Descubre por qué no debes dejar que tu perro te bese en la cara

¿Por qué mi perro quiere lamerme la cara?

El perro no puede comunicarse con nosotros con palabras, pero si que lo hace con diferentes comportamientos y un lenguaje no verbal, entre el que destaca el lamido.

  • Lamido para mostrar afecto: este lamido es una forma de mostrarnos su afecto y es un comportamiento que lo hacen desde muy temprana edad y que lo aprenden de la madre.
  • Curiosidad: los perros no tienen manos como nosotros para tocar y reconocer objetos, en este caso su boca ejerce, en muchos casos, esta función. Por esta razón, comportamiento como el lamido o mordisquear objetos, es muy útil para conocer su entorno. Lamernos las manos o la boca le aporta mucha información, y si hemos comido hace poco, mucho mejor para ellos.
  • Limpieza: esto ocurre sobre todo en el caso de perras que lamen a sus cachorros para mantenerlos limpios, pero también puede extrapolarse este comportamiento hacia las personas.
  • Sumisión: los perros suelen lamer a los líderes de la manada para demostrar su sumisión.

Por esta razón, el lamido es muy importante para nuestra mascota y tampoco debemos de prohibirlo pero debemos tener cuidado de que no lama ciertas zonas como la cara o nuestra boca, ya que pueden ser vehículos de ciertas enfermedades, sobre todo en el caso de animales que no están correctamente desparasitados.

¿Por qué debo evitar que me lama la cara?

La creencia popular es que la saliva de los perros tiene ciertas proteínas en su saliva que pueden ayudar a curar ciertas heridas y esto es verídico, pero se debe tener en cuenta otros inconvenientes de que los perros nos laman cara y boca:

  • Bacterias en la boca: la mayoría de perros albergan en su boca una alta cantidad de bacterias y otros gérmenes, sobre todo en el caso de perros con una mala higiene oral. Aunque los perros sean resistentes a estas bacterias, para nosotros pueden suponer diferentes problemas digestivos.
  • Parásitos intestinales: algunos parásitos digestivos pueden transmitirse de perro a persona (zoonosis), sin olvidar que algunos animales tienen problemas de coprofagia, por lo que es más habitual estas parasitosis en ellos.
  • Otras enfermedades: otras enfermedades más raras, como la rabia, se transmiten a través de la saliva, aunque lo más habitual es que se transmita por mordeduras.

Si un perro está correctamente desparasitado y vacunado, se cuida su higiene oral y goza de buena salud, no tiene que haber ningún problema si nos lame, pero debemos evitar que lo haga en exceso y en zonas como la boca.

Irene Martinez

Médica Veterinaria

Saiba porque não deve deixar o seu cão dar-lhe beijos na cara

Então porquê??

Não tem a ver só com o que podem transimitir na saliva… que já é bastante. Mas também com o facto de que os cães passam mais de metade da sua vida com os seus narizes a farejar e a  tocar em tudo, incluindo fezes de outros cães ou, muitas vezes, as próprias fezes.

Das piores bactérias que podem trasmitir através das fezes encontram-se a Salmonella, a Campylobacter (que provoca gastro-enterites severas e é das principais causas de intoxicação alimentar – muitas vezes não nos lembramos do que comemos??) e a E. Coli. A isto, são o que nós chamamos de doenças zoonóticas, ou seja, doenças transmitidas de animais para humanos e vice-versa.

Além de batérias, os nossos cães também podem transmitir parasitas – pois mesmo estando eles desparasitados, podem ter contactado com ovos de parasitas nas fezes de outros cães.

Quem deve acima de tudo ter especial cuidado?

Pessoas com o sistema imunitário fragilizado, como é o caso de quem faz quimioterapia, pessoas com HIV, e crianças, por exemplo.

Há parasitas que nestes casos podem levar a problemas sérios de saúde, como é o caso da Toxocariose, presente nos cães e nos gatos, e que pode levar a cegueira – e por este motivo é tão importante desparasitarem o vosso cão regularmente e seguindo o aconselhamente Médico-Veterinário.

E do ponto de vista do seu cão?

Há efectivamente, alguns cães que podem não gostar de serem beijados – resultando num factor de stress para eles. Se eles lutarem contra isso e/ou virarem a cabeça para o lado, são sinais que nos transmitem que se calhar… não querem muito esse tipo de mimo.

Mas no fim, é assim tudo tão linear?

Não! Nem tudo é certo, nem tudo é errado. Aliás, por outro lado, temos evidências de que crianças que contactam desde cedo com animais de estimação (e vão beija-los e por a mão à boca depois de os tocar) levam a que desenvolvam um sistema imunitário mais forte.

Assim como umas lambidelas dos nosso companheiros de quatro patas nos deixam super felizes e bem dispostos. No entanto, se conseguirem, beijinhos no ar sempre 😊 e muitas festinhas para uma dose cheia de mimos!

Ana Pinto

Médica Veterinária de Animais de Companhia

Treinar o meu cão a ficar na jaula

A forma ideal de começar este processo será o mais cedo possível. Ou seja, quando o cão é ainda cachorro para ser um processo mais simples. A habituação à jaula será um processo prolongado mas não tem que ser aborrecido! Servirá para criar laços com o seu companheiro e passar mais tempo com ele.

Comece por comprar uma jaula grande o suficiente para que ele tenha espaço para se deitar, sentar e até brincar. No entanto, se o seu patudo em adulto for um cão de porte grande ou gigante e tiver pouco espaço poderá optar por uma transportadora, o processo é igual.

Inicialmente, deixe-o entrar e sair da jaula conforme a vontade do seu patudo. Pode incentivá-lo a entrar espalhando comida no chão. Se ele se deitar dentro da jaula por vontade própria, reforce!

Em seguida habitue-o a entrar e sair com reforço (comida ou brinquedo), várias vezes. Reforce quando entra e sai da jaula conduzido por si  (com a comida na mão, conduza-o para entrar e sair da jaula), dizendo “ninho”, “sai” (ou as palavras escolhidas por si). Numa fase mais avançada, reforce-o após obedecer ao seu sinal de sair ou entrar, e repita-o inúmeras vezes de forma a que fique bem apreendido.

Depois é fundamental que o ensine a ficar dentro da jaula/ transportadora durante uns minutos para que se comece a habituar a ficar sozinho. Faça-o entrar, reforce, feche a porta, reforce e afaste-se uns metros ou vá para outra divisão da casa durante um minuto. Se o seu companheiro estiver calmo, abra a porta e reforce-o! Da próxima vez, aumente o tempo de ausência. Caso fique agitado, na próxima tentativa de fechar a porta, fique junto à jaula e vá reforçando da zona de fora. E tente novamente. Não há problema nenhum em ter que recuar no processo de aprendizagem do seu patudo para que possa chegar ao resultado pretendido!

Durante a noite o processo deverá ser o mesmo, no entanto será por um período de tempo bem mais longo. Assim, experimente deixar um brinquedo para que se entretenha durante a noite (escolha um que seja indicado para quando está sozinho e que não o deixe demasiado excitado).

Todo este processo varia muito de cão para cão, pois cada um tem a sua personalidade e a sua forma de aprender. Não desista caso não consiga à primeira. Com tempo e paciência irá conseguir.

Sofia Galiza

Médica Veterinária de Animais de Companhia

Entrenar a mi perro para que se quede en la jaula

En primer lugar, la toma de contacto. Como cualquier elemento nuevo, debe de ser colocado delante del animal para que el mismo, fruto de su curiosidad y por iniciativa propia, vaya explorando la jaula. El animal se familiarizará con el objeto y lo verá como algo normal. Esta es la primera etapa, y como podéis ver es de lo más sencillo. A partir de ahora la cosa se complica un poco, pero poco, ya veréis.

Ahora tendremos que hacer entender que esa jaula, además de ser normal, es su “amiga” ¿y cómo podemos conseguir esto? Pues con comida.

Es buena idea empezar con introducir premios en el interior del transportín para que el animal adquiera un refuerzo positivo.Tras practicar esto, podremos probar a colocar el comedero en el interior de la jaula, de este modo el perro entenderá que es un lugar seguro donde poder comer.

Cuando el ejercicio anterior esté bien trabajado y el animal se sienta completamente seguro en el interior, el siguiente paso será cerrar la puerta y mantener al perro en su interior.

En los primeros ejercicios, cerraremos la puerta breves periodos de tiempo y siempre con comida dentro para mantener distraído al animal.Se irá aumentando la duración del encierro de forma paulatina, del mismo modo que se va retirando la distracción alimentaria.

En este punto, resulta fundamental aclarar que, aunque el animal llore, no debemos de abrir la puerta, ya que asociará el llanto con la apertura de la puerta. Por lo tanto, solo abriremos cuando el perro esté tranquilo y relajado.

Con el tiempo y siempre progresivamente, el perro asociará la estancia en el transportín con una situación agradable y podrá permanecer en el interior como si de una suite se tratase.

Esperamos que estos consejos os resulten prácticos y útiles para hacer al perro más llevadera y agradable la situación.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

Masajea a tu perro paso a paso

El tacto

¿Sabes que el sentido del tacto es el primero en desarrollarse en la fase embrionaria? ¿Y que es el único sentido que no se pierde nunca? Podemos perder la vista, el olfato, el gusto o el oído, pero nunca el tacto. La piel posee tantas terminaciones nerviosas que nunca dejamos de sentir lo que tocamos y lo que nos toca. No sólo a nosotros, sino a nuestros compañeros peludos también. Por eso, cualquier roce nos transmite sensaciones, algunas más agradables y otras menos.

Beneficios del masaje

Además de la relajación que podemos aportar a nuestro perro con el masaje, existen otros beneficios que podemos conseguir si realizamos esta práctica con cierta frecuencia en nuestra rutina.

  • Aumenta la confianza del perro en nosotros. Si nuestro compañero ve que las caricias que le hacemos van más allá de premiarle o un contacto fugaz, entenderá que nuestro vínculo es fuerte y le aportará seguridad en nosotros como su compañero.
  • Podemos detectar dolores e incluso nódulos o tumores en la piel o en alguna zona del cuerpo. Si al hacer presión sobre una determinada zona y se queja o si al tocar notamos algún abultamiento, podemos acudir al veterinario antes de que sea más grande o que el dolor sea más intenso.
  • Pasamos más tiempo con nuestra mascota, lo que refuerza el vínculo.
  • Para nosotros también es un momento de disfrute con nuestro animal, ya que vemos que es algo que le gusta y a nosotros nos produce tranquilidad.

Antes de empezar

Lo principal es asegurarnos de que el perro se encuentra en el momento óptimo para recibir el masaje, que no esté alterado, ya que no le va a gustar y va a rechazar esta práctica. Es preferible ir acostumbrándole poco a poco a masajear cada día una zona y aumentar el tiempo de masaje progresivamente que pretender llevarlo a cabo todo en un mismo momento.

Si el perro ha sido maltratado o sabemos que tiene alguna fobia, intentaremos realizarlo aún más progresivamente, ya que para estos perros con miedos y traumas, el simple hecho de poner una mano en la cabeza o en el lomo, es una amenaza y un recuerdo del horror que han padecido, por lo que tenemos que ir mostrándole que nuestras intenciones son otras totalmente diferentes y que nos tomaremos el tiempo que haga falta para respetar sus ritmos y reforzar la confianza, tanto en nosotros como en sí mismo.

 

Es muy importante que no se realice si el perro tiene alguna infección, fiebre, herida abierta, fractura, un tumor o si está en un período postoperatorio, ya que es importante que se cure primero.

Si podemos, mejor que el perro esté sentado o tumbado. Hay perros que se dejan tocar incluso estando boca arriba, por lo que será más fácil masajear la zona del pecho y el abdomen, aunque para la espalda, tendremos que cambiarle de postura.

Si a tu perro le gusta, puedes poner música relajante para que tú también te relajes y disfrutes de ese momento de conexión con tu compañero peludo.

¿Cómo realizar el masaje?

Empezaremos por la cabeza, masajeando suavemente debajo de la mandíbula, sin llegar al cuello, para que el perro vea que se puede ir relajando. Lentamente, iremos subiendo hacia la parte de la frente y los laterales, con los pulgares, sin presionar, simplemente caricias con algo más de presión.

Si vemos que lo permite, podemos ir hacia el cuello, masajeando suavemente principalmente la zona de los lados del cuello. Después pasamos a los hombros e iremos bajando hacia las extremidades delanteras. Podemos ir alternando masaje con los pulgares con contener la pata entre la mano e ir masajeando hacia abajo y luego subimos, para favorecer la circulación sanguínea.  Intenta evitar las almohadillas, ya que suelen tener mucha sensibilidad entre los dedos, lo que hará que se levante y tengas que interrumpir el masaje.

Si quiere que continuemos, iremos por la zona de la columna, sin presionar, y dando leves pellizcos en la piel (simplemente estirar un poco la piel y esperar a que vuelva a su posición normal), para llegar hacia la zona de la cadera y repetir el procedimiento de las patas delanteras, esta vez con las traseras. Si tu perro tiene el rabo largo y no le gusta que le toquen esa zona, evítalo para que el final del masaje sea de su agrado.

Esta práctica puedes llevarla a cabo a diario, si a tu perro le relaja, de hecho, suele convertirse en algo que esperan con ganas, ya que les resulta agradable.

Y si notas algo raro en la piel o en el cuerpo de tu perro, acude a tu veterinario para ver qué puede pasar y qué tratamiento hay que seguir.

 

Fazer uma massagem ao seu cão passo a passo

Como é que posso fazer uma massagem ao meu cão?

Local: deixe que o seu cão escolha um local onde se sente relaxado e seguro para que possa iniciar a massagem. Se quiser pode colocar uma música ambiente para que o seu cão comece a relaxar.

Idealmente, para fazer a massagem o cão deve estar deitado. Contudo, ao início pode ser um pouco complicado que se deite logo, então comece por fazer uma festas suaves desde a cabeça até à cauda para que o processo de relaxamento comece.

Quando tiver mais calmo inicie a massagem:

  • Comece por massajar a cabeça e o pescoço – use a pontas dos seus dedos e a mão e faça movimentos lentos e circulares pela cabeça e pescoço, com mais ou menos pressão que depende do gosto do patudo, tamanho e gordura. Pode começar pelo focinho e ir continuando lentamente.
  • Continue pelos ombros – mantenha os movimentos circulares e lentos. Isto vai permitir que o seu cão continue a relaxar, cada vez mais
  • Continue os movimentos circulares e lentos dos ombros e por toda a coluna vertebral. De seguida use apenas a ponta dos dedos em movimentos lentos e circulares.
  • Enquanto continua a massajar dos ombros até à cauda o seu cão, coloque uma das suas mãos sobre uma das patas de trás e, delicadamente, aperte a pele entre os dedos fazendo ao mesmo tempo um movimento circular.
  • Com o polegar massaje o pé, sempre com movimentos lentos e circulares. Passe para a perna e suba até à coxa, aqui pode usar a palma da mão. Antes de retirar por completo as suas mãos da pata em que está a mexer, inicie o mesmo processo da outra pata.
  • Prossiga a massagem passando para a barriga e peito, com movimentos circulares lentos e com pouca pressão.
  • Passe para as patas da frente, uma de cada vez e usando a mesma técnica das patas de trás.
  • Termine a massagem do seu cão da mesma forma de começou, com festas suaves e lentas que percorram desde a cabeça à cauda.

Recomendações:

  • Respeite o seu cão caso exista alguma zona que não se sinta confortável/não goste de ser massajado, não insista e passe para a outra zona.
  • Tal como o treino, sempre que for realizar uma massagem, diga-lhe. Com o tempo vai associando a palavra “Massagem” e vai quer deitar-se logo.
  • Não massaje o seu cão se está doente ou com alguma ferida/lesão na pele.
  • Não use óleo ou cremes durante a massagem.

Aproveite o momento incrível que está a criar com o seu cão 😊

Maria Mariano

(Médica Veterinária)

Como manter o seu cão refrescado no verão: 5 dicas

Evitar saídas à rua nas horas de maior calor

O pêlo dos cães aumenta a sua temperatura corporal e as suas patinhas estão sempre expostas diretamente ao chão. Se experimentarmos colocar a nossa mão no chão, num dia de calor entre as 11 horas e as 18 horas vemos que está insuportável. Assim, nos dias de Verão, deve evitar passear o seu cão nestas horas: o passeio matinal deve ser feito mais cedo, antes do sol estar forte, e mais tarde deve sair quando o sol está mais fraco, a partir das 18 horas.

Utilizar meios refrescantes como ventoinha e ar condicionado

Sempre que estiver dentro de casa e notar que o clima possa estar quente, deve ligar a ventoinha, ar condicionado ou outro meio para refrescar o ambiente e ajudar o seu cão a manter-se fresco.

Tosquiar os cães com pêlo mais comprido

Se o seu cão tiver o pêlo comprido e passível de ser aparado ou tosquiado, estes são processos que podem ajudar a manter o seu animal mais fresco.

Utilizar toalhas molhadas com água fria

Se as temperaturas forem extremas e o seu cão tiver acesso ao exterior, podem ser usadas toalhas molhadas nos locais onde ele se possa deitar, ajudando assim a refrescar o corpo, baixando a temperatura corporal.

Deixar acesso a bacia com água

Se necessário, em animais com acesso ao exterior, pode ser disponibilizada uma bacia/piscina para cães com água (adequadas ao tamanho do animal, ou seja, de tamanho que permita deitar ficando sempre com a cabeça fora da água)  que possibilite que o cão se molhe se for necessário. 

 

O Verão é a estação do ano mais apetecível para realizar passeios e atividades ao ar livre mas são necessários muitos cuidados para evitar que haja aumento da temperatura corporal, evitando assim os golpes de calor. Não devemos nunca esquecer de ter sempre água fresca disponível, quer em casa, quer nos passeios matinais ou noturnos!

Joana Silva

Médica Veterinária

Cómo mantener a tu perro fresco en verano: 5 consejos

  • Evitar las horas centrales día para pasear: Este consejo, aunque parezca una obviedad, me gustaría remarcarlo, ya que durante esta temporada son frecuentes los descuidos y los golpes de calor por paseos a las 3 de la tarde son demasiado habituales. Si existe la necesidad de dar el paseo a esa hora, deberá ser breve y a poder ser, por la sombra. El resto de paseos siempre será mejor darlos a primera o última hora del día.
  • Usar arneses refrescantes: Actualmente existen en el mercado marcas comerciales que ofrecen en sus catálogos arneses especiales. Estas prendas tienen la capacidad de, tras haber sido mojadas, desprender humedad y frescor durante un tiempo. Estos arneses son útiles y proporcionan al animal y bienestar térmico durante los paseos. Son especialmente interesantes en razas pequeñas y de pelo corto.
  • Llevar agua durante las salidas: En los paseos veraniegos, llevar una botella de agua puede resultar de interés para mantener al perro correctamente hidratado. Actualmente existen en el mercado unos dispositivos especiales, a modo de botella con bebedero acoplado, que permiten al animal beber agua fácilmente y mantenerse correctamente hidratado.
  • Usar mantas refrigerantes: La tecnología avanza, y nuestros perros son beneficiarios de este avance. Desde hace un tiempo, existe en el mercado este artículo, el cual es capaz de desprender frescor y permitir una bajada de la temperatura corporal del perro. Es ideal para que el animal recupere el confort térmico tras el paseo.
  • Dar al perro cubitos de hielo: Bien directamente o bien añadirlos al agua. El frío del hielo les ayuda a bajar la temperatura y conseguir esa sensación de fresco veraniego que conseguimos los humanos cuando nos tomamos una caña fresquita. Otra alternativa es realizar helados caseros mezclando el pienso con agua y meterlos al congelador. Este refrigerio les encanta.

Esperamos que estos consejos os resulten útiles y sirvan para que vuestros perros pasen un verano y disfruten de las buenas temperaturas sin sufrirlas en exceso.

 

Juan Vázquez

Médico veterinario

¿Mi perro debe usar protector solar?

¿Por qué el protector solar también es importante para los perros?

A diferencia de lo que se cree, el pelo ejerce una función protectora, no sólo frente al frío, sino también frente al calor y los rayos solares. Por este motivo, no es aconsejable rapar a los perros de pelo largo en verano, por mucho calor que nos parezca que puedan tener. De hecho, se ha visto incluso con cámaras térmicas cómo un perro que estaba rasurado en la mitad del cuerpo, tenía una temperatura mayor que la zona en la que no había sido rasurado. Esto nos indica que el pelo impide la entrada de calor y, en consecuencia, previene de las quemaduras.

Existen razas de pelo corto que pueden tener zonas de su cuerpo desprovistas de pelo, principalmente abdomen, axilas, ingles, orejas, encima de la trufa y alrededor de los ojos, que pueden sufrir quemaduras en caso de radiación extrema o exposición prolongada.

Además, los perros blancos, por lo general, suelen tener la piel más rosa y, por lo tanto, más sensible. Cuando la piel está pigmentada y posee coloración oscura, es menos probable que sufra quemaduras.


¿Todos los perros necesitan protección solar?

No todos los perros lo necesitan, ya que depende, como hemos visto, del tipo de pelo y piel, pero además, de los hábitos que tengáis. Si un perro sale a la calle sólo para dar un paseo a horas en las que no es tan fuerte la radiación, no es tan necesario como un perro que va a pasar el día entero a una playa o está en el campo.


¿Necesito aplicar el producto todos los días?

De nuevo, depende de la actividad que realice el perro y las horas a las que las realice. Es decir, si la hora a la que soléis estar más expuestos es las 9 de la mañana, por lo general no será tan importante que le apliques el protector solar, ya que a esa hora la radiación es menor y, salvo que sea un perro desprovisto de pelo, albino o de piel muy sensible, es raro que llegue a quemarse por el sol.

Si, por el contrario, tu perro va a la playa contigo a pasar el día entero, sí será recomendable que le apliques el protector solar que elijas, ya que es probable que su piel pueda quemarse.


¿Cómo y dónde aplicar protector solar en perros?

Para aplicar el protector solar debemos tener en cuenta que es probable que nuestro perro se chupe la zona donde lo has aplicado, ya que a los perros la sensación de tener algo en la piel puede llegar a resultarles incómodo, por lo que tenderán a intentar retirárselo. Por este motivo, cuando tengamos pensado aplicarlo (unos 30 minutos antes de la exposición solar), hay que dar un masaje para que se absorba la mayor parte del producto.

Las zonas dependerán de si el perro tiene pelo largo, en cuyo caso la aplicación suele ser en las zonas del rostro donde hay poco pelo o el abdomen, axilas e ingles. Si el pelo es corto, habrá que valorar si, además del rostro, abdomen, axilas e ingles, hay que aplicarlo en las orejas o incluso en otra parte del cuerpo que tenga menos pelo. Si se acaba de rapar al perro, mejor aplicarlo por todo el cuerpo, aunque haya pelo muy corto, pero si su piel está habituada a esa protección y la retiramos, pueden darse lesiones por el sol. Y si tu perro no tiene pelo, es albino o de piel muy sensible, mejor también aplicarlo por todo el cuerpo.


¿Es necesario volver a aplicar el producto durante el día?

Si la exposición al sol va a ser durante un período corto de tiempo, no sería necesario aplicarlo de nuevo, pero si vais a pasar el día en la playa o en el campo y va a estar expuesto durante horas, es preferible que, igual que hacemos nosotros con nuestro protector solar, le apliquemos al perro cada 2 horas, aproximadamente.

Si se baña durante ratos largos, mejor ir haciendo aplicaciones más seguidas, ya que con el agua puede disminuir el tiempo de protección.


¿Puedo usar protector solar humano en perros?

Existen abundantes protectores solares, de diferentes marcas y formatos específicos para perros y gatos en el mercado. La característica común es que suelen ser hipoalergénicos, resistentes al agua y libres de determinadas sustancias químicas que son perjudiciales para su piel.

Pero si se nos ha acabado su protector solar y necesitamos aplicarle el nuestro, debemos asegurarnos de que cumpla estas características. El factor de protección solar (SPF) debe ser, como mínimo, 30.


¿Cuáles son otras formas de proteger a tu perro de los rayos UV?

La aplicación de protector solar es uno de los métodos para evitar quemaduras en la piel por exposición al sol, pero existen otros métodos que se pueden emplear también.

El más efectivo es evitar las horas de mayor radiación, que se da entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, según los expertos.

También se puede emplear ropa, camisetas finas que no dejen pasar la radiación solar.

Si ya se ha quemado la piel, evita por completo que le dé el sol en esas zonas, o casi mejor, que no salga más que para lo necesario, para que su piel se cure y sigue los consejos de tu veterinario.

 

Guloseimas refrescantes para o seu cão

Sorvete de frango e manteiga de amendoim

Ingredientes:

  • 1 cubo de caldo de frango;
  • 1 chávena de chá de manteiga de amendoim;
  • 2 colheres de sopa de salsa triturada;

Modo de preparação:

1 – Numa taça misturar a manteiga de amendoim com a salsa triturada;

2 – Misturar o cubo de caldo de frango com água morna numa chávena de chá;

3 – Encher os moldes para cubos de gelo com o caldo de frango equitativamente até metade;

4 – Colocar no congelador e deixar repousar durante 1 hora;

5 – Encher o restante dos moldes com a mistura da manteiga de amendoim e salsa;

6 – Colocar no congeladora durante cerca de 4 horas.

Sorvete de manteiga de amendoim e banana

Ingredientes:

  • 4 iogurtes naturais sem açúcar;
  • 1 banana;
  • 2 colheres de sopa de manteiga de amendoim;
  • 1 colher de sopa de mel;
  • Mirtilos.

Modo de preparação:

1 – Misturar todos os ingredientes, exceto os mirtilos, numa taça até possuir uma consistência uniforme;

2 – Colocar um mirtilo em cada molde para cubos de gelo ou moldes para gelados;

2 – Encher os moldes com a mistura;

3 – Colocar no congelador e deixar congelar.

 

Sílvia Honrado

Médica Veterinária