Cataratas en perros: ¿Cómo identificarlas?

¿Qué son las cataratas?

Las cataratas son el aumento de la opacidad del cristalino, adquiriendo éste una tonalidad blanquecina o azulada, dificultando la visión del perro.

¿Qué es el cristalino?

El cristalino es una estructura del ojo de muchos animales y del ser humano. Se trata de una lente cuya función en enfocar, para ello cambia su curvatura y grosor (acomodación).

Con la edad, esta lente pierde la capacidad de acomodarse, lo que se conocer como esclerosis nuclear, típica de perros mayores. Sin embargo, las cataratas afectan a la opacidad de la lente, impidiendo la entrada de luz en la retina y disminuyendo su visión.

Esta opacidad es en ocasiones debida a una enfermedad hereditaria y ocurre en perros jóvenes. En otros casos puede ser debida a enfermedades secundarias. Se trata de una enfermedad de evolución lenta.

Razas predispuestas:

Si estas cataratas son un síntoma secundario a otra enfermedad, la raza afectada puede ser cualquiera. Si son debidas a una enfermedad hereditaria, las razas con más predisposición son:

  • Husky siberiano;
  • Cocker spaniel;
  • Bobtail;
  • Pekinés;
  • Golden-Labrador retriever;
  • Schnauzer;
  • Lhasa apso;
  • Shih tzu;
  • Caniche.

Apareciendo entre los 5-7 años de vida.

Causas más frecuentes de cataratas

A parte de ser un problema hereditario, las patologías o causas que pueden provocarla de forma secundaria son:

  • Diabetes mellitus;
  • Hiperadrenocorticismo (Cushing);
  • Tratamientos largos con corticoides;
  • Uveítis;
  • Deficiencias nutricionales;
  • Contusiones en ojos;
  • Vejez;
  • Glaucoma;
  • Radiaciones.

Síntomas:

El síntoma más común es la opacidad del cristalino, viéndose el ojo de color blanco azulado. Además de esto podemos observa en nuestro perro:

  • Lagrimeo excesivo;
  • Hipersensibilidad a la luz;
  • Secreciones oculares;
  • Se choca con objetos.

Tratamiento:

El único tratamiento efectivo es la operación con la extracción del cristalino, y el reemplazo de este por una lente intraocular. Se trata de una operación muy costosa, pero con ella el perro puede conseguir un alto grado de visión (90-95%) y la efectividad suele ser muy alta.

Hay que tener en cuenta que puede haber problemas postoperatorios que se deben controlar, como el glaucoma (hipertensión ocular).

Una buena alimentación es importante para prevenir ciertas enfermedades como obesidad y diabetes, que predisponen a la formación de cataratas.

Irene Martínez

Médica Veterinaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *