funciones antiinflamatorias y fortalecedor del sistema inmunitario.
  • Probióticos: regula la flora intestinal, mejorando la salud digestiva.

Contraindicaciones del consumo de plátano en los perros

Como ocurre con muchos alimentos, el consumo excesivo puede causar también problemas de salud:

  • Estreñimiento: en un perro con un digestivo sano, el consumo excesivo de plátano puede provocar estreñimiento.
  • Diarrea: puede aparecer diarrea o gases y puede ser indicativo de que no lo digiere correctamente.
  • Alergias: alguno perros pueden tener intolerancia o alergia al plátano, al igual que a otros alimentos.
  • Hiperactividad: es una fruta con un contenido alto en azúcares y bastante energética, por lo que el perro puede mostrarse nervioso e hiperactivo.
  • Aumento de peso: al ser una fruta bastante calórica, si no consume esa energía puede aumentar de peso de forma rápida.

Cantidad recomendada de plátanos para perros

La cantidad de plátano que puedes darle a tu perro al día depende del tamaño del animal, un perro de raza pequeña no deberá comer más de 2 rodajas de 1 cm, mientras que un perro grande podrá comer hasta 1 plátano entero, según su peso.

El plátano es muy fácil de aplastar y triturar ¿qué tal si metes el plátano chafado en su kong? Seguro que le encantará.

¿Los perros pueden comer cáscara de plátano?

La cáscara del plátano debemos descartarla totalmente, ya que es demasiado alta en potasio y en fibra, pudiendo causar problemas digestivos, además es dura y difícil de masticar y tragar.

Muchos de los plátanos comerciales llevan en la superficie de la cáscara ceras y barnices para darle un aspecto más bonito, siendo también más indigestas.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Galletas de calabaza saludables para perros

¿Pueden los perros consumir calabaza?

Sí pueden comer calabaza, aunque hay que seguir las recomendaciones de consumo diario. Se considera que un perro puede comer aproximadamente una cucharada sopera cada 10 kg de peso del perro.

La manera en que mejor se digiere es cocinada, ya que si se la damos cruda es posible que no le siente bien por la dificultad de digerirla de esa forma, lo que puede ocasionar malestar digestivo y formación de gases.

Propiedades de la calabaza

La calabaza es muy rica en vitaminas y minerales, además de en fibra. Tiene un contenido en grasa muy bajo y aporta carbohidratos complejos, que se absorben de manera más lenta que los simples, por lo que aportan energía durante más tiempo.  Además, posee un alto contenido en agua.

Usos más extendidos de la calabaza

  • Por su alto contenido en fibra, se emplea en dietas para ayudar a los perros con estreñimiento. También se hace para perros con diarrea, ya que también tiene efecto astringente.
  • Como antiparasitario interno se emplean sus semillas, que contienen una sustancia, la cucurbitacina, que tiene efecto antiparasitario.
  • Por su contenido en vitamina A es interesante su efecto sobre la vista, ya que esta vitamina previene el daño en la salud ocular.
  • Ayuda al sistema inmunitario, por las vitaminas que aporta.

Receta de galletas de calabaza

Esta receta es perfecta para dar a nuestro amigo peludo un capricho y una dosis extra de mimos, ¡porque le van a encantar!

Llevan sólo 3 ingredientes y son muy sencillas de hacer. Lo que más tiempo, que no trabajo, nos va a llevar es la cocción de la calabaza y el horneado, pero en ninguna de las dos tareas tenemos que hacer ningún esfuerzo extra. Para su elaboración necesitaremos:

  • Una taza de puré de calabaza (sólo calabaza, sin ningún otro ingrediente). Podemos cocerlo en el fuego o en el microondas, para que la calabaza se reblandezca y podamos mezclarla con el resto de ingredientes de las galletas.
  • 1 taza y 3/4 de harina de avena, que se puede hacer en casa moliendo copos de avena o comprarla ya molida.
  • 1/2 taza de mantequilla de cacahuete. Ten cuidado de que sólo lleve cacahuete, sin azúcar, ni edulcorantes, ni aceites. Esta mantequilla también la podrías hacer tú, sólo hay que tostar los cacahuetes y molerlos en una batidora potente.

Si prefieres, puedes sustituir la mantequilla de cacahuete por un huevo.

Se mezclan todos los ingredientes y se da la forma que queramos, de bolita o se pueden cortar con un cortador de pastas o de galletas, o se pueden poner en un molde.

Y por último se hornean a 180ºC (con el horno precalentado) durante 20 minutos, donde se endurecerán.

Las dejamos enfriar y ¡a dejar a tu perro disfrutarlas! Aunque ten cuidado con la ración, que no conviene pasarse.

(Receta de rover.com)

 

 

La dieta BARF

¿Por qué dieta BARF?

Es muy probable que hayas oído hablar de la famosa dieta BARF, este tipo de alimentación, tanto canina como felina, se basa principalmente en los orígenes del perro como carnívoro, es decir, su antepasado el lobo se alimentaba de carne y huesos de sus presas y esta es la alimentación que debe seguir.

La dieta BARF, consiste entonces, en alimentar al perro con alimentos crudos biológicamente adecuados para ellos a base de proteína de origen animal cruda y huesos carnosos y cierto porcentaje de verduras y frutas, además de vísceras.

Este tipo de dieta resulta mucho más palatable para el perro y es una muy buena opción para perros que no comen otro tipo de alimentos o alérgicos a ácaros del pienso por ejemplo o a algunos ingredientes en concreto. Además de la palatabilidad, la dieta BARF tiene un alto porcentaje de humedad, por lo que el animal estará mejor hidratado, ayudando también a la mejorar la digestión y reducir la cantidad de heces.

Otro de los pros de la dieta BARF es que, al favorecer la masticación mediante el uso de huesos carnosos y otros crudos, los dientes se mantienen limpios durante más tiempo, reduciendo también el riesgo de obesidad ya que el consumo de carbohidratos es muy bajo.

Sin embargo, no es un tipo de alimentación que deba darse de buenas a primeras, es necesario acudir a un profesional en este tipo de dietas que nos diseñe la ración y explique las cantidades correctas adecuadas de cada ingrediente e informarnos de cómo preparar correctamente la comida.

Además, los perros acostumbrados a otro tipo de alimentación, como el pienso, necesitan de un período de adaptación a esta dieta.

El riesgo infeccioso de la dieta BARF

La dieta BARF no tiene solo aspectos positivos, como hemos comentado, un perro necesita un mayor tiempo de adaptación a este tipo de alimento y la transición de pienso a alimentación cruda debe ser paulatina y lenta, por lo contrario pueden aparecer problemas digestivos graves.

El riesgo de no alimentar correctamente a nuestra mascota es superior, ya que debemos conocer bien la proporción de cada nutriente y en qué alimentos podemos encontrarlo, así como la cantidad que debemos ofrecerle de cada uno pero, además, al ser un alimento no cocinado el riesgo de provocar una intoxicación alimentaria es también mayor.

Los riesgos infecciosos principales son causados por una deficiente higiene a la hora de manipular los alimento crudos, sobre todo la carne, por eso es muy importante congelar la carne durante unos días, tener precaución e higiene a la hora de descongelar la carne y lavarse bien las manos en todo momento.

También es importante optar por alimentos de calidad con las correctas garantías sanitarias para minimizar la presencia de parásitos y microorganismos.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Canela para perros: Beneficios y cantidad recomendada

¿Puede comer canela un perro?

Hay muchos alimentos con ciertas propiedades que pueden resultar beneficiosos para la salud de nuestro perro, como sucede con la canela.

La canela se ha usado desde hace años como remedio de algunos problemas digestivos en mascotas, como gases, diarrea, etc. Aunque existen diferentes variedades la canela Ceilán y Cassia son las más usadas.

¿Cuánta cantidad de canela debo darle a mi perro al día?

La dosis de canela que tiene cierto beneficio para la salud canina no se sabe con seguridad, pero un perro pequeño puede tomar sin ningún problema ¼ de cucharada pequeña. La variedad de canela

Ceilán es la más utilizada ya que se considera la más segura, aunque la Cassia también tiene propiedades positivas, pero la cumarina en esta variedad es superior y puede provocar daño hepático si se da en exceso.

Hay que tener en cuenta que la canela tiene efecto anticoagulante y puede provocar problemas de coagulación en perros sensibles.

¿Cuáles son los beneficios de la canela para los perros?

La variedad más conocida es la Celián y esta tiene diferente propiedades. Estudios han confirmado que una pequeña cantidad de canela puede tener grandes beneficios para nuestro perro, por ejemplo:

  • Regula la glucosa : la canela ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre además, aumenta la resistencia a la insulina y es muy beneficiosa para perros diabéticos, senior o con sobrepeso.
  • Antifúngica: la canela es eficaz contra hongos, en concreto contra la levadura Candida albicans, siendo útil en perros con problemas de piel y atópicos, ya que son más sensibles a estar infecciones.
  • Antibacteriana: tiene propiedades antibacterianas, por ejemplo, se ha estudiado que puede ser útil contra E.coli.
  • Conservante natural: debido a su capacidad antibacteriana, puede usarse para conservar otros alimentos, haciendo que se mantengan más tiempo. Puedes añadir un poco de canela a la lata de comida húmeda de tu mascota, así durará más tiempo.
  • Reguladora del digestivo: su principal uso ha sido como regulador del sistema digestivo, ayudando en casos de vómitos o diarrea.
  • Antiinflamatorio natural: es útil en perros con problemas articulares como artrosis o displasia, ya que tiene efecto antiinflamatorio.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Beneficios de la avena en perro

¿Qué beneficios aporta la avena a un perro?

La avena es un complemento nutricional que aporta diferentes beneficios y que es muy económico y sencillo de preparar, además es un alimento natural que podemos encontrar en diferentes superficies y que tiene muchas propiedades que podemos aprovechar para mejorar la alimentación de nuestro perro:

  • Fuente de proteína de alto valor biológico.
  • Alto contenido en fibra que ayuda a la regulación de tránsito intestinal.
  • Propiedades relajantes que pueden ser útiles en perros con estrés y muy nerviosos.
  • Propiedades calmantes para la piel, mejorando su hidratación y aspecto.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Propiedades diuréticas, útiles en perros con problemas cardiacos por ejemplo.

¿Cuánta avena debo darle a mi perro?

Podemos usar la avena de diferentes formas, usándola como alimento complementario y añadiéndola a la comida de nuestro perro o usarla de forma tópica, por ejemplo a la hora de bañar a nuestra mascota.

Para usarla como alimento la avena tiene que cocinarse, hirviéndola hasta que tenga una textura de papilla. Una vez hervida podemos guardarla en el frigorífico durante unos días, siendo la cantidad recomendada una cucharada sopera al día para un perro de unos 15 kg de peso, siendo media cucharada para un perro de unos 7 kg y 2 cucharadas para un perro de 30 kg. Las dosis son aproximadas pero no debemos excedernos ya que puede haber problemas digestivos como diarrea.

En el caso de que queramos usarla para el baño podemos añadir esa avena al agua con la que lavemos al perro, aunque hay muchos champús a base de avena que están mejor preparados y son más fáciles de usar.

¿Pueden tomar avena todos los perros?

No todos los perros pueden comer avena, algunos perros con problemas digestivos como enfermedad inflamatoria intestinal o animales alérgicos a cereales como la avena, no pueden comer este tipo de alimento.

También se debe evitar el uso de la avena como alimento en cachorros muy jóvenes porque su sistema digestivo aun no está preparado para digerir bien algunos alimentos.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Una Alimentación Saludable para Perros

¿Qué se considera una “dieta saludable para un perro”?

Hoy en día en el mercado existen una gran variedad de oferta en cuanto a alimentación canina se refiere, encontrando desde los piensos procesados (de mayor o menos calidad, según la marca) a las dietas tipo BARF crudas, pasando por comida cocinada o deshidratada.

Todos estos tipos de alimentación pueden ser adecuadas y saludables para nuestros perros siempre y cuando cubran las necesidades de nuestras mascotas, es decir, que sean equilibradas en cuanto a nutrientes y cubra las necesidades según la etapa de vida (e incluso características) de cada animal.

Para determinar si ese alimento es el adecuado debemos prestar atención a varios puntos:

  • Etiqueta: los primeros ingredientes de un alimento de calidad deben tener origen animal y proceder de piezas nobles (carne de…), evitando los que están cargados de cereales y subproductos.
  • Etapa de vida: sobre todo en la etapa de cachorro es importante dar un alimento específico, ya que ayudará a que el animal complete mejor su crecimiento.
  • Características del animal: animales con alta actividad, con tendencia a engordar o con alguna patología que necesite un control dietético, deberán tomar una alimentación específica.
  • Digestión: aunque creamos que estamos alimentando a nuestro perro de una forma saludable puede que ese alimento no le siente bien, para ello es importante observar las heces de nuestras mascotas y otros síntomas (vómitos, pérdida de apetito…) que nos indiquen que no lo está tolerando bien.

Alimentos complementarios: lo que puedo y no puedo dar de vez en cuando

Además de su comida completa habitual nos gusta darle algún capricho de vez en cuando, pero es importante conocer qué alimentos podemos dar a nuestros peludos y cuáles debemos evitar totalmente:

  • Alimentos que pueden comer: hay muchos caprichos que podemos dar a nuestra mascota sin problema y que les encantará, no solo carne o pescado, también pueden comer (en cantidad moderada) otras delicatessens para ellos como:
  1. Crema de cacahuete: contienen grasas saludables y vitaminas E y B, siempre y cuando no la demos en exceso.
  2. Yogur: seguro que muchos habéis dejado que rebañe el fondo del yogur, este alimento es alto en proteína, calcio y probióticos. Evitar los yogures azucarados y con edulcorantes y saborizantes.
  3. Zanahoria: perfecta para dar un aporte extra de fibra y como cepillo de dientes natural.
  4. Calabaza: rica en fibra y vitamina A, ideal para mantener la salud intestinal de nuestro perro.
  5. Avena: un poco de avena cocinada es de gran ayuda para perros mayores con problemas de estreñimiento.
  • Alimentos prohibidos: muchos otros alimentos debemos evitarlos porque pueden ser incluso tóxicos para nuestro perro:
  1. Chocolate: el azúcar y la teobromina del chocolate pueden provocar graves problemas de salud a nuestra mascota.
  2. Huesos cocinados: los huesos cocinados pueden astillarse y provocar úlceras o obstrucciones digestivas graves. Si quieres darle un hueso asegúrate que sea un hueso crudo de gran tamaño (huesos recreativo) y siempre bajo supervisión.
  3. Marisco: alimentos como gambas, mejillones, langostinos, etc, deben darse con mucha moderación, sobre todo en algunas razas.
  4. Frutos secos: frutos secos como nueves o almendras son altos en fósforo y en grandes cantidades pueden provocar problemas de salud, además, las nueces de macadamia pueden ser tóxicas.
  5. Uvas y pasas: la ingestión de uvas y pasas puede provocar insuficiencia renal aguda muy grave, hay que limitar mucho su consumo.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Qué es la palatabilidad de un pienso

¿Qué significa palatabilidad?

La palatabilidad es la capacidad de un alimento para ser grato al paladar. En el caso de los piensos, esta cualidad va a hacer que el pienso sea apetecible para el animal y esto va a depender del sabor y del olor del alimento.

Un pienso será más o menos apetecible para nuestro perro según los ingredientes que se utilicen en la fórmula, los nutrientes que lo completen y la forma en la que se añaden estos ingredientes al proceso de producción del pienso.

¿Por qué un pienso resulta más apetecible que otros?

Existen muchos piensos en el mercado, incluso algunos de ellos incluyen la frase de “alta palatabilidad”, sin embargo, esa palatabilidad se consigue utilizando ingredientes artificiales, lo que disminuye la calidad del alimento. Los piensos pueden ser más palatables debido a:

  • Presencia de saborizantes y aromatizantes artificiales: muchos piensos de gama baja están cargados de estos químicos que añaden un mejor sabor y olor al alimento, haciéndolo más atractivo para el perro, sin embargo, debemos evitar los piensos con estos aditivos alimentarios.
  • Calidad de ingredientes: el uso de proteína de alta calidad procedente de la zona magra de la carne o pescado va a convertir al pienso en más apetecible para nuestra mascota. También resulta más sabroso si se añade esta carne es fresco que en harina. Por esta razón es importante que en la etiqueta estén todos los ingredientes claros y evitar los piensos cargados de subproductos animales.
  • Forma de cocinado: en el extrusionado convencional del pienso se utilizan altas temperaturas, debido a esto puede perder cualidad y resultar menos sabroso para nuestro perro. Los piensos extrusionados en frío o bajas temperaturas suelen ser más palatables.
  • Almacenamiento: si el paquete de pienso está mal cerrado o el procesado no es el correcto, puede hacer que la grasa de la croqueta se oxide y se enrancia, dando un mal sabor al alimento.

La palatabilidad es una cualidad importante que debe tener todo pienso, pero no es la única. Para que el pienso sea completo debe ser completo y saludable, con ingredientes de calidad y que sea adecuado para el animal, según sus características físicas y actividad, así como estado de salud.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

6 frutas que los perros pueden comer (y las que deben evitar)

¿Qué frutas puedo darle a mi perro?

Hay varias frutas que son seguras para los perros, e incluso se incluyen en la formulación de varias dietas, debido a su alto contenido de vitaminas, minerales, carotenoides y fibras. 6 ejemplos son: manzana, plátano, pera, durazno, sandía y mango. Estas frutas se deben dar en pedazos/rodajas pequeñas o incluso trituradas. En los días calurosos, se pueden congelar y dar como un “snack refrescante y saludable”.

¿Qué cuidados debo tener al dar estas frutas?

Aunque las 6 frutas mencionadas anteriormente se pueden dar a los perros, la verdad es que es necesario tener 2 cuidados principales:

  • Eliminación previa de semillas y piedras: a los perros nunca deben dársele las piedras, porque además del peligro de crear lesiones a lo largo del tracto gastrointestinal y de causar posibles obstrucciones, también son ricas en sustancias potencialmente tóxicas, como es el caso del cianuro.

 

  • Cantidad suministrada: las frutas son una ingesta calórica adicional en relación con el pienso, son bastante ricas en azúcar, lo que puede dañar la salud de tu perro, si se administra en exceso. La regla básica, transversal a cualquier “snack”, es que no debe representar más del 10% de las calorías ingeridas y que están previstas para el día.

 

¿Cuáles son las “frutas prohibidas”?

Hay algunas frutas que ponen en peligro la salud de nuestros perros y, por lo tanto, nunca se les deben dar. Dos ejemplos son las uvas que pueden causar insuficiencia renal y el aguacate, que contiene una sustancia llamada persina, que causa vómitos y diarrea. Deben evitarse los cítricos, como las naranjas y los limones, aunque no son tóxicos, ya que al aumentar la acidez gástrica, pueden causar signos de inflamación estomacal (gastritis), especialmente en animales más sensibles.

Piensos para perros alérgicos

El otro día  ya hablamos de la alimentación monoproteica para perros alérgicos, por lo que os recomiendo echar un ojo a esa entrada si os interesa el tema y queréis seguir bien el hilo en las siguientes lineas.
Aparte de los piensos monoproteicos, tenemos más opciones disponibles en el mercado.
Si hemos diagnosticado previamente a nuestro perro con alergia o intolerancia alimentaria mediante una correcta dieta de exclusión realizada por nuestro veterinario, ya tendríamos localizado el alimento al que nuestro perro es alérgico. En vista a esto, tendríamos disponibles los siguientes piensos :

  • ‌Pienso sin el alimento que produce la reacción alérgica : Quizás sea la opción más sencilla. Si por ejemplo, nuestro perro ha resultado ser alérgico al pollo, una de las opciones posibles sería optar por un pienso en cuya composición no aparezca el pollo. Por ejemplo, podríamos decantarnos por un pienso a base de salmón, cordero o jabalí. Si bien es cierto que en estos piensos puede existir contaminación cruzada con restos de otros piensos fabricados , si la alergia no es muy grave puede ser una opción  interesante.
  • ‌Piensos sin cereales : Los cereales han resultado ser agentes causales de alergias en un gran porcentaje de perros. Si es el caso de nuestra mascota, la mejor opción es elegir uno de estos piensos como el futuro alimento de nuestro perro. Existen en el mercado multitud de marcas con variedad sin cereales, o dicho de forma más moderna ( ya sabéis que todo lo que está escrito en inglés es más molón) grain free.
  • ‌Pienso hipoalergenico: Es la alternativa, por así decirlo, más drástica y estricta. Se ha demostrado que las moléculas que producen las alergias suelen estar constituidas por largas cadenas. Por lo tanto, si estas moléculas se rompen mediante un proceso llamado “hidrólisis”, producen significativamente menos alergias. Esta es una lección rápida de bioquímica, pero espero que entendáis el concepto de hidrólisis. Por lo tanto, estos piensos “hidrolizados” son útiles en perros con alergias o intolerancias muy acentuadas. Además, estos alimentos suelen fabricarse en zonas aisladas y en máquinas específicas para evitar la contaminación cruzada con otros piensos.

Ya veis la cantidad de opciones que tenemos disponibles, por lo que si vuestro perro tiene alergia a algún pienso o alimento concreto que no cunda el pánico, !Que de hambre no se va a morir!

Juan Vázquez

Médico veterinario

Como alimentar cachorros recién nacidos. 

 

En primer lugar, dejar claro que la mejor forma de alimentar a los recién nacidos será siempre dejar que lo haga la propia madre. La leche materna constituye uno de los alimentos más completos de la naturaleza. No solo la leche perruna, la leche de vaca, la leche de las gatas… Son todas un súper alimento para los cachorros. Asimismo, la primera leche, llamada calostro, cuenta con un extra, ya que en esta primera fracción de la leche materna existen una gran concentración de anticuerpos que van a conferir una inmunidad fundamental al cachorrito. Por lo tanto, en condiciones normales, la mejor opción para alimentar a los neonatos es dejar que la madre los amamante libremente y sean ellos los que coman. Pero a veces, puede que las cosas no salgan siempre bien y la lactancia no transcurra con normalidad, por lo que vamos a daros algunos consejos . 

  • El cachorro no quiere mamar : para incentivar el reflejo y conseguir que mame podemos nosotros mismos intentar colocar la boca del neonato en un pezón de la madre, y aplicar una ligera presión sobre el pezón para provocar la eyección de la leche e intentar que el cachorro ingiera el calostro. Si no hay forma de conseguirlo, teniendo en cuenta como ya mencionamos lo importante que es la ingesta de calostro, tendremos que buscar otra opción. Bien podemos tratar de ” ordeñar ” a la mamá del cachorro y recoger el calostro en una jeringuilla o biberón para darle a tomar al bebé. O bien, podemos optar por comprar una solución de calostro comercial para arreglar la situación. No es tan completo como el calostro de la madre pero sirve.
  • La madre ha fallecido ,no quiere darles de mamar o tiene alguna enfermedad y los cachorros no pueden mamar: Si por desgracia la perra ha fallecido durante el parto, o no es buena madre y no quiere amamantarlos, podríamos buscar una madre nodriza. Esta opción es relativamente frecuente en colectividades caninas donde puede ser que haya varias perras recién paridas. No obstante en la práctica diaria es complicado, por lo que tenemos que volver de nuevo a la opción del calostro comercial para dar de mamar a las crías. 

En cuanto a la frecuencia en la que deben de ser alimentados, los cachorros recién nacidos deben de ser alimentados cada 3 o 4 horas, ya que corren peligro de caer en una hipoglucemia al no tener nutrientes de reserva en el cuerpo.

Si os veis en alguna de éstas situaciones y necesitáis apoyo o asesoramiento, no dudéis en contactar con nuestro equipo veterinario.¡Os ayudaremos encantados!

 

Juan Vázquez

Médico veterinario