Descubre por qué no debes dejar que tu perro te bese en la cara

¿Por qué mi perro quiere lamerme la cara?

El perro no puede comunicarse con nosotros con palabras, pero si que lo hace con diferentes comportamientos y un lenguaje no verbal, entre el que destaca el lamido.

  • Lamido para mostrar afecto: este lamido es una forma de mostrarnos su afecto y es un comportamiento que lo hacen desde muy temprana edad y que lo aprenden de la madre.
  • Curiosidad: los perros no tienen manos como nosotros para tocar y reconocer objetos, en este caso su boca ejerce, en muchos casos, esta función. Por esta razón, comportamiento como el lamido o mordisquear objetos, es muy útil para conocer su entorno. Lamernos las manos o la boca le aporta mucha información, y si hemos comido hace poco, mucho mejor para ellos.
  • Limpieza: esto ocurre sobre todo en el caso de perras que lamen a sus cachorros para mantenerlos limpios, pero también puede extrapolarse este comportamiento hacia las personas.
  • Sumisión: los perros suelen lamer a los líderes de la manada para demostrar su sumisión.

Por esta razón, el lamido es muy importante para nuestra mascota y tampoco debemos de prohibirlo pero debemos tener cuidado de que no lama ciertas zonas como la cara o nuestra boca, ya que pueden ser vehículos de ciertas enfermedades, sobre todo en el caso de animales que no están correctamente desparasitados.

¿Por qué debo evitar que me lama la cara?

La creencia popular es que la saliva de los perros tiene ciertas proteínas en su saliva que pueden ayudar a curar ciertas heridas y esto es verídico, pero se debe tener en cuenta otros inconvenientes de que los perros nos laman cara y boca:

  • Bacterias en la boca: la mayoría de perros albergan en su boca una alta cantidad de bacterias y otros gérmenes, sobre todo en el caso de perros con una mala higiene oral. Aunque los perros sean resistentes a estas bacterias, para nosotros pueden suponer diferentes problemas digestivos.
  • Parásitos intestinales: algunos parásitos digestivos pueden transmitirse de perro a persona (zoonosis), sin olvidar que algunos animales tienen problemas de coprofagia, por lo que es más habitual estas parasitosis en ellos.
  • Otras enfermedades: otras enfermedades más raras, como la rabia, se transmiten a través de la saliva, aunque lo más habitual es que se transmita por mordeduras.

Si un perro está correctamente desparasitado y vacunado, se cuida su higiene oral y goza de buena salud, no tiene que haber ningún problema si nos lame, pero debemos evitar que lo haga en exceso y en zonas como la boca.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Caldo casero para tu perro

Sopas y caldos caseros para nuestro perro

Hacer un caldo casero para nuestro perro es muy buena opción para mantenerlo más hidratados en verano o tras el ejercicio, para mezclarlo con el pienso cuando les cuesta más comerlo o para darle un capricho. Sea por la razón que sea, estos caldos son muy nutritivos y podemos hacerlos de forma sencilla en casa.

¿En qué casos pueden ser útiles?

Si hacemos un caldo casero con ingredientes sanos y naturales seguro que a nuestro perro le va a encantar pero, además de ser nutritivo, puede ser útil para algunos problemas:

  • Perros mayores: los perros de avanzada edad pierden el sentido del olfato y tienen más dificultades para masticar. Con el caldo podemos ayudarles a que el pienso sea más blando y que tenga un olor más atractivo para ellos.
  • Problemas renales: los perros con problemas renales necesitan un aporte extra de hidratación y el pienso tiene un porcentaje muy bajo de humedad. Al humedecer su pienso con caldo o darles este alimento a parte hacemos que beban más líquidos.
  • Cálculos en la orina: algunos perros beben poca cantidad de agua durante el día y puede predisponer a problemas urinarios y formación de cálculos en la orina. Con el caldo les daremos ese aporte extra de líquidos que necesitan.
  • Pérdida de apetito: añadir un poco de caldo en el pienso puede ayudar a que al animal le resulte más atractiva la comida y coma mejor. Muy útil en animales que rechazan el pienso.

2 recetas de caldo para perros

Hay muchas recetas diferentes para preparar un caldo a nuestro peludo, solo es necesario usar ingredientes que no sean dañinos para el animal y evitar usar sal en exceso.

  • Caldo de pescado: podemos aprovechar las cabezas y espinas del pescado para hacer una rica sopa para nuestro perro, muy rica en minerales, nutrientes y yodo. Lo ideal es usar pescados no grasos (como salmón o caballa) ya que se enrancian con las altas temperaturas. Se añade agua a los restos del pescado y verduras si se desea. Se puede añadir vinagre o zumo de limón para ayudar a disolver las espinas. Cocinar a fuego lento durante varias horas (2-6h, según la consistencia que se quiera). Una vez esté cocinado y frío, colarlo para eliminar el resto de espinas.
  • Caldo de pollo: podemos usar medio pollo o 2 muslos grandes de pollo y añadir 2 zanahorias troceadas. Hervir el agua junto al pollo y la zanahoria durante 2 horas a fuego lento. Una vez esté cocinado lo dejamos enfriar para dar la primera dosis. Los trozos y zanahoria cocinados y el pollo sin huesos se puede incluir en la comida.

El caldo se puede congelar en porciones para usar solo la cantidad necesaria y evitar que se eche a perder. También podemos dárselo directamente congelado, seguro que le encanta los días de más calor.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Qué es la palatabilidad de un pienso

¿Qué significa palatabilidad?

La palatabilidad es la capacidad de un alimento para ser grato al paladar. En el caso de los piensos, esta cualidad va a hacer que el pienso sea apetecible para el animal y esto va a depender del sabor y del olor del alimento.

Un pienso será más o menos apetecible para nuestro perro según los ingredientes que se utilicen en la fórmula, los nutrientes que lo completen y la forma en la que se añaden estos ingredientes al proceso de producción del pienso.

¿Por qué un pienso resulta más apetecible que otros?

Existen muchos piensos en el mercado, incluso algunos de ellos incluyen la frase de “alta palatabilidad”, sin embargo, esa palatabilidad se consigue utilizando ingredientes artificiales, lo que disminuye la calidad del alimento. Los piensos pueden ser más palatables debido a:

  • Presencia de saborizantes y aromatizantes artificiales: muchos piensos de gama baja están cargados de estos químicos que añaden un mejor sabor y olor al alimento, haciéndolo más atractivo para el perro, sin embargo, debemos evitar los piensos con estos aditivos alimentarios.
  • Calidad de ingredientes: el uso de proteína de alta calidad procedente de la zona magra de la carne o pescado va a convertir al pienso en más apetecible para nuestra mascota. También resulta más sabroso si se añade esta carne es fresco que en harina. Por esta razón es importante que en la etiqueta estén todos los ingredientes claros y evitar los piensos cargados de subproductos animales.
  • Forma de cocinado: en el extrusionado convencional del pienso se utilizan altas temperaturas, debido a esto puede perder cualidad y resultar menos sabroso para nuestro perro. Los piensos extrusionados en frío o bajas temperaturas suelen ser más palatables.
  • Almacenamiento: si el paquete de pienso está mal cerrado o el procesado no es el correcto, puede hacer que la grasa de la croqueta se oxide y se enrancia, dando un mal sabor al alimento.

La palatabilidad es una cualidad importante que debe tener todo pienso, pero no es la única. Para que el pienso sea completo debe ser completo y saludable, con ingredientes de calidad y que sea adecuado para el animal, según sus características físicas y actividad, así como estado de salud.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Ojos rojos en perros: causas y cuidados

¿Qué son los ojos rojos?

Los ojos rojos o epiescleritis es la hipervascularización de la esclerótica del ojo, es decir, de la parte blanca del ojo. Se ven tan enrojecidos porque se han engrosado los capilares de esa zona y puede acompañarse de la inflamación y enrojecimiento del tercer párpado también.

Este enrojecimiento puede deberse a muchos factores como la raza, edad, algunas conductas o enfermedades.

¿Qué causas son las más comunes?

Hay muchas causas de aparición de epiescleritis, la gran mayoría de veces va unida a conjuntivitis, que también puede aparecer por muchas causas:

  • Raza: algunas razas, por la conformación de su párpado u órbita, tienen cierta predisposición a tener problemas oculares, por ejemplo los perros braquicéfalos como Pugs o Bulldogs, que tienen los ojos saltones y tienen problemas de sequedad ocular. También razas como el Chow Chow o Mastín suelen tener enrojecimiento y conjuntivitis debido a sus párpados caídos.
  • Contaminación medioambiental: es muy frecuente el enrojecimiento de los ojos en perros de propietarios fumadores o en animales que viven en ciudades grandes con alta contaminación.
  • Alergia: sobre todo frecuente en alergias ambientales por polen o ácaros, muy típicas de perros atópicos.
  • Cuerpo extraño: los cuerpos extraños en los ojos, como las espigas, son bastante frecuentes y pueden acompañarse de úlceras corneales, agravando el problema. También es habitual en verano el enrojecimiento de los ojos tras un día de playa, ya que queda en el ojo arena y salitre.
  • Infección: el enrojecimiento de los ojos también aparece en casos de conjuntivitis víricas o bacterianas y necesitan de un tratamiento antibiótico adecuado para eliminarla.
  • Hemorragias: golpes en el ojo y algunas enfermedades sistémicas pueden hacer que aparezca una hemorragia en el interior del ojo.

¿Que cuidados debemos tener?

La mayoría de veces solo se trata de un enrojecimiento puntual leve y no es necesario ningún tratamiento específico, pero podemos tener algunos cuidados si vemos que los ojos de nuestro peludo están enrojecidos:

  • Observar el ojo: podemos hacer una revisión en casa para ver si hay alguna erosión en la cornea, si vemos cuerpos extraños como arenilla o espigas o cualquier otro síntoma.
  • Limpiarlos: existen gotas o toallitas específicas para la limpieza ocular de nuestros perros pero, con una gasa y suero podemos limpiarlos también e hidratar el ojo.
  • No automedicar: el ojo es muy delicado y los tratamientos son muy diferentes según la patología, por eso se recomienda no medicar sin antes acudir a consulta.
  • Acudir al veterinario: si el enrojecimiento persiste, aparece infección, edema o sangrado ocular, es necesario acudir cuanto antes a consulta.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

10 razas de perros enanos

10 razas por debajo de los 5 kg

  • Caniche enano: esta raza francesa tiene cuatro variedades, donde se incluye el Caniche o Poodle enano y otra variedad más pequeña, el toy. Lo más característico de esta raza es su pelaje, su inteligencia y su longevidad, algunos ejemplares llegan a vivir 20 años.
  • Lebrel italiano: se trata del galgo de menor tamaño que existe, pensando sobre los 4 kg. Se trata de un perro estilizado y tímido. En este caso si que necesita de más cantidad de ejercicio que otros perros del mismo tamaño, pero sigue siendo un perro perfecto para vivir en un apartamento.
  • Spitz alemán enano: esta raza alemana no debemos confundirla con el Pomerania, esta sería la variedad toy del Spitz. Lo más característico es su sedosa melena, que necesita de cuidados diarios para mantenerla en perfecto estado.
  • Schnauzer miniatura: otra raza alemana que cuenta con 3 variedades, destacando la variedad miniatura. Aunque se denomine miniatura, se incluye dentro de las razas enanas, ya que puede pesar de 4-8 kg.
  • Pug: una de las razas braquicéfalas más famosas. Normalmente pesa sobre los 4-5 kg, aunque tienen tendencia a sufrir obesidad, por lo que pueden llegar a pesar hasta 8 kg. El Carlino o Pug tiene un carácter bastante bueno y le encanta disfrutar de la compañía de su familia.
  • Bichón maltés: dentro de las variedades de bichones, el más conocido es el Bichón maltés. Son perros alegres y muy juguetones que destacan por su pelaje sedoso, largo y blanco. La gran mayoría de ejemplares están por debajo de los 5 kg, aunque se pueden ver algunos de mayor tamaño.
  • Maltipoo: se trata de uno de los cruces de moda, no se puede considerar raza pero cada vez se ven más ejemplares mezcla de Bichón maltés y Caniche toy. Este cruce suele pesar entre los 4 y 7 kg.
  • Pinscher miniatura: aunque se conoce como Pinscher miniatura, esta raza pesa entre los 4-6 kg, por lo que se considera dentro de las razas enanas. Se trata del hermano miniatura del Dobermann, pareciéndose en el físico y colores, pero con varios kg menos. Es un perro activo, nervioso y desconfiado, pero también muy cariñoso.
  • Cavalier King Charles Spaniel: esta raza inglesa no suele superar los 8 kg de peso y es una de las razas con mejor carácter. Se trata de un perro tranquilo, cariñoso y tranquilo. Muchos ejemplares sufren enfermedades cardíacas hereditarias.
  • Teckel: conocido como perro salchicha, esta raza alemana también tiene diferentes variedades, según su tamaño y tipo de pelo. Las variedades más grandes no suelen superar los 9 kg de peso. Son perros cariñosos, alegres y juguetones, aunque sus características físicas hacen que tengan problemas de columna con frecuencia.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Heces amarillas en perros ¿qué significa?

¿Cómo deben ser las heces de mi perro?

Las heces deben tener color marrón, aunque el tono depende también de la coloración del pienso o el alimento que tome. Además:

¿Por qué las heces de mi perro son amarillas?

El color en las heces puede variar por distintas causar y tomar un tono amarillento. Esto sucede cuando hay algún problema intestinal donde se produce una irritación del intestino, consecuencia de diferentes patologías.

Las causas más frecuentes de aparición de heces amarillas son:

  • Enfermedades víricas: muchas enfermedades causas por virus o bacterias pueden cursar con ese síntoma. Por ejemplo, Parvovirus, Moquillo, Coronavirus, etc pueden cursar con diarrea y heces amarillas, siendo especialmente graves en cachorros.
  • Problemas alimentarios: problemas como alergias alimentarias o cambios bruscos de alimentación pueden hacer que el digestivo sufra daños y aparezca diarrea y heces amarillentas. Por esta razón es tan importante hacer una correcta transición, así podemos evitar cualquier problema digestivo o vigilar mejor cómo le está sentando el nuevo alimento. Aquí también podemos incluir casos de hipersensibilidad alimentaria como IBD y otras.
  • Parásitos digestivos: los parásitos intestinales son la causa más frecuente de heces amarillas y diarrea. No suelen ser graves y evolucionan bien con un correcto tratamiento antiparasitario.
  • Patologías hepáticas y pancreáticas: los problemas en el hígado o páncreas pueden ser la causa de la aparición de heces amarillas, pero también de heces verdosas o blanquecinas. Estas patologías pueden acompañarse de otros síntomas como pérdida de peso, pérdida de apetito, apatía, fiebre, etc.
  • Enfermedades sistémicas: muchas enefermedades sistémicas pueden hacer que la consistencia y color de las heces del perro varíe.

Conocer la causa es muy importante para elegir el tratamiento adecuado, por tanto, cuando vuestro perro presente una coloración amarillenta en heces de forma repentina, acudir a consulta para saber qué pudo desencadenar este síntoma.

Irene Martinez

Médica Veterinaria